DisculpenEl candidato del FVP ha ganado en la primera vuelta por escasos dos puntos respecto de la alianza Cambiemos. Ahora bien, ¿cómo se ha llegado a esto y que representa? Todo indica que los candidatos, Massa, Scioli y Macri juntos representan el 90% del electorado. ¿Cuáles son las diferencias discursivas entre ellos? ¿Cuáles son las diferencias políticas entre ellos? ¿y el resultado en provincia de Buenos Aires?

Por Germán Romano @Gr19682001


Resulta imperioso mencionar que el peronismo puede ser de izquierdas, pero las izquierdas no son peronistas. Esto no es novedoso si se evalúan los distintos movimientos que conviven históricamente dentro del peronismo. El peronismo se reivindica como peronismo, sin más ideología que peronismo.  Es más, los tres candidatos que han obtenido un 90% de votos se reivindican peronistas, el candidato por la alianza Cambiemos en forma previa a las elecciones ha inaugurado un busto de Perón en el día de la lealtad peronista, acompañado de dirigentes sindicales.

El Kirchenrismo, pensado en un movimiento con convicciones, y aquí pienso en la militancia de base, ha incurrido en el enorme error de confiar en dirigentes que no piensan en el bienestar social, sino solo en el mantenimiento de su poder, sin importar si en la provincia gana Macri, u otro. Quienes gobiernan el conurbano bonaerense, han entregado el gobierno al PRO, como en su momento lo hicieron en CABA al soltarle la mano a Ibarra.

Pero dentro de este movimiento ¿se puede hablar de la convivencia y conveniencia de los peronismos que comparten gobierno? Primeramente la respuesta es sí, sin ninguna duda peronismos que se han identificados como izquierdistas han tenido apoyos de los sectores identificados con las derechas, entonces ¿Qué hace que habiten? Aquí la respuesta podría darla el mismo movimiento peronista, donde el punto es la construcción del poder, lo que prima es el poder y la retención de los gobiernos municipales, provinciales y nacionales.

La política en términos conceptuales y filosóficos: es a partir de una moral como se resuelven los problemas de la sociedad.  El punto aquí es como se presentan los candidatos y sus convicciones.  Estas elecciones pasarán a la historia por ser las elecciones donde no se ha hablado de la resolución de los problemas de la sociedad, donde todo ha sido marketing, eslogan, entonces podríamos hablar como la política ha pasado a un segundo plano a partir de un electorado que no exige definiciones, sino que decide en función de publicidades estéticamente agradables. La peligrosidad de esto, está dada en que las personas deciden captarse en función de mensajes, en un primer momento, dados por los medios de comunicación masiva y en forma posterior se replican en las redes sociales, las personas se ven en el deber de replicar estos mensajes, sino estarían por fuera de esa clase, sector que creen estar.  En un momento de revolución de la comunicación, esta se puede tomar como una herramienta más o puede ser un instrumento de dominación.

En la reciente historia de la democracia Argentina y mundial hemos estado penetrados por mensajes partidarios de dominación, en donde la libertad de pensamiento se ve atacada constantemente por donde queremos ubicarnos. Valores como la lealtad, sentimientos como la felicidad y el pertenecer a algo terminan siendo funcionales a la construcción de poderes que siquiera cuestionamos. Yo soy … ¿quién?  Yo soy… ¿Qué? Aquí es donde la publicidad y la estrategia electoral tienen la inteligencia de detectar los miedos y frustraciones de una existencia sin sentido de las personas para evocar una actitud épica en función de un voto que solo sirve para la construcción de poder de sectores que solo son motivados por esto para utilizarlo en función de sus intereses.

Las personas encapsulan sus expresiones políticas en función de lo que deben ser, y parecería que hay reflexión respecto que es el Ser. Tu existencia terminará y ¿qué has hecho en tu vida? ¿Cuánto has cuestionado y cuánto te has dejado manejar? ¿Qué has dejado con tu existencia?

¿Cuáles son los puntos de partida? ¿Cuáles son los valores que sostenemos? He visto personas que han votado al candidato de la alianza Cambiemos, Macri, que no ha permitido que en su gobierno en la Ciudad de Buenos Aires se dicte educación sexual según estipula la ley nacional y hablan de #NiUnaMenos.  Para mencionar solo una contradicción, alzar la bandera de #NiUnaMenos es hablar de “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

Resulta pasmoso que haya tenido tanto éxito en la Argentina un discurso de derechas que vende el valor de la alegría para ser gobierno, para solo atentar contra el pueblo y gobernar solo para un grupo reducido de personas.

¿Será qué ya somos robot? ¿Encapsulamos el pensamiento político en función de una no reflexión de qué queremos y nuestra existencia? ¿y qué queremos? ¿Qué sociedad deseamos construir? ¿Será individualismo? La construcción del Ser ¿no sería política?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s