Crónica/Música

Prendidos fuego: No te va gustar en el Malvinas Argentinas

img_1649

Una de las grandes incógnitas que atraviesan a las bandas de rock que tienen un público consolidado y llenan lugares es ¿se siguen sorprendiendo? ¿cuándo fue que cumplieron su sueño? ¿ o todavía siguen viviendo en él? No te va a gustar nació a los 16 años de Emiliano Brancciari (voz y guitarra)  y Gonzalo Castex (percusión). 22 años después recorren América Latina contando por miles a quienes se movilizan para verlos. La gira #ViajandoSinEspada los trajo al Malvinas Argentinas y le dio color a la noche del martes 6 de diciembre. 

Texto y fotografía: Marcelo González 


Prendidos fuego. Desde ese vagón del tren Urquiza que acerca al Malvinas Argentinas hasta la salida después de casi tres horas de música. No te va gustar pasó por Buenos Aires y nos dejó la complicidad eterna y el recuerdo de un afecto mutuo entre la banda y el público. Miles cantaron y saltaron en la tercera y última fecha de su tour #ViajandoSinEspada.

Claro, ahí estaban, ocultándose del sol de un martes. Todos amontonados tratando de zafar y ocupar cada espacio de sombra. Es una larga fila que pareciera no tener fin, ¿qué disco los habrá marcado más? ¿El viento fuerte que sopla? ¿El camino más largo? ¿Todo es tan inflamable? ¿O habrá debutantes con “El tiempo otra vez avanza como referencia? Listo, las puertas se abrieron, la gente va a ingresando a la verde recepción que posee el Microestadio Malvinas Argentinas mientras se despiden de los últimos rayos del sol. A las 20 y monedas, La Triple Nelson, uruguayos también, salió a bancar la parada. Y el trío bluesrockero liderado por Christian Cary se terminó ganando al público que hasta se sumó a corear y aplaudir sus últimos temas.

Todavía falta para que arranque No te va gustar, la única voz que ellos y ellas vinieron a escuchar. Esos momentos previos a que empiece a tocar tu banda, esa que te marcó, que te acompañó, que no dudaste en recomendar cuando y dónde fuera es uno de los pocos donde se puede pensar “no necesito nada”. Esas letras que te enganchan rápidamente, esas guitarras ásperas de melodías frenéticas y arremetedoras, o esas más simples, pegajosas y melosas. Miles esperando. ¿Y el calor? ¡Qué importa el calor!

No te va gustar siempre se caracterizó por el armado de la lista de temas y esta no fue la excepción. El set empezó vertiginosamente y bien arriba con “Más mejor”, le sucedieron “Cero a la izquierda” y “Con el viento” y antes de que hable por primera vez su frontman sonó un furioso “Fuera de control”. En este primer respiro Emiliano Brancciari avisó que iba a ser un show largo, y así fue, casi 3 horas de un recital que paseó por toda su historia, con un inicio desenfrenado y los clásicos de siempre en los cuales la banda ya no canta. Se ocupa el público porque son de ellos.

img_1637

Los oriundos de Montevideo tienen la particularidad de generar todo tipo de clima. La tranquilidad y la paz que genera “Verte reír” o “Clara”, esa historia contada de manera tan dulce y clara, valga la redundancia. También sonaron más y más clásicos, las más aclamadas por el público como “Tan lejos”, “No hay dolor” y “Nada para ver”. Y estuvo ese ir y venir, ese choque de ritmos y sensaciones y esa seguridad de que no estamos solos si ya nos quedamos a festejar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s