12249901_1659036414318680_8962985707981734756_n
Ph.: Nati Aue

El pasado 25 de noviembre se llevaron a cabo diversas concentraciones en distintos puntos del país con motivo del Día Internacional de lucha contra las violencias hacia las mujeres y porque no también, hacia los cuerpos feminizados. Después de la transformadora convocatoria del 3 de junio, salimos todxs una vez más para reivindicar nuestra lucha en las calles y plazas. No estamos solxs, organizadxs volvimos a exigir #NiunaMenos y #VivxsNosQueremos.

Colectiva Derroquera para despatriarcalizar

Ph.: Nati Aue Pharu Fotografía


Luego de la experiencia sin precedentes vivida el 3 de junio en las calles, muchas mujeres despertaron de la sumisión, algunas rompiendo con las cadenas que las ataban a diversas formas de opresión, otras ayudando y concientizando a aquellas que continúan bajo sometimiento. El pasado miércoles las mujeres todas, migrantes, negras, blancas, villeras, originarias, militantes, activistas, obreras, lesbianas, bisexuales, trans, demostramos que continuamos en las calles luchando, uniendo los cuerpos, alzando las voces y reivindicando nuestros reclamos para visibilizarlos ante la sociedad.

 

12310588_1659035720985416_790557272603881630_n
Ph.: Nati Aue

Banderas de todos los colores, formas e ideologías, banderas de mútiples formas e identidades, sostenidas por cientos de mujeres que marcharon desde el Congreso de la Nación hasta Plaza de Mayo, articuladas en un abrazo colectivo, elevando un grito unánime ¡Abajo el patriarcado! ¡Arriba las mujeres que luchan! La Plaza se pobló de carteles con mensajes de repudio hacia el régimen heteropatriarcal y pedidos de justicia inmortalizados en las fotos de los rostros de todas las mujeres asesinadas por femicidas, ¡por ellas luchamos!.

12308666_1659623804259941_6836775776830045294_n
Ph.: Nati Aue

Después de aunar cada paso juntas, cantando, con los carteles y los puños en alto, desde Congreso, desembocamos en Plaza de Mayo para realizar la lectura del listado de consignas que nos movilizaron en un día de lucha, así exigimos: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar,  Aborto Legal para no morir; separación de la iglesia del estado; basta de justicia patriarcal racista, xenófoba, clasista, sexista; libertad para Reina Maráz; destitución de jueces y funcionarios que amparan a violentos femicidas y violadores; justicia por Diana Sacayán, basta de homolesbrotransfobia y de travesticidios; desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual; capturas de proxenetas y sus cómplices políticos; no a la precarización laboral ni de la vida de las mujeres, contra toda violencia laboral y doméstica; pase a planta permanente de todas las trabajadoras; igual acceso a todas las categorías laborales; igual salario por igual trabajo; no a la criminalización de la protesta social; repudio a la represión realizada en el último Encuentro Nacional de Mujeres; solidaridad con las mujeres refugiadas en especial a las mujeres kurdas.

¿Por qué el 25 de noviembre?

El 25 de noviembre de 1960 la dictadura de Trujillo en República Dominicana, torturó y asesinó brutalmente a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal. Eran activistas, luchadoras sociales contra el gobierno de facto de aquel momento. Peleaban por la libertad y la democracia de su país. En su honor, en 1981, durante el “I Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe”, realizado en Bogotá, las mujeres que asistieron declararon el 25 de noviembre como un día de lucha contra las violencias hacia las mujeres. Desde ese momento fue atravesando los debates y la agenda feminista de todo el continente hasta que, en 1999, Naciones Unidas lo declara “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”.

12274282_1659036087652046_389094257808378150_n
Ph.: Nati Aue

En este 2015 se cumplen 55 años desde el ensañamiento y asesinato de las hermanas Mirabal y hoy, más que nunca, pensamos en las miles de mujeres, compañeras que fueron desaparecidas por la dictadura militar en nuestro país; las silenciadas, asesinadas, en las campañas por la eliminación de los pueblos originarios de estos territorios que habitamos. Mujeres que se organizaron y pelearon por un mundo más justo y libre. Decimos ¡basta, nunca más, ni un paso atrás con los juicios de lesa humanidad! Salimos a las calles con ellas y por ellas, porque no son otras, son las nuestras, somos nosotras, las que no queremos más muertes por abortos clandestinos, las que decimos ¡basta a los feminicidios, travesticidios y lesbotranshomofobias!. Salimos a las calles para luchar contra el racismo, somos migrantes, villeras, negras, originarias, obreras. En cada esquina, en cada rincón, estamos al acecho, alertas, luchando organizadxs.

