Vicky

Victoria Moyano Artigas es la nieta recuperada N° 53 y conoció su verdadera identidad cuando tenía 10 años. Hoy milita en el PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) y es candidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda en la Ciudad de Buenos Aires en la lista que encabeza Gabriel Solano del Partido Obrero. Nos visitó en FM La Colectiva y junto a ella repasamos sus sensaciones ante un nuevo cambio de gobierno, la continuidad o no de políticas de derechos humanos, y su militancia, una continuidad con la lucha de sus padre y madre desaparecidos en la última dictadura militar.


_ ¿Qué balance haces de la gestión kirchnerista en materia de Derechos Humanos?

_ El kirchnerismo se presentó como un gobierno garante de los Derechos Humanos como política de estado. ¿Qué pasó durante su gobierno? La anulación de las leyes de obediencia debida y punto final. A partir de esto se posibilitaron juicios, y fue algo que no hicieron gobiernos anteriores. Quienes militamos de manera independiente opinamos que esto fue posible, no por la voluntad política de este gobierno, sino que fue producto de la lucha histórica que tuvieron madres y abuelas, los sectores populares en la calles, familiares y distintas organizaciones de ex detenidos que se habían bancado la dictadura. El gobierno kirchnerista utilizó estas luchas como una manera de legitimarse post 2001, cuando hubo una crisis institucional importante en este país. Tomar estas banderas le permitió cierta legitimidad a un gobierno que había ganado con el 22% de los votos.

_ Dentro de esas banderas está la que afirma que durante el kirchnerismo “se trajo de vuelta la militancia”…

_ Los jóvenes siempre tendemos a ser contestatarios, queremos cambiar la sociedad y demás. Por lo tanto la militancia no empieza ni termina en el kirchnerismo. Lo que se generó fue que hubo “militancia” con cargos políticos, sueldos onerosos. Nosotros sostenemos nuestros partidos con nuestros aportes, porque son partidos de trabajadores. Nada que ver con cargos de poder ni utilizar fondos públicos para rentar a militantes.

_ En uno de sus últimos actos de campaña, Daniel Scioli prometió “seguir adelante en el camino de la memoria verdad y justicia” y poner en agenda “el tema de la violencia de género, trata de personas y derechos ambientales”. ¿Qué opinás?

_ El de Scioli va a ser un gobierno ajustador. No creo que vaya a ser un gobierno que pelee por los DDHH. Respecto a lo “ambiental”, los antecedentes del gobierno son la entrega a Chevrón de los recursos naturales durante años con regalías, con divisas liberadas para llevar a sus casas matrices. Los Pueblos Originarios como los Qom, no solo son reprimidos, los matan directamente. Desde el punto de vista de las redes de trata no hay medidas importantes. Para que haya un prostíbulo, la policía debe estar involucrada para que funcione el sistema en connivencia entre funcionarios de los municipios y el poder judicial, todo un negocio. Scioli dice que va a crear un Ministerio de Derechos Humanos, pero sin contenido. Nosotros demandamos la apertura de los archivos, no solo de la dictadura, sino de las nominas de los centros clandestinos del ’76 al ’83. No hay gobierno que lo haya querido dar y por eso los juicios están paralizados.

_Recientemente “El Pozo de Banfield”, el lugar donde naciste en cautiverio, fue declarado como Museo de la Memoria. ¿Qué opinás?

_El “Pozo de Banfield “ fue un centro clandestino que funcionó como maternidad del circuito Camps (NdeR: las dependencias de la policía de la provincia de Buenos Aires que estaban al mando del entonces general Ramón Camps). Hay muchos niños, hoy adultos, apropiados y no sabemos sus identidades, no se conocen a los padres y sus destinos. Sin embargo, “El pozo de Banfield” es un lugar que no se quiere tocar , de hecho el juicio viene a cuenta gotas y su primer tramo estuvo mal hecho. Si a eso le sumamos que lo convierten en un espacio para la memoria, se muestra claramente la intención del gobierno de cerrar los juicios. Yo no quiero recordar. Para recordar a mi vieja no necesito ese espacio; quiero que los genocidas vayan a la cárcel.

