Derechos Humanos/Entrevista

Rubén Dri: “Bergoglio estuvo en contra de nosotros, limpió al máximo lo que era la teología de la liberación”

12894362_10206293364356315_598768043_oRubén Dri, teólogo, filosofo e integrante  durante la década del setenta del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, recuerda cómo se vivió la última dictadura cívico-militar al interior de la Iglesia Católica: el rol de la jerarquía eclesiástica, la teología de la dominación y la persecución a los defensores de la iglesia tercermundista. Además, la historia de Bergoglio y su actual rol como Francisco.

Por Santiago Pellegrini @sanjpelle  y Pablo Lescano

Fotos: Pharu Fotografía


_ ¿Cuál era la situación de la Iglesia Católica argentina cuando se inició el golpe de Estado de 1976?

_ Había una división muy profunda en la Iglesia. Por un lado, se encontraba la jerarquía eclesiástica, la parte hegemónica, que no sólo estuvo de acuerdo con el golpe militar, sino que lo acompañó y legitimó desde su propia teología, contribuyó a la construcción ideológica con la cual se legitimaba la dictadura militar. Por otra parte, un gran sector de la iglesia estaba partido, en esa época yo pertenecía al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, el cual era un espacio que tenía una cantidad de comunidades de base, tanto laicas como religiosas, que estaban muy comprometidas en un proceso de lucha social y política por la liberación. Esta iglesia tercermundista se daba principalmente en la base, pero atravesaba toda la estructura, de hecho había obispos muy comprometidos, hasta dos que fueron asesinados: Angelelli en la Rioja y Ponce de León en San Nicolás. La dictadura militar, al interior de la Iglesia, le hace un favor a la jerarquía eclesiástica, que aprovecha el proceso para limpiar la distorsión que expresábamos nosotros en nuestra búsqueda por recuperar en esa etapa las raíces históricas y liberadoras del cristianismo, fundamentalmente desde Jesús de Nazaret, los primeros grupos cristianos y las primeras asambleas cristianas. Por eso nos encontrábamos enfrentados al poder económico, al poder político, al militar, y la jerarquía estaba aliada con esos poderes. Cuando termina la dictadura militar, de hecho, la iglesia tercermundista queda completamente destruida, diezmada, con una cantidad enorme de sacerdotes, de religiosos, que fueron encarcelados, torturados y desaparecidos. Muchos otros tuvieron que salir al exilio (mi caso por ejemplo) o al exilio interno, lo que significaba destruir todo aquello que se había construido. Cuando termina la dictadura tenemos una jerarquía católica totalmente desprestigiada, por su compromiso con la dictadura militar, y una iglesia tercermundista destruida, devastada, sobre el cual comienza un proceso de recuperación.

_ ¿Cómo se salda esa disputa, esa batalla entre dos sectores opuestos al interior de la Iglesia, con el advenimiento de la última dictadura?

_ La Iglesia tercermundista queda derrotada. Sobre todo sufre una derrota física, pero también ideológica, teológica, en la medida en que esta teología no puede expresarse orgánicamente. Hoy en día quedan grupos que siguen trabajando, que se siguen recuperando, pero naturalmente hay una gran destrucción. Lo que se construyó sobre todo a fines de la década del ’60 y principios de los’ 70, fue destruido.

12596744_10206293364316314_424386394_o

_ ¿Qué legados se pueden ver hoy en día de esa teología de la liberación?

_ El más visible es el grupo de Curas por la Opción por los Pobres. No es lo mismo, son épocas, etapas distintas, nuevas generaciones de curas que en un contexto diferente retoman esas mismas banderas: la de Jesús de Nazaret, del cristianismo primitivo, de liberación. Retoman esas banderas desde un aspecto político que se lo asume. A nivel de los cuadros de la Iglesia, este movimiento es la expresión más clara de esta continuidad. Por otro lado, están también los curas villeros, pero que hacen una tarea más asistencial, no asumen el aspecto político como los Curas por la Opción por los Pobres. Los curas villeros, con esta salvedad, también pertenecen a esta iglesia que no es la de la dominación, sino que es la iglesia que busca comprometerse con los sectores populares, con la liberación.

_ ¿Cuál fue el rol que ocupo la jerarquía eclesiástica durante la dictadura?