11988517_1659036190985369_6964016778593386782_n
Ph.: Nati Aue

1 feminicidio cada 30 horas

Seis años después de la sanción de la ley 26.485 la cantidad de feminicidios no se redujeron, 1 mujer es asesinada cada 30 horas producto de la violencia que ejerce el machismo amparado por el sistema patriarcal opresor. Los encargados de velar por la correcta implementación y cumplimiento de dicha ley no actúan en sus funciones, ni siquiera se destina el presupuesto necesario que posibilite el desarrollo de políticas públicas para la eliminación de las violencias. Los centros de contención para las víctimas son muy escasos, por lo tanto muchas mujeres deben permanecer con sus hijxs en el mismo hogar junto al agresor, espacio que se convierte en una jaula mortal donde la violencia se intensifica día a día hasta el punto de perder sus vidas.

Ph.: Nati Aue

Se estima que cada semana, seis niñxs quedan sin madres como consecuencia de estos crímenes de odio, algunxs permanecen al cuidado de abuelxs o familiares, otrxs, en el peor de los casos, quedan a cargo del femicida de su propia madre. La justicia no contempla a estos hijxs como víctimas colaterales de femicidio, para resolver esta problemática La Casa del Encuentro, junto con otras organizaciones, está impulsando actualmente un proyecto denominado Ley Brisa que garantiza una ayuda económica mensual para niñxs cuyas madres hayan sido víctimas de feminicidios.

Carolina Dome psicóloga, docente de la Universidad de Buenos Aires y referente de la Campaña contra las violencias hacia las mujeres explicó: “Del 3 de junio hasta ahora ningún gobierno en concreto, ni a nivel provincial o nacional, dio medidas concretas para tomar cartas en el asunto. Desde el gobierno nacional nos dicen que hay una ley, el problema es que esa ley no tiene presupuesto y es cierto que con su sanción se ha avanzado en la creación de la línea gratuita, las comisarias de la mujer, pero el 80% destinado a la aplicación de esta ley se va en salarios y no en políticas públicas, asistencia, ayuda y prevención. No se transfiere directamente a las provincias, ni tampoco se sabe cuánto debería transferirse porque tampoco hay cifras oficiales de la incidencia de la problema”.

Ph.: Nati Aue
Ph.: Nati Aue

Panorama desalentador ante el nuevo gobierno

Durante la movilización varios referentes de organizaciones políticas y colectivas se hicieron presentes. Derrocando a Roca conversó con ellos sobre las expectativas que tienen de cara al próximo gobierno macrista, en relación a la implementación de políticas que ayuden a eliminar las violencias hacia las mujeres y los cuerpos feminizados. Dome, referente de la Campaña contra las violencias, aseguró que es importante ahora más que nunca continuar con la movilización en las calles, ya que el gobierno macrista traerá más complicaciones que soluciones: “No solo por los pronunciamientos desubicados que todxs conocemos y que dan cuentan de una ideología y una posición al respecto, sino porque lo vemos como un gobierno del ajuste que viene a tratar de normalizar el país para los mercados con poco incidencia del Estado. De todas formas consideramos que el nuevo gobierno no va a poder hacer lo que quiera porque todavía cuenta con un nivel de rechazo enorme en algunos sectores. La violencia hacia las mujeres es un tema que se fue instalando en la agenda de forma muy movilizada y si presionamos posiblemente lo obliguemos a tomar cartas en el asunto. Como por ejemplo la sanción de la ley de emergencia a la ley 26.485 que cuenta con un presupuesto insuficiente, la emergencia posibilita destinar un presupuesto adicional”.

La dirigente del MST Vilma Ripoll, presente en la plaza junto a sus compañerxs de partido, sentenció: “Macri manejó el presupuesto más importante del país, sin embargo, existe un solo refugio en la Ciudad para las víctimas de violencia de género. Tendremos un presidente misógino y que además muestra y trata de armar un estereotipo de familia tradicional de los bonitos que sonríen. Va a sostener todos los subsidios destinados a la cúpula de la iglesia, frente a esto no va haber separación de la iglesia con el Estado, no va haber avances en educación sexual y vamos a continuar muy lejos de la legalización del aborto. Nos va a costar mucho avanzar, porque todos los gobiernos tienen las mismas políticas, solo la lucha sistemática permanente y popular es la que nos puede permitir reformar para poder avanzar”.

k
Ph.: Nati Aue

En relación a la gestión del Pro en la Ciudad, Liliana Alaniz, abogada de APEL (Asociación de Profesionales en Lucha) dijo: “El macrismo en la Ciudad pretende postergar el tratamiento de la creación de nuevos Centros de Asistencia y el aumento presupuestario para asistir y prevenir en esta materia. Somos nosotras las que hemos tomado las riendas de esta lucha y las llevamos en todos los ámbitos de la justicia, desde los juicios de lesa humanidad donde los abusos contra las mujeres que han estado secuestradas al día de hoy no tienen condena”.