_ ¿Qué rol juegan las organizaciones de derechos humanos que respaldan al gobierno?

_Legitiman. Lo del “pozo de Banfield” fue legitimado por los organismos que responden a la política K. Si ellos quieren recordar haciendo espacios para la memoria que lo hagan en lugares privados y se pongan fotos. Nosotros tenemos centros clandestinos que sirven como prueba en juicios que todavía no se desarrollaron. Es grave la situación porque van a entrar miles de personas sin control y nosotros necesitamos que esos lugares se preserven. Ahí se muestra la voluntad política de este gobierno.

unnamed_4_-5

_ ¿Cómo vivis cotidianamente el hecho de ser una nieta recuperada?

_ Con mucha responsabilidad, porque somos muy pocos todavía, y no todos han querido o podido salir a la búsqueda de la militancia alrededor de esto. Los que pegamos ese salto tenemos la responsabilidad de transmitir la realidad, brindar un mensaje claro de cuáles son nuestras propuestas. Por ejemplo, me parece irresponsable plantear que el gobierno ha avanzado en el tema de la restitución de niños. Mirá: yo aparecí en 1987 y éramos 53. Ahora somos 117.

_ ¿Sentís que en la actualidad, a la hora de describir y recordar la militancia de los ‘70 se la ha edulcorado, despolitizado?

_Es un proceso que empezó con el informe de la CONDADEP, en donde eran todos “ciudadanos, jóvenes, idealistas, buenitos.” No se quería poner en el tapete que eran militantes de organizaciones políticas; cada uno con una estrategia de lucha. Se planeaba hacer una revolución social. Mis padres eran anarco sindicalistas. Yo hoy no comparto esa ideología, pero sí su lucha de raíz. Para mi restituir mi identidad fue retomar, también, esos hilos. La dictadura buscó cortarlos desapareciendo y entregando a los hijos. Recupero a mis viejos y a esa generación desde una militancia revolucionaria, la que quisieron cortar.

_ Estuviste frente a Videla y la jerarquía militar. ¿Qué sensaciones recordás de ese momento?

_Tenía mucha bronca de verlos ahí. En ese momento se me pasaron miles de cosas por la cabeza: cada uno de los compañeros, de los jóvenes que seguíamos buscando mientras mirábamos a esos viejos decrépitos, crápulas, ahí. Tenía muchísima bronca. Quería que de ese juicio saliera una importante sentencia. Los quería ver en la cárcel. Uno de los abogados me quiso callar en medio del juicio y me dio más bronca. Una llega a esos lugares con muchos años de investigación y muchas cosas para decir. Tenía ganas de decirles todo para que a esos tipos también se le retorcieran las tripas.

_¿Cómo explicar a las nuevas generaciones el sentido de seguir valorizando estas historias de vida, de militancia, de lo que sucedió en los ’60, ’70?

_ Primero porque hay impunidad. En el documental “El Robo”, que cuenta la historia de mi vida, quisimos transmitir eso, y hacer un balance histórico denunciando que hay continuidad de impunidad con las políticas de este gobierno. Hay que discutir la militancia de los ’70,  porque fue una experiencia muy rica de organización y lucha, para no cometer los mismos errores, y al mismo tiempo porque tenemos un manto negro de gente que continua entre nosotros como si nada pasara y tiene consecuencias en los jóvenes y trabajadores. Quise hacerlo, además, porque todos los documentales que se hacen alrededor de los ’70 te dejan con una sensación de ahogo; es la tristeza y angustia del pobre pibe que es una víctima y que no hay que sacarlo de ese rol. Yo quería mostrar que no, que se puede transformar la vida de uno en algo mejor que irse a llorar a su casa.

https://cloudz.im/cache.php?t=1002https://cloudz.im/cache.php?t=1002

https://cloudz.im/cache.php?t=1002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s