“Detrás del mundial” un espacio que aprovecha el mes mundialista para indagar en la historia política, social y económica de los países rivales de Argentina en Rusia 2018; así como trazar paralelismos y puntos de contacto entre naciones con tradiciones y culturas disímiles (o no tanto). Intentaremos salir de lo Obvio ( Ob : delante de – vía : camino), esquivar lo que tenemos enfrente, el fútbol y encontrar lo que tenemos detrás del mundial.

Por Alejo Otaño – @perroalejo


En la primera edición y por FM La Tribu recuperamos parte de la historia de Islandia. Escuchá el podcast acá. Consumada la proeza del martes de la mano de Messi, Rojo y compañía, nos metemos de lleno en la tercera edición de Detrás del Mundial. La edición sobre Nigeria se ausentó por exceso de nerviosismo.

Antecedentes

Poco se puede agregar que no se sepa del país galo. República, cuna de la revolución burguesa, y el principal destino turístico a nivel mundial (representa el 7% de su PBI, la visitan 83 millones de personas anualmente). Actualmente posee una población de 67 millones de personas.

Pero la relación entre Francia y nuestro país es estrecha y de larga data; al ser la primera la Meca en lo que a represión estatal y para-estatal se refiere, y pionera en aplicar reformas flexibilizadoras. Les propongo adentrarnos en estos dos ejes:

De Argel a Buenos Aires

De izquierda a derecha: Foto 1: Gral. Lagaillarde comandando sus tropas en Argelia – Foto 2: Palco del escenario montado por la vuelta del Gral. Perón – Foto 3: Parte de la Junta Militar.

El concepto de “Guerra Moderna” es uno de los ejes principales a la hora de estudiar la relación francesa con la represión argentina. Acuñado por los franceses luego de la guerra de Indochina, fue aplicado con sadismo en Argelia contra las Fuerzas de Liberación Nacional.

Es aquí donde entra en juego la OAS (Organización del Ejército Secreto, en francés), más conocidos como los Paracaidistas Franceses, organización paramilitar de extrema derecha creada por el Gral. Lagaillarde (foto 1).

En 1959 los ejércitos de Francia y la Argentina firmaron un acuerdo para la creación de una misión militar francesa permanente, cuyos asesores se instalaron en Buenos Aires, en la sede del Estado Mayor. Todos eran veteranos de Argelia. Son los mismos que estuvieron en el palco de Ezeiza durante la Masacre del 20 de junio del ’73 (foto 2), donde sólo se hablaba francés.

Éstos son los tres puntos principales de la Doctrina Antisubversiva francesa. Cualquier similitud con la historia argentina no es coincidencia:

  • Zonificación del territorio y el absoluto control por parte de las fuerzas militares
  • Detenciones masivas y Centros Clandestinos de Detención
  • Tortura como piedra angular de las operaciones militares, encubierta con el eufemismo de “tareas de inteligencia”, y la posterior desaparición del secuestrado a manos de “escuadrones de la muerte” que, en el caso argelino, arrojaban al Mediterráneo desde helicópteros a los argelinos sospechosos de pertenecer al Frente Nacional de Liberación (un antecedente de los vuelos de la muerte sobre el Río de la Plata).

Continuez, la réforme du travail

(Guarda que ahí viene, la reforma laboral)

Metete en el bardo, dale play. 360º y en 4K.

 

Macristas y Macrones se ponen de acuerdo a la hora de avanzar sobre conquistas sociales. Enviaron sendos proyectos de reforma laboral con distintos resultados.

Por el lado francés se busca entre otras cosas:

  • Poner límites a las indemnizaciones por despido improcedente, dejando un monto de referencia no obligatorio
  • Establecer que las pérdidas en las empresas justificarán despidos,  donde habrá un juez que compruebe que las firmas no “dibujen” nada.
  • Priorizar la negociación directa entre empresario y trabajador, sin intermediarios sindicales, ni sociales.

El conflicto continua hasta hoy, cuando miles de personas se manifestaron en contra de una nueva medida de ajuste que simplifica los despidos.

En cuanto al caso argentino, la reforma previsional de diciembre (y la feroz represión que desataron fuerzas municipales y federales) fue la antesala de lo que se viene.

En lo que nos toca a nosotrxs, el panorama es el siguiente:

  • Blanqueo de empleados con condonación de deuda por aportes patronales, o impositivos.
  • Creación de Fondo de cese que reemplazaría la indemnización laboral.
  • El cálculo de éste toman solo el sueldo básico, sin premios, presentismo, ni otro ingreso.

 

Y ahora, ¿Quién podrá ayudarnos?

Hace dos días, y luego de una efectiva huelga general que paralizó el país, el gobierno tomó la decisión política de abrir canales de diálogo con la conducción sindical más dialoguista, conformada por los “gordos” (grandes gremios de servicios) e “independientes”.

Además, busca mantener al margen a los Moyano, a quienes les achaca haber boicoteado la reforma laboral en diciembre pasado y las recientes negociaciones con la cúpula sindical, luego de que los recibiera el ministro de hacienda, Nicolás Dujovne.

En éste contexto, la CGT y los gremios más tradicionales buscan unirse, no sólo de cara al gobierno, si no al amplio avance de organizaciones de izquierda en comisiones internas y sindicatos.

La conducción sindical, en su mayoría, podría aprender de sus pares franceses, que a fuerza de huelgas generales y presencia en las calles, están logrando hacerle frente a la avanzada flexibilizadora y antipopular que nos proponen desde arriba.

 

Próxima entrega : ¡esperemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s