Entre las distintas formas de definir a Embajada boliviana hay una que, lejos de encasillarla como una banda mítica o de culto, resulta interesante: pioneros del indie platense. Esa descripción permite no remitirse solo al pasado sino resaltar un presente en el que bandas de la fructífera escena under de La Plata y el indie local que los tomaron de referencia, se dieron cuenta que era posible soñar locuras y concretarlas con pocas herramientas, principalmente, a partir de la libertad y la sensibilidad, dos componentes que Embajada sostiene y alimenta y por los cuales demuestra que es la banda más punk de la actualidad. El pasado viernes 23 de junio compartieron el escenario de Groove con Bulldog y Shaila en una “Fiesta Clandestina” y presentaron sus temas más recientes que integran el disco “Las mejores canciones del mundo”, como también aquellos de los ’90 que transportan al barrio, a la noche, al desamor; todo eso que en cada recital nos conecta con alguien como nosotros.

Por Carlos Sanabria @Hayquearar

Ph Adrián Aguirre


_ Nooo, ¡es acústico!

_ ¿Y si está bueno?

_ ¡Es acústico!

_ ¿Y si está bueno, qué?

Dos amigas debatían antes de que Embajada Boliviana iniciara su tercera canción de la noche. Julián Ibalorraza acomodaba sus letras, cambiaba su guitarra y tocaba el primer acorde de “Amor eterno”. Las dos se miraron, se pusieron a bailar y abrazadas cantaron juntas “ey nena, toma mi mano/ los espíritus ya se han enojado/ esta noche bailaremos juntos/ bailaremos del otro lado…”. En el fondo, una pantalla ilumina el logo de Embajada sobre una captura del Galaxian, viejo juego de Family al que la mayoría de lxs punkis presentes le habrá dedicado valiosas horas de su vida. Como a Embajada, la banda más punk de la actualidad, una de las pocas que al presentarse en vivo no te hace sentir como en un museo de rock.

_DSC0093

Por supuesto que no hay pogo, tampoco distorsión. El diálogo entre esas dos amigas refleja lo particular de los recitales de Embajada Boliviana. Lado A y lado B. Acústico y eléctrico, el modo en que se adaptaron para superar la enfermedad de Julián en los oídos y seguir haciendo música. En la noche en Groove hubo espacio para los clásicos, para revivir esas historias hechas canción durante los ’90 en La Plata, pero también para empaparse de “las mejores canciones del mundo”, el último disco de la banda que, grabado caseramente, es su nueva carta de presentación.

En ningún momento Julián va a pedir que el público se acerque. Es su voz la que invita a hacerlo. Con el correr de las canciones la timidez punk rocker se va desvaneciendo. Se avanza un paso, luego dos, luego otro más, y así hasta escapar del barullo del fondo. Termina “Me llevaré”, tremendo tema.  Hay aplausos y un puño en alto de Julián. “Gracias por el aguante, en serio. No me voy a cansar de decirlo, ¡aguante el punk!”, motiva.

 

 

Y de eso se trata. ¡Aguante el punk! Quizás haya quienes se hayan comido el verso que este estilo era una vestimenta, ignorando que la estética del punk fue una invención de Malcom McClaren, manager de los Sex Pistols, para obtener mayores ganancias en Sex, su boutique en Londres. O quizás lo hayan confundido con una especie de mandatos que hay que seguir casi religiosamente. Pero no, el punk es libertad y a su vez, es sensibilidad”.  Por eso a Julián le duele recordar “tus abrazos rotos, tu espejo enviciado, lo altivo de tu dolor” en “Y te vas”, por eso toca la melódica en “Perfume de Chivilcoy” y recuerda que es “un reflejo más de lo que nos sucedió, un cantante especial que canta cuando no estás”, por eso en “Monstruos” sostiene el micrófono como lo hacía Joey. Así, con su pelo largo con raya al medio, con su remera roja con la tapa de “End of the century” de los Ramones metida en el pantalón. Punk.

 

 

Si buscamos “Embajada Boliviana” en Google, el primer artículo que aparece es el de wikipedia. La descripción dice: “una banda de culto de punk rock argentina”. ¡No! Ningún mito, en este segundo tiempo están bien presentes, con nuevo disco, con buenas canciones. Y así llegó el formato eléctrico, con el Cabeza, Kuntacu, Matu y Juan, hermano de Cabeza, en voz. El hermoso sonido del “¡un, dos, tres, va!” y una de las mejores canciones que nos ha dado el punk nacional: “No tengo nada” con su declaración de amor universal “no tengo nada pero soy feliz/ no necesito, te tengo a ti”. Después sonó “Vergüenza ajena”, cover de Riff que Embajada hizo para el compilado “Con Pappo en las venas” en La Plata, el recuerdo de alguna tarde de lluvia y angustia en “Sin pensar”, la alegría de estar “solo caminando y dibujando mi futuro de bohemio en un papel” en “Corazones para tres” y “las mejores poesías del mundo” en la canción que le da nombre al último disco de la banda.

_DSC0267

¿Y qué será de Embajada en el futuro? “Que sea canción”, respondería un Julián Ibarrolaza ausente en el escenario, pero presente en cada melodía. Como “una bella canción de desamor”, Juan presentó “Pájaros en la ciudad” y luego llegaron los clásicos del viejo y querido “Soñando Locuras”. “Se va”, y la muy dedicable “Pobre corazón”, con sus reminiscencias al romanticismo, al dolor y a los Ramones: “¡Hoy tu amor, mañana el mundo!”. También estuvo Ricky Espinosa en ese viaje de excesos y tragedia que es “Pedro y Juan”, y de vuelta al barrio, a la noche, a las frustraciones de “Pateando Basura”: “me preguntaba si vos sabrías / que yo también tenía corazón / si para vos yo era un amigo o una especie en extinción / si mi presencia te conmovía / o al menos ella te daba diversión”.

 

Terminó “Memorias de la guerra”, una de los más sentidos homenajes a los ex combatientes de Malvinas y terminó la noche de Embajada Boliviana en Groove. Julián no estuvo para despedirse, lo hizo media hora antes aplaudiéndonos y tocando su corazón. “Es muy tarde para volver a empezar” dice una letra de ellos por ahí. No se preocupen. No pensamos cambiar. Los tenemos en dos mitades. Desde algún rincón del tiempo los queremos todavía.

_DSC0126

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s