Lxs Invisibles

Semanas atrás, tuvimos en FM La Colectiva la visita de Nicolás Bari, referente de Jóvenes Pro. Más allá del debate sobre construcción política de la fuerza que lidera Mauricio Macri, hubo tiempo para el debate sobre las políticas de vivienda que llevó adelante el Pro en la Ciudad de Buenos Aires. Desde la agrupación Lxs Invisibles desmenuzaron algunos de los posicionamientos esbozados por Bari, que con habilidad, faltaron a la verdad o escaparon por los lugares más cómodos.

Por Agustín Bontempo @AgusBontempo


Hace ya tres años que Lxs Invisibles participamos del programa de radio ‘Derrocando a Roca’, donde hemos puesto sobre la mesa la grave crisis habitacional que en la ciudad de Buenos Aires se acentúa sostenidamente. Nuestra militancia y el relevo de datos concretos nos habilitan a impulsar esta afirmación. Sin embargo, hace algunos días tuvimos la posibilidad de intercambiar opiniones con Nicolás Bari, referente de Jóvenes Pro, quien postuló datos radicalmente opuestos a lo que venimos denunciando y por lo que luchamos a diario.

Escriturar o urbanizar

Uno de los primeros títulos que Bari esbozó fue que:

En temas de villas el gobierno de la Ciudad tiene una política clara; que es la escrituración de los títulos de propiedad para que cada persona sea dueña de su casa y para urbanizar primero hay que escriturar”

Este primer punto es inexacto. Al contrario de esta excusa, para escriturar primero hay que urbanizar. Las villas se caracterizan por no cumplir con planificación urbanística, razón por la cual a la hora de afrontar un proceso de urbanización, es pertinente tener diagramas realizados por arquitectos e ingenieros, contemplando, siempre, la organización socio-cultural de cada zona.

Por ejemplo, en Villa 31, el macrismo se niega sistemáticamente a avanzar con su urbanización porque son terrenos que pertenecen al Estado Nacional. Sin embargo, realizan obras de maquillaje que sirven para vender como acción gubernamental el proceso de urbanización del barrio. Esto es, pintar las viviendas “a la vista” del conjunto de la sociedad, hacer algunas canchas de fútbol o la insólita instalación de semáforos en lugares que no hay calles. Aquí la excusa planteada por el Pro tiene asidero, pero es un caso aislado: la mayoría de los barrios no tienen este conflicto de propiedad y disputa de territorio. De todas maneras, demos un voto de confianza. La Capital Federal y la nación serán gobernadas por el mismo partido. Ya no habrá excusas.

Invisibles II

Tres barrios tres

“La ex villa 6 hoy esta urbanizada y es un barrio, la ex villa 19 hoy esta urbanizada y es el barrio Cildañez, Piletones incluso tiene una sede del Banco Ciudad”, afirmó Bari.

Más allá de la falta de precisión (Villa 6 es Cildañez y Villa 19 es Inta), un punto a favor es que efectivamente los tres barrios indicados tienen obras de infraestructura que el gobierno ha realizado, pero hoy estas obras se encuentran paradas. Esto, sin embargo, dista de ser un proceso de urbanización, que, dicho sea de paso, sigue siendo denunciado por vecinos y vecinas, quienes han sido desplazadas por el Pro de participar como integrantes de dicho proceso. Aunque lo más destacado es lo que agrega después:

“Sabemos que no es sencillo, nunca se había urbanizado una villa en la ciudad, y ahora hay tres. Se escrituraron títulos de propiedad, con lo importante que es para una persona sentirse dueña de un terrenito, y con eso pueden elegir vender ese terreno y tal vez irse a vivir a otro lugar o quedarse y recibir la urbanización del gobierno”.

