12976750_638795616267471_8105158072102173684_o

Semanas atrás, en nuestro programa de radio en FM La Tribu, entrevistamos a Mariano Corbacho, director del documental 70 y Pico, previo a su estreno. Este trabajo audiovisual gira en torno al desempeño que tuvo su abuelo, Héctor Corbacho, como decano en la Facultad de Arquitectura de la (FADU – UBA) durante la última dictadura militar. A partir de la pregunta”¿Abuelo, por qué te quisieron matar?” Mariano pone en tensión el cariño por su abuelo dentro del entorno familiar, con los interrogantes y la necesidad de entender sus responsabilidades durante el gobierno militar. El film ya puede verse en Cine Gaumont Espacio INCAA Km0.

Por Derrocando a Roca


_ Luego de 4 años de trabajo, ¿cuál es tu expectativa con el estreno de la película?

_Estamos sumamente entusiasmados, junto a Juan Pablo Díaz y Martín De Dios, los compañeros con los que estuvimos trabajando desde el principio. Emocionados esperando la repercusión en una sala tan grande como el Gaumont, con 2 funciones por día y dos semanas en cartelera. Vamos a ver todo lo que hemos podido generar a nivel apropiación de la película y las muestras que hemos hecho para tratar de instalarla un poco.

_¿Hubo algún momento puntual que te haya hecho emprender este trabajo sobre tu abuelo o fue un proceso que se fue dando en tu vida?

_Fue un proceso de cientos de charlas con mi abuelo en las cuales él siempre dejaba de manifiesto su posición sobre los hechos ocurridos en la última dictadura en la Argentina y años previos en la facultad, incluyendo su paso al mando de la misma en el año 1976. En ese sentido, todas esas dudas y preguntas que se fueron asentando, generó que, en épocas de estudio, mientras cursaba la carrera de cine documental en el Instituto de Arte Cinematográfico de Avellaneda, salió la posibilidad de hacer un trabajo práctico con materiales de archivo diversos y ahí decidí elegir la documentación que mi abuelo había guardado durante años en su paso por la dirección de la facultad. Esto eran cartas, amenazas de muerte, solicitadas del Ministerio de Educación. Con esos materiales hicimos un relato que, finalmente, tras cuatro años de investigación terminó decantando en 70 y Pico.

13939308_694827133997652_6430523897497126637_n.jpg

_Es interesante sumar una nueva perspectiva para seguir contando lo que pasó en la última dictadura militar. En este caso, lo que fuiste descubriendo en torno a la figura de tu abuelo, ¿resulta una novedad?

_Vale la pena mencionar que tengo veintinueve años; por lo tanto no tengo una ligazón directa a lo que pasó en aquel período histórico. Pero comienza a surgir una nueva generación, que nació en democracia, que se empieza a interesar. El punto de vista que decidimos contar, consultando a diferentes investigadores, teóricos y críticos de cine, no era conocido: en la cinematografía local no había otro trabajo que sea retratado por un familiar directo de un partícipe de la represión haciendo una mirada en oposición. Tenemos esa ventaja del punto de vista novedoso, que plantea un desafío. Siempre tratamos de posicionarnos para poder explicar los proyectos políticos en pugna y tratar de dar un salto cualitativo a una gran cantidad de producciones que se han hecho centrándose en las consecuencias del accionar represivo y no en las causas de por qué fueron “necesarias” instalar ese tipo de prácticas: qué era lo que venían a destruir, a desmovilizar. Y agrego que, dentro de lo que trabajamos en específico, el movimiento estudiantil universitario, no conocemos materiales, dentro del período, que retraten al movimiento estudiantil como un actor dentro de aquellos años. Sí hay producciones sobre hechos puntuales específicos como “el Cordobazo” o “La Noche de los Bastones Largos” o, incluso, sobre el movimiento estudiantil secundario como en “Flores de Septiembre”, “El Futuro es Nuestro”. Pero del universitario no conocemos ningún material que lo desarrolle.

_¿Cómo fueron los momentos en los que fuiste descubriendo lo que decían de tu abuelo, tanto en testimonios como en hechos documentados?

_Parte del análisis es poder retrotraernos hasta la intervención de La Noche de los Bastones Largos, 1966, para tratar de no segmentar la historia en hechos fundacionales como el 24 de marzo de ese año. Sino que para poder explicarlo nos tuvimos que ir a 10 años atrás. En ese sentido poder consultarles a todos los testimoniantes sobre qué era lo que estaba pasando dentro de la facultad, lo que se estaba generando desde el campo popular, qué propuestas novedosas existían y demás. Eso nos pareció importante y está de manifiesto en la película. También era inevitable poder consultarles a todos estos actores sobre su visión de la figura de mi abuelo. Todos tuvieron mucho respeto a la hora de encarar una respuesta franca, cara a cara conmigo. Siempre con una genuina sinceridad de poder contar sus vivencias personales y apreciaciones. Dicho sea de paso, muchos de ellos, han testimoniado en diferentes causas, dentro de la mega causa ESMA, y mencionaron a mi abuelo como actor determinante sobre el destino de vida de muchos estudiantes.

_¿Hubo alguna consecuencia o tensión dentro de tu entorno familiar por tu trabajo?

_Gran parte de mi familia aparece retratada en la película. Incluso mis hermanos y mi vieja me acompañan mucho a las proyecciones y la difusión que hacemos. Siguen cabeza a cabeza la vida de la película. Afortunadamente no ha traído ningún tipo de consecuencias hacia el vínculo más personal; todo lo contrario, tuve un apoyo muy grande. En parte, hacer esta película, empezando temerosamente, era uno de los miedos que tenía, la repercusión en la familia.

14732130_734440563369642_2516319644159816179_n.jpg

_¿Cuál fue tu saldo personal en relación a la tensión del cariño familiar y el cuestionamiento del accionar civil?

_Parte de las contradicciones afectivas que se desarrollan quedan de manifiesto en la película. Lo importante para mí era poder entender cuál había sido el nivel de participación de mi abuelo dentro de la represión. Cuál había sido su alcance y sus diferentes posiciones ante hechos particulares. Me siento tranquilo de poder haberme dado la tarea de indagar y profundizar, conociendo otra mirada, superando la vida familiar. Ha sido un saldo súper positivo haber hecho la película y poder enfrentar la tarea que tratamos de hacer, dentro de nuestras posibilidades, con la mayor dedicación y profesionalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s