_ El rol fundamental fue el de legitimar el golpe militar y su accionar, legitimar la tortura y la desaparición de personas. A su vez, presentaron frente al mundo al gobierno militar como uno respetuoso por los derechos humanos, el cual había venido a sacarnos a nosotros de la subversión, de la anarquía. Era un papel muy importante, porque internacionalmente presentaban a la dictadura como un gobierno sano que había venido a salvar al país. Además, la Doctrina de Seguridad Nacional, sobre la cual se apoya la dictadura, era insostenible sin una teología que la sustente, ya que esta doctrina cuenta precisamente con bases teológicas: es la lucha del bien contra el mal, de Dios contra el demonio, el mundo occidental cristiano contra el oriental marxista – comunista que venía a destruir nuestra sociedad. Además, está comprobado que hubo presencia eclesiástica en las torturas. El único condenado hoy es Von Wernich, que fue parte integrante de la desaparición de un grupo. Estuvo encargado precisamente de una operación. Pero también a  monseñor Plaza se lo ha visto, monseñor Medina por allá en Jujuy… Ha habido presencia en las torturas y, además, legitimación de las torturas. Daban plazos, de 24 o 48 horas, ahora no recuerdo, pero se podía torturar determinado tiempo, justificando eso a partir de Santo Tomas de Aquino y otros textos teológicos. Es completamente aberrante pero fue así.

vonwer

Christian von Wernich, el único eclesiástico condenado hasta la fecha.

_ Dentro de la teología que legitimo el accionar de la dictadura, se encuentran términos como “guerra santa” o “guerra justa”. ¿Cómo se explican estos conceptos dentro del contexto del terrorismo de Estado?

_ Ese es un problema histórico en la Iglesia, que siempre se ha comprometido con matanzas, con crímenes, con genocidios. El tema de las cruzadas no es un tema menor. Pero, además, eliminaban a los herejes, que eran los subversivos. Hubo eliminaciones masivas, por ejemplo a los cataros en el sur de Francia, los albigenses, con ejércitos los liquidaron. Toda la conquista de América, la legitimación teológica que se hizo de un genocidio de los más tremendos, fueron millones. Ahora, también estaba la contracorriente, Bartolomé de las Casas por ejemplo, los misioneros que trataban de defender a los pueblos originarios, lo que nosotros consideramos los antecedentes de lo que fue el tercer mundismo. La Iglesia estuvo muy comprometida con estos genocidios. Hay una teología que lo legitima, la cual toma no del Evangelio, sino desde determinados textos filosóficos, por ejemplo de Aristóteles o de Platón, donde se habla del esclavo por naturaleza. Una filosofía hecha desde la dominación, y sobre esas bases filosóficas se construye toda una teología que yo llamo la teología de la dominación, que se legitima con que el cristianismo tiene que luchar por el reino de Cristo, que es la Iglesia, la cual como reino es un poder, y hay que luchar por ese poder, que es a su vez el poder de Cristo. Con esto traiciona concretamente el proyecto de Jesús de Nazaret, que es precisamente todo lo contrario. Cuando se construye una institución, desde y para el poder, entonces hay dos cosas que forman parte de ese proyecto: el crimen y la mentira. Para imponer un proyecto de dominación, enfrentas a quienes van a pelear en pos de sus derechos, y como el poder de dominación tiene que triunfar, ahí se genera el crimen. Y como no pueden legitimar todo eso, falsifican la historia. La iglesia ha ido haciendo a lo largo de los años una cantidad de falsificaciones de la historia que ya forman parte de esa construcción de iglesia.

_ Esta mancha o manto de sospecha que cae sobre la jerarquía católica, ¿Cómo afecta la fidelidad de los creyentes?

_ Hay una gran cantidad de creyentes que han dejado de ir a Iglesia, que han dejado de creer en la jerarquía eclesiástica, que ha quedado muy desprestigiada. Esto naturalmente que ha interferido mucho. La Iglesia se constituyó como aliada a la derecha, en el sentido de estar con el poder y desde ahí avalar una Junta militar y un gobierno criminal. Esto tuvo mucha influencia y desprestigio a la Iglesia, que además nunca termino de hacer una autocrítica seria, no lo pudo ni lo puede hacer. Con el advenimiento de Bergoglio como Papa, hay una recuperación de la Iglesia a nivel internacional, pero acá su jerarquía sigue siendo la misma, no toman un paso decisivo en su recuperación, queda totalmente atrasada, muy metida con los sectores de poder, sin poder desligarse. La figura de Francisco no es suficiente. Es cierto que él tiene un gran poder desde el Vaticano, un gran poder simbólico y también de intervención práctica, pero la Iglesia no es simplemente el Vaticano, es un aparato inmenso, que tiene estructuras donde están los obispos, con determinada concepción que para cambiarla, se requiere mucho tiempo y nuevas generaciones. La jerarquía eclesiástica es una jerarquía opaca, que cuando interviene políticamente lo hace con la derecha.

12894418_10206293364396316_1236170184_o

_ ¿Cómo se avanza hoy en día en los procesos judiciales que involucran a los clericales?