El nuevo presidente electo continúa sumando a su equipo personajes nefastos como Abel Albino, un médico con ideas extremadamente retrógradas que coartan las libertades de las personas y que muy lejos está de contribuir a la implementación de políticas que enfrenten el problema de la violencia machista. Vanina Viasi, dirigente del Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero expresó: “Macri ya firmó un acuerdo para sumar al Dr. Albino a su equipo de salud. Este doctor, ultra conservador, que declara estar en contra de los métodos anticonceptivos y con respecto al rol de la mujer define que debe esmerarse por ofrecer una virginidad tanto física como moral es señal de que no podemos seguir esperando el auxilio del Estado y los partidos patronales. Incluso la campaña electoral de cara al balotaje estuvo vacía de contenido con respecto a la situación de las mujeres. Los casos de abuso que salen a la luz cotidianamente demuestran lo obsoleto de las políticas de género de este gobierno como el caso del intendente Aybar o los últimos casos en Aldangalá y Valle Viejo donde la desidia de la Justicia deja a la víctima indefensa intentando buscar respuestas exponiéndose en los medios de comunicación”.

Causas que no avanzan: inacción policial y justicia patriarcal

A la irresponsabilidad de los gobiernos y la ausencia estatal se le suma la inacción policial y su complicidad con los acusados. Asimismo, el sistema judicial perpetúa la misoginia favoreciendo a los violentos femicidas con fallos que les otorgan beneficios como la prisión domiciliaria o la reducción de pena por buena conducta. Lo que a continuación se presenta son solo dos de los miles de casos donde se demuestra la desidia total de una cadena de instituciones y funcionarios que deberían accionar a  favor de las víctimas pero que, de lo contrario, fallan constantemente entorpeciendo y retrasando las investigaciones.

11169241_1659035700985418_8909292767260677366_n

Sabrina Verónica Gonzalez Rojas fue asesinada por su ex pareja José Antonio Castellanos el 3 de noviembre del año pasado. Luego de tres meses de convivencia, Castellanos la convenció para que se mudara a su casa en la localidad de La Matanza, 15 días después la mató e inmediatamente se dio a la fuga. La familia contó a este medio que el femicida está prófugo y que actualmente la causa se encuentra parada. “Hasta el día de hoy todos los datos son falsos, dijeron que se fue del país pero nosotros sabemos por los propios vecinos que eso es mentira y que su familia lo está cubriendo. Primero la sometió psicológicamente, después la separó de su familia y de sus propios hijos. Ella tenía 3 hijxs de 18, 14 y 19 años que quedaron a la deriva, ahora viven con la abuela. Después de un año nos dieron un abogado para la causa, y ahora estamos esperando que aprueben el pedido de captura con recompensa, pero la justicia tarda mucho. Su ex mujer, que también fue víctima de violencia, aún no declaró en la causa y los vecinos del barrio tampoco, falta mucho y hay muchas cosas que en la causa no están”, explicó un familiar de Sabrina.

Ph.: Nati Aue
Ph.: Nati Aue

Silvia Rosso y su hija Yamila fueron asesinadas por su vecino Alberto Ángel Pérez el 27 de diciembre del año pasado, quien les disparó mientras se encontraban en la vereda de su casa. Jimena Jerez, familiar de las víctimas explicó que Pérez se encuentra prófugo desde el día que cometió los feminicidios y agregó además que: “Este hombre era un informante de la Policía, la misma policía que está encargada de buscarlo es aquella para la que él trabajaba. Creemos que el Estado es responsable porque durante 12 años se hicieron muchas denuncias contra las agresiones que Pérez llevaba a cabo en el barrio, desde maltratos verbales hasta físicos. El Estado es responsable porque estuvo ausente 45 minutos esperando una ambulancia y también es responsable porque le dio a este hombre la tenencia de cuatro armas de fuego que tuvo como consecuencia el asesinato de Silvia y Yamila y él se encuentra libre”.

Ph.: Nati Aue
Ph.: Nati Aue

En muchos casos, lxs familiares de las víctimas no poseen los recursos necesarios para acceder a un abogado que los ampare, no saben cómo actuar ni disponen de herramientas o información para denunciar estas situaciones tomando los recaudos necesarios que sirvan como pruebas para un posterior juicio. Debemos ser conscientes que no alcanza con abrir una línea de reclamos y crear secretarías de prevención. Necesitamos que los funcionarios y el Estado asuman sus responsabilidades, que implementen políticas públicas concretas que ayuden a eliminar los diversos tipos de violencia que existen hacia las mujeres y los cuerpos feminizados. Necesitamos que la justicia investigue los casos de feminicidios condenando a los culpables en tiempo y forma. De lo contrario seguiremos viendo a los violentos en libertad, perpetuando su violencia machista. No esperamos los cambios de brazos cruzados, seguimos en las calles y en las casas, realizando acciones colectivas, denunciado a violentos, femicidas y proxenetas. Luchando organizadas, tejiendo redes de sororidad fortalecidas con autogestión y autodefensa.

12291190_1659035617652093_7388644582854806005_o
Ph.: Nati Aue

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s