2

Romina del Plá es Secretaria General del SUTEBA La Matanza y dirigente de la Coordinadora Sindical Clasista – Partido Obrero y de Tribuna Docente. Luego de un paro nacional docente convocado por CTERA con movilización al Ministerio de Educación, sumamos su voz para analizar el contexto actual de la lucha docente. ¿Qué “cambios” ha habido en la provincia de Buenos Aires a nivel educativo? ¿Qué críticas la hace al dirigente Roberto Baradel? ¿Cuál es su mirada sobre las futuras evaluaciones APRENDER 2016?


El martes 27 de septiembre, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) convocó un paro nacional docente que tuvo un masivo acatamiento. Los motivos de la medida de fuerza fueron el pedido de reapertura de paritarias, el rechazo a la evaluación “Aprender 2016” que se realizará el próximo 18 de octubre y a cualquier intento de modificar las jubilaciones docentes, y el inmediato aumento del presupuesto educativo. Esta movilización fue una muestra más de la capacidad organizativa que tiene la docencia en nuestro país, y que ya se había visualizado en la Marcha Federal convocada por las dos CTA y que concluyó en Plaza de Mayo el 1° de septiembre.

Romina del Plá es Secretaria General de SUTEBA La Matanza, de la conducción multicolor que enfrente a la conducción celeste cuyo máximo dirigente es Roberto Baradel.

1

_ ¿Qué cambió a nivel educativo en la Provincia de Buenos Aires con la llegada de María Eugenia Vidal a la gobernación?

_ Tenemos una profundización de una situación que veníamos arrastrando. El atraso en el pago de salarios y la falta de nombramientos de cargos docentes sigue estando. La falta de una política de infraestructura integral continúa, el sostenimiento de toda la política de precarización educativa sigue desenvolviéndose. La demanda en comedores por ejemplo se sigue incrementando y es doblemente gravoso cuando falta personal y la escuela se encuentra con problemáticas ligadas al lugar y al contexto en el que está colocada. Más chicos quieren ir a comer. Por eso se explica la lucha en la provincia, para pararle la mano al gobierno, por ejemplo con la evaluación educativa, que se presenta para saber “cómo les va a los chicos”, pero en verdad es para presentar que la culpa de todos los males la tienen los docentes mientras el Estado evade sus responsabilidades.

_ ¿Qué balance hacés de haber adherido a la Marcha Federal?

_ La docencia está en un proceso de lucha, participar de la marcha forma parte de este proceso. Pero nos pareció importante ir con independencia política de este espíritu de los convocantes. Por eso armamos una columna independiente, con los sectores sindicales de los SUTEBA multicolor, AGD, SUTNA y distintos gremios que tienen direcciones clasistas y antiburocráticas. Marchamos reclamando el plan de lucha y el paro nacional que viene demorado; dijeron que ahora empezaba la cuenta regresiva. Algo que parece una cargada cuando ya hace ocho meses que estamos frente a estas medidas de ataque a los trabajadores.

Fuimos con una delimitación muy clara en relación a las intenciones políticas de los convocantes. En el sentido de que veíamos que, más allá de la consigna del reclamo de la apertura de la paritaria salarial, los despidos y los tarifazos, había una impronta sometida a todo el elenco kirchnerista que está intentando regresar o presentarse como alternativa política a la debacle del macrismo. Como si ellos no hubieran sido los que les allanaron el camino.

3

_ ¿Cómo ves el accionar de la dirigencia de CTERA y del Secretario General de SUTEBA Roberto Baradel?

_ Tenemos una polémica abierta con la conducción de SUTEBA porque consideramos gravísimo haberle firmado la paritaria salarial a principio de año a Vidal. Ha sido un error garrafal porque para aceptarlo, se manipularon los resultados de las encuestas que se mandaron a hacer a los docentes. (NdeR, la conducción de SUTEBA dejó en manos de cada seccional si aceptaban o no la propuesta salarial por parte de la Provincia de Buenos Aires). La foto del inicio  de clases con “normalidad” fue lapidaria porque le dio al gobierno un aire que no tenía por sus propias políticas, le dio mucho tiempo a Vidal para que siga con su discurso y para presentarse ante la sociedad diciendo “¿vieron que yo sí pude empezar el ciclo con normalidad?”. Ha sido una concesión enorme que se le hizo a su gobierno y ahora se pagan las consecuencias. La propuesta era completamente insuficiente, pero ahora Vidal no quiere abrir paritarias porque impuso sus condiciones. Y la respuesta es débil, tardía. En este punto, para nosotros, esto refleja que no tienen voluntad de ir a afrontar a fondo estas políticas. Por eso todo es a cuenta gotas, forzado.

_ ¿Por qué considerás que son “reacciones tardías”?

_ Hay dos aspectos. El primero es que, así como sostuvieron políticas del gobierno anterior, hay cuestiones en las que tienen diferencias de grado o matiz nada más con las medidas que se está llevando adelante el gobierno actual. Y, por otro lado, desconfían de los trabajadores que dicen representar. Los mismos docentes, que pueden haber votado a Vidal, están dispuestos a enfrentarla cuando toma medidas que no corresponden. Estas reacciones tardías reflejan sus propias contradicciones y no lo que opina realmente la docencia.

4

_  La docencia en Argentina ha recibido distintas agresiones y formas de menosprecio de parte de los gobernantes en el último tiempo. Desde el “tienen tres meses de vacaciones” de Cristina Fernández, hasta la crítica a los paros por parte del Ministro Esteban Bullrich porque la diferencia es irrecuperable” con las escuelas privadas. ¿Cómo se hace para enfrentarse a este sentido común que ve como negativo un paro porque “los únicos perjudicados son los chicos”?

_ Es un tema complejo. Hay que explicar que es el propio gobierno el que vacía la escuela pública al subsidiar la escuela privada. La que le garantiza el negocio educativo es el propio gobierno; como el anterior. Ese es un primer punto por el cual la escuela pública funciona deficitariamente. Otro punto es que hay que salir a pelear juntos por la defensa de la escuela pública. Cuando podemos plantarnos frente a los padres, explicarles y sumarlos se crea una alianza que es muy difícil de derrotar. Nos sostiene mucho cuando juntos planteamos una lucha por un comedor, arreglos de una escuela o abrir una nueva para que los chicos tengan la cantidad de docentes necesarios.

_ ¿Cómo encaran desde la docencia las evaluaciones enmarcadas en el plan nacional de evaluación Aprender 2016 que se van a hacer en octubre?

_ Se trata de una evaluación que busca evaluar el rendimiento a través de una prueba estandarizada, igual para todo el país, de modo que no pueden expresarse las particularidades de cada lugar. El objetivo es establecer un ranking de escuelas y va a dar resultados brutalmente desiguales. En un montón de lugares va a dar muy mal mientras que en los sectores privilegiados va a dar relativamente bien, lo podemos decir de antemano. Esta evaluación no tiene que ver la luz porque es un ataque violento a la educación, no va a aportar nada. Lo único que va a lograr es aumentar la estigmatización y la desigualdad. Es un avance para establecer una evaluación sobre la docencia e introducir elementos para establecer salarios diferenciados. Por eso estamos abriendo un debate desde nuestros sindicatos; primero con los docentes y luego con los padres y estudiantes secundarios para explicar el alcance de lo que implica esta evaluación, y avanzar en un movimiento que lo enfrente y denuncie sus objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s