_ Hay avances, pero pocos. Una cantidad de capellanes han muerto, se han salvado de esto. Se está avanzando, con mucha más dificultad que en otros casos. Es mucho más fácil condenar a un militar que condenar a un eclesiástico, porque simbólicamente el eclesiástico genera un cierto tipo de temor, porque la Iglesia… El Ejercito en ultimo termino esta acá en el país, la Iglesia es internacional, es universal, tiene otro peso. Igualmente, se avanzó, tocar a un cura hasta hace no demasiado era prácticamente imposible. Además, esta también el concepto que genera un tipo de conducta que hace que el cura en la Iglesia, el obispo, es sagrado, y tocarlo es un sacrilegio. Eso, naturalmente, penetra en la sociedad, en el pueblo, y el dirigente político lo tiene en cuenta. Creo que se debe avanzar en dos ámbitos fundamentales: en la conciencia y en la estructura política. Con el kirchnerismo se avanzó bastante, y ese fue un problema que tuvo Bergoglio con Kirchner… Una cosa es Bergoglio y otra cosa es Francisco… Porque Bergoglio, mientras estuvo acá, quería el poder de la Iglesia, y eso Kirchner se lo retaceo. Es el primer gobierno argentino que se planta frente al poder de la Iglesia y dice: “no en este ámbito, aquí es el Estado”. Como hay una determinada conciencia, el kirchnerismo pudo, por ejemplo, legalizar el matrimonio igualitario. Para avanzar, necesitas las dos cosas, la conciencia y la acción política. Ahora, con respecto a la educación, la salud reproductiva, todo lo que es el tema de la moral, lo que llama la Iglesia, ahí el Estado tiene que avanzar mucho más._

_ ¿Cuáles son las diferencias que encontras entre Bergoglio y Francisco? ¿Qué rol tuvo acá en la Argentina y qué lugar ocupa ya a nivel internacional?

_ Está cumpliendo un papel muy distinto al que cumplía como cardenal acá. Él está ahora frente a un poder universal, el de la Iglesia, que estaba muy deslegitimado, en decadencia, muy golpeado por su tremendo compromiso con la destrucción masiva que es el neoliberalismo a nivel mundial. Francisco ve con mucha claridad que para recuperar a la Iglesia tiene que naturalmente desligarse del neoliberalismo, condenarlo como tal y a su vez apoyar plenamente aquellos ámbitos, lugares donde la Iglesia se puede recuperar, que es Latinoamérica. Las poblaciones católicas están en los pueblos latinoamericanos. Y esos pueblos latinoamericanos, castigados por el neoliberalismo, son sobre los cuales la iglesia puede legitimarse, puede afirmarse. Como Bergoglio estuvo en contra del proyecto nacional y popular, hoy está a favor, hoy juega otro papel, defiende los movimientos populares y sus conquistas en un contexto difícil, en donde el neoliberalismo vuelve a avanzar con una agresividad impresionante. Con respecto a Bergoglio, no es lo mismo que Francisco, hay cosas muy oscuras en la figura de Bergoglio. Su comportamiento durante la dictadura militar deja mucho que desear. Hay una culpabilidad de él en el caso Jalics y Yorio… He leído toda la narración que hace Yorio y creo que es verídica, y hay cosas ahí que son verdaderamente lamentables. Bergoglio estuvo en contra de la teoría de la liberación, estuvo en contra de nosotros, de hecho, limpio al máximo todo lo que era la teoría de la liberación. Él, en ese momento, estaba en la derecha, viene de Guardia de Hierro, de la juventud de derecha peronista. La Universidad del Salvador se la entrega a Guardia de Hierro, y ahí es donde se da el titulo Honoris Causa a Massera, cuando Bergoglio tenía mucha influencia en la universidad.

12874274_10206293364276313_1549757432_o

_ ¿Se vislumbra alguna posibilidad, dado su actual rol, de una apertura, una desclasificación de los archivos del Vaticano, de la Iglesia?

_ Creo que es posible, se da su tiempo. Él ha venido avanzando. Uno naturalmente exige, y tenemos el derecho y el deber de exigir, pero él se maneja con otros tiempos. Ha avanzado bastante, tengo esperanza… No la tenía, yo estaba en contra de su elección como Papa, por la actuación que había tenido acá. Ahora, viendo lo que ha hecho hasta ahora, con las limitaciones, creo que ha avanzado mucho más de lo que cualquiera de nosotros pudiese haber pensado.


2 pensamientos en “Rubén Dri: “Bergoglio estuvo en contra de nosotros, limpió al máximo lo que era la teología de la liberación”

  1. Me pregunto si su actitud pasada sigue vigente, solo subsumida apenas por un soplo superficial de mirada revolucionaria, como para endulzar su gobierno.
    Si fuese distinto, si él, Bergoglio asumiese su responsabilidad aflorando en Francisco, expirando un mea culpa, un reconocimiento al error de su pasado como clerigo, confesando públicamente su nuevo él, denunciándose a él mismo, quiero decir, creo que apaciguaría de verdad nuestro espíritu, nos daría esa calma que tanto necesitamos aquellos que hemos llegado a odiar a la curia y sus adláteres.

  2. Pingback: Estaba en contra de su elección, por la actuación que había | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s