10690029_703776319740342_2402696678314164071_n

“Contra Paraguay ” es un documental que indaga en la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870), un suceso que atraviesa la historia trágica y grandiosa del pueblo paraguayo, y cuyas consecuencias son visibles aún hoy. ¿Cuáles fueron las causas de la guerra? ¿Cuáles eran los intereses de las cuatro naciones implicadas? ¿Qué rol jugaron las grandes potencias europeas? Previo a su reestreno el 11 de agosto en el Espacio INCAA Arte Cinema (Constitución, CABA), nos visitó en nuestro programa de radio, Federico Sosa, director del documental.

Por @Hayquearar  @SanjPelle @FanuSantoro


La guerra de la Triple Alianza es uno de los episodios más trágicos de la historia en América Latina. Las consecuencias fueron medio millón de muertos y casi el exterminio de la población guaraní. Paraguay había crecido bajo un modelo distinto al de sus vecinos: sin guerras civiles en su espalda,  con una economía  proteccionista y orientada al mercado interno y con un Estado omnipresente. Tuvo la primera fundición de hierro y el primer  telégrafo y  ferrocarril de Latinoamérica. Luego de la guerra todo eso desapareció.

En la Argentina aparece como un episodio oculto, accesible solo para interesadxs en la historia. Uno de ellos es el cineasta Federico Sosa, quien influenciado por sus lecturas de chico sobre el tema y por la admiración ante el documental “Campo de batalla” de Cándido López, estrenó recientemente “Contra Paraguay”. ¿Cómo entender esta guerra de la que se sabe poco y nada? ¿Fue una guerra entre países? ¿Se aliaron Argentina, Brasil y Uruguay en contra del Paraguay? Luego de estar un mes en el cartel en el Cine Gaumont y expectante por el reestreno en la sala Arte Cinema, esto nos dijo Federico Sosa en FM La Tribu.

IMG_8280
Federico Sosa / Ph Marcelo González

_ Paraguay nunca se llegó a recuperar de la guerra de la Triple Alianza.  Pasaron casi 150  años y el desarrollo posterior de Paraguay sirve para pensar en las consecuencias…

_ La guerra permitió que el país fuera tomado por terratenientes. Los gobiernos que se suceden a la misma son presidentes paraguayos títeres de esos intereses. Después, a principio del siglo XX ocurre la guerra del Chaco, donde Paraguay y Bolivia se enfrentan por intereses petroleros de las grandes potencias. Luego llegó la dictadura sangrienta de Alfredo Stroessner que duró más de treinta años… Sí, es un país muy golpeado, no se puede recuperar. Hoy es el país más desigual del mundo respecto al reparto de tierras.

_ Un aspecto interesante del documental son los testimonios que recogiste en tus viajes al Paraguay. ¿Cómo fuiste recogiendo la historia oral?

 _ Me encontré con gente cuyos abuelos o  bisabuelos habían hablado con los sobrevivientes directos de la guerra y le habían transmitido todo lo sucedido.

_ ¿Se generó un resentimiento hacia el pueblo argentino?

_ Quizás más con Brasil, porque la última etapa de la guerra, el último año y medio después de la toma de Asunción, estuvo a cargo del ejército brasilero en su mayoría. De hecho, el comandante en jefe Gastón de Orleans, conde de Eu, era el yerno del emperador de Brasil Pedro II. Pero es un error pensar la guerra como que tres países atacaron a uno, también lo es explicar la guerra como tres países que actuaron financiados por Inglaterra, es más complicada la cuestión. En Contra Paraguay intentamos explicar un poco eso, porque había conflictos en Buenos Aires con el interior del país, había conflictos en Uruguay entre el gobierno blanco y el partido colorado, y en Brasil, el ejército eran esclavos iban a la guerra a cambio de la libertad. Hay una serie de cuestiones que no se explican desde una postura nacionalista estúpida. En el Litoral, Corrientes, Entre Ríos, los caudillos federales estaban en contra de la guerra y su enemigo durante todo el siglo XIX había sido Buenos Aires, nunca el Paraguay.

_ De hecho, en un momento se espera un levantamiento de Urquiza hacia Solano López y eso nunca llega.

_ Todo el partido federal estaba esperando que Urquiza se levante contra Buenos Aires, pero hace unos negociados con el mitrismo y cuando se tiene que levantar se une al ejército aliado. Deja sin caballos a todos los gauchos y los manda al ejército aliado, a pesar de que ellos no estaban de acuerdo.

11174720_725328080918499_7140122058230195172_o

_ En Contra Paraguay recurrís a historiadores que podrían ser considerados como parte de “la historia oficial”. De hecho aparece un historiador que tiene un cuadro de Mitre detrás y una historiadora paraguaya que se reía al pensar que Inglaterra podría haber financiado la guerra ya que argumentaba que “el imperialismo nació veinte años después”. ¿Cómo fue laburar con esas fuentes? Porque la película tiene una mirada, no es objetiva, pero quizás el trabajo con esas fuentes diversas le da más poder a lo que se quiere contar…

_ La idea era entrevistar a las distintas voces de Paraguay y Argentina y después discutirlas. La película está planteada de esa manera para que sea un relato dramático, como debería ser todo documental para que el espectador se interese. Porque si yo a los diez minutos de película te digo lo que pienso, y todos los personajes que siguen después dicen lo mismo, es una película aburrida. La idea era armar una discusión más allá de lo que uno piense y tratarla con el mayor respeto que se merece. Porque todos colaboraron con el documental, más o menos “oficiales” o “tradicionales”.

10649799_608736499244325_5862903040226510939_n

_ ¿Qué análisis hacés de la figura de Francisco Solano López? ¿Cómo se vive en Paraguay? Porque el discurso de la heroicidad, esto de “morir de pie” choca con la tragedia, con el medio millón de muertos. ¿Se podría haber parado la guerra antes?

_ Fue como una bola que se fue armando y que después no tuvo vuelta atrás, más allá de las decisiones tomadas. Por ejemplo, Mitre dice, “en quince días en los cuarteles, en un mes en la campaña y tres meses en Asunción”. Pero la guerra duró cinco años. El mitrismo tenía intereses en una guerra internacional para poder aplacar los problemas que tenía en las provincias. Además hay negociados importantes con el conflicto bélico. Los ejércitos paraguayos, que tenían fusiles con un alcance de cincuenta metros, se enfrentaron con el ejército aliado que tenía armamento que venía de Europa y alcanzaba los objetivos a cuatrocientos metros. Las batallas eran masacres y el ejército paraguayo no se rendía. Después de la toma de Asunción, Solano López rearma el ejército y se niega a capitular. Ahí podés empezar a discutir si el tipo estaba loco o tendría que haber frenado antes para evitar una masacre, pero él no lo hizo. Lo que no creo es que los aliados hubieran previsto semejante resistencia de parte del Paraguay.

1497904_608727429245232_8006362271207933518_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s