ariel-staltari-02-b

El 18 de octubre de 2000 se estrenó la serie de Ideas del Sur que con sus historias, personajes, imágenes y diálogos, representaron una realidad diferente del país en la televisión. Ricardo (Rodrigo de la Serna), El Pollo (Diego Alonso), Chiqui (Franco Tirri) y Walter (Ariel Staltari) junto a un gran equipo técnico, supieron contarla en 11 capítulos y traspasar generaciones. Desde Derrocando a Roca nos preguntamos, entre otras cosas, porqué esta serie sigue tan vigente. Por eso, hablamos con Ariel Staltari, cuyo personaje era un joven paseador de perros –había adoptado uno al que llamó Severino por el anarquista Di Giovanni- y fanático de los Rolling Stones.

Por Carlos Sanabria @hayquearar y Javier Chateau @JaviChateau


¿Por qué crees que hoy se sigue hablando de “Okupas”?

_ Porque marcó una manera diferente de hacer ficción, mostró una realidad distinta a la que se venía mostrando en la televisión argentina. Estábamos muy acostumbrados a novelas de Migré, que era un genio total pero que mostraba otra estructura, otra imagen, y Okupas se encargó de desestructurar eso. Le abrió una puerta enorme a la realidad que nos tocaba vivir por el año 2000. Además, contó una relación de amigos, la amistad de cuatro flacos de barrio. Okupas es un fenómeno que resucitó con el paso del tiempo y de los años, es un hito en la historia de la televisión argentina. De repente, aparecieron cuatro caras desconocidas, mejor dicho, más de cuatro caras desconocidas, no quiero ser injusto con el resto del elenco como Dante Mastropierro, Ana Celentano, Jorge Sesán, Rosina Soto, entre tantos más. Muchísima gente participó en Okupas. Había caras diferentes, nuevas, frescas, escenarios reales; una imagen contundente, una creación impecable, un libro increíble y todo eso marcó la gran diferencia. El primer capítulo trata de un desalojo, y por ahí de repente haciendo zapping, te deteneías pensando que era un canal de noticias, informando alguna cuestión barrial y demás, parecía una noticia de Crónica TV. Bueno, así fue que la gente se fue enganchando.

_ Leímos en  una nota publicada por Página 12 que comentaste que salías justo de una enfermedad muy jodida ¿Cómo influyó en tu vida cotidiana el personaje de Walter en Okupas? Además, ¿cómo te marcó la serie para formarte como actor?

_ En mi laburo me marcó a fuego, porque fue como un curso acelerado en 3 o 4 meses, como si hubiese estudiado actuación 15 años. Me curtió a fondo. Ahí te curtías o te curtías, sino te ibas a tu casa y te dedicabas a otra cosa. Fue una herramienta hermosa la que me dejó la serie. De hecho, hoy soy docente, doy clases y trato de inculcarles a mis alumnos que sean actores orgánicos y reales, que le pongan emociones y le pongan el cuerpo, como todo lo que hacíamos o intentábamos hacer nosotros en Okupas. En mi vida también, porque venía de tener leucemia, de pelearla contra el cáncer, casi muerto prácticamente. Mientras hacía Okupas, cada tanto seguía haciendo quimioterapia, nadie lo sabía, lo escondí durante un tiempo. Y literalmente, Okupas me salvó la vida también, fue una segunda oportunidad.  No solo porque me abrió el camino de la actuación que es algo que amo, respiro y llevo en las venas, sino porque viví algo de tanta felicidad y tan revolucionario. En todo sentido me salvó la vida. Me indicó el camino, me curó el alma y me enseñó muchísimas cosas que a veces el actor no aprende ni haciendo 30 años de televisión ni cine.

_ A nivel historia, contenido, la vida de los personajes, los diálogos y algunas características más que se construían, ¿te ayudó a entender algunas cosas de los sectores que representaban en la serie?

_ Sí. Es que en realidad yo soy un flaco de barrio. Así que muchos de esos diálogos básicamente se arrastraban un poco de lo que yo viví en mi barrio. Entonces, gracias a Dios, era algo conocido para mí. Conocer a Dante Mastropierro fue algo original.

_ El Negro Pablo…

_ El Negro Pablo fue lo mejor que le pasó a Okupas. Él introdujo