 La decisión de otorgar títulos sin procesos urbanísticos completos ha sido el método por excelencia que el Pro ha impulsado para llevar adelante procesos de erradicación. Consigue desalojos por métodos pacíficos, habilitando la venta de las tierras a montos que no suelen garantizar la vivienda digna de nadie, sino que terminan favoreciendo la especulación de empresas que compran esos terrenos a precios más económicos, para luego venderlo a valores considerablemente inaccesibles para cualquier trabajador o trabajadora. El intento emblemático de esta medida fue el famoso pacto Pro-K, donde la compañía IRSA, que construiría torres inmensas frente a la Villa Rodrigo Bueno, financiaría también la urbanización del barrio con valores que nunca podrían ser suficientes, pero que sí habilitarían desalojos “pacíficos”. Esto pudo detenerse gracias a varias e intensas movilizaciones desarrolladas por vecinos, vecinas y organizaciones sociales y políticas.

Hay un caso importante para destacar en la misma línea. Bari cuenta que “Incluso aquellos que son desplazados se les da un subsidio por desalojo. Por ejemplo, por las tierras del Barrio Papa Francisco, todo vimos lo conflictivo que fue la toma que obviamente también eran terrenos federales porque era un lugar de la Policía Federal Argentina, la ciudad le da subsidios de desalojo a las personas para reubicarse y al menos pagarse una pensión y sobrevivir”. El referente de Jóvenes Pro omitió un dato sustancial. Las personas que vivían en aquel barrio lo tomaron ante una grave crisis de vivienda en la Villa 20, la cual cuenta con su Ley de Urbanización 1770/05 que, por supuesto, no se ha reglamentado. Ante semejante inacción y porque vivir es un derecho que a veces debe tomarse, impulsaron esta medida. Lo destacado es que no abandonaron el lugar por subsidios para “sobrevivir”, sino que fueron violentamente reprimidos por la Policía Metropolitana de Montenegro y la Gendarmería de Berni. Ciudad y Nación actuaron juntos.

IV

Alquilar no se puede

Hace pocas semanas salió a la luz que el tan difundido programa “Alquilar se puede” ha sido, como tantas otras veces, una cortina de humo sin aplicación: solo 10 personas han sido adjudicadas. Bari afirmó:

“Dos meses tiene el Plan… Y tarda la implementación de una política pública, cualquiera que pasó por una gestión entiende que un nuevo plan de gobierno, y sobre todo que en CABA nunca hubo un programa relacionado con los alquileres o las primeras viviendas para los jóvenes, implementar un programa de política pública y llevarlo a las 15 comunas tarda mucho, también en términos de información, porque los programas pueden estar pero si la gente no se entera o tiene problemas de accesibilidad… el gobierno de la ciudad trabaja mucho en la articulación territorial de los nuevos programas y tarda”.

En primer lugar, el programa fue anunciado en marzo por el propio Mauricio Macri. Es decir, que como menos grave, la implementación ha demorado excesivamente. La imposición mediática y si tomamos los dichos de Bari acerca de la articulación territorial, dejan de ser razón por la escueta adjudicación. Aún justificando esto, 10 personas en 2 meses, sigue siendo irrisorio. Pero podemos agregar algo más. En el año 2010 se sancionó la Ley 3720, promulgada en enero de 2011, la cual establecía un sistema de garantía propietaria. La misma contó con una limitación paradójica: estas garantías no eran aceptadas por las inmobiliarias. Con este antecedente, pero sin ser nombrado, se lanzó el nuevo programa que arrastra la misma limitación, las inmobiliarias de la ciudad no aceptan las garantías propietarias otorgadas por el Banco Ciudad. Al parecer en la ciudad de Buenos Aires alquilar no se puede.

Mucha necesidad para muy poca plata

Algunos datos contundentes son elocuentes. En la ciudad de Buenos Aires viven 300 mil personas en villas y asentamientos (casi el doble que al inicio de la gestión macrista), más de 10 mil en situación de indigencia. Como contrapartida, casi el 30% de las viviendas formales están vacías y pertenecen a un reducto muy chico de empresarios, promotores de la especulación inmobiliaria. Por eso alquilar es tan caro, y comprar es una utopía galáctica.

Bari justifica esta situación afirmando que:

Yo creo que el crecimiento en villas tiene que ver con las posibilidades de trabajo de la ciudad de Buenos Aires. El conurbano bonaerense o la provincia de buenos aires tiene 12% de desempleo y la ciudad tiene 5% de desempleo. Hoy tenés un millón doscientos mil personas que por día entran a CABA porque no encuentran trabajo en el conurbano bonaerense. Lo que se produce en la Argentina es mucha inmigración interna hacia los lugares donde se generan puestos de trabajo”

Coincidimos con el referente de Jóvenes Pro acerca de la inmigración a los centros urbanos. Esto ocurre en todo el mundo. Gestionar una Capital tiene, entre sus desafíos, esta situación. La obligación es resolverlo. Es decir que, con la excusa de quienes van a las grandes ciudades, está reconociendo y a la vez justificando un problema que existe y que no pueden (o no quieren) resolver.

Frente a este contexto hay un dato revelador. Antes de la asunción de Mauricio Macri, el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), contaba con un presupuesto del 5 por ciento. Hoy, el mismo organismo, posee el 2.4 por ciento. Es decir que el mismo gobierno que reconoce y denuncia la inflación, recorta a más de la mitad el presupuesto para la vivienda digna. Bari afirma que “El 2,5% del presupuesto es únicamente del Instituto de la Vivienda, pero si uno cuenta el presupuesto de la Secretaría de Hábitat e Inclusión y el Ministerio de Desarrollo Social, que también tiene programas de vivienda, llega al 5,6%. No se incremento muchísimo, pero sí hay un 0,6% más.” Ninguno de dichos organismos mencionados son responsables de llevar a delante procesos de urbanización de ningún tipo. Es decir que el recorte es un hecho y aunque le diéramos la razón, esos organismos tienen otras funciones esenciales. Para la vivienda, como lo indica el nombre, está el IVC. Si entre los tres hay un total de 5.6 por ciento es, sin duda, una clara política de ajuste.

Invisibles III

La vivienda no es política de estado

Cuando se desarrolló el primer debate presidencial, Mauricio Macri afirmó que uno de sus compromisos era la urbanización de todas las villas del país. Un día después, por sexto año consecutivo, los legisladores del Pro no aprobaron la reglamentación de la Ley 3343/09 de urbanización de Villa 31 ya que “no era el momento”. Esta fue la tercera vez que dicha reglamentación pierde carácter parlamentario porque ni siquiera pudo, durante estos años, superar la Comisión de Vivienda, la primera de tres antes de llegar al recinto.

A la mencionada situación de la Villa 20 de Lugano, también se suma la Villa 1-11-14, de Bajo Flores, que cuenta con la ley 403/00 que tampoco se aplica. Es decir que, como en tantas otras áreas, lo que dice el macrismo no es lo que hace.

Bari asegura: “Con la villa 31 lo que sucede es que el gobierno de la ciudad viene exigiendo desde el año 2009 que los terrenos federales pasen a la órbita de la ciudad para así tener competencia y poder urbanizar”. Sin embargo, ha sido la propia Vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, quien aseguró que allí no se va a urbanizar porque son terrenos muy valiosos. Esto reafirma lo que anunciábamos más arriba.

En relación a lo ocurrido en el barrio Papa Francisco, aseguró que:

“En la villa 20 lo que se voto el año pasado en la legislatura es la ley maestra de la comuna 8 que lo que se propone es la urbanización de la villa 20 además de la creación de la villa olímpica que se va a utilizar para los juegos olímpicos de la juventud 2018 y esa villa olímpica después va a quedar para viviendas sociales”.

Lo primero que se desprende de estos dichos es que la vivienda no es prioridad. Antes están los Juegos Olímpicos, y que las personas esperen hasta 2018 para abandonar sus casas de chapa y cartón. Pero puede ser más grave. El Plan Maestro de la Comuna 8 es todo lo contrario a lo que afirma Bari. Impulsado por Ritondo y acompañado incluso por el kirchnerismo, este plan impulsa los negocios comerciales de grandes grupos económicos sin contemplar la grave crisis habitacional en los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo, quienes no han sido convocados para discutir sus procesos de urbanización y mucho menos para ser informados acerca de los grandes centros que pueden aparecer frente a sus hogares, más allá que Bari o cualquier integrante del Pro diga lo contrario.

La entrevista completa la podés escuchar acá: http://www.ivoox.com/invisibles-debatieron-pro-audios-mp3_rf_9483212_1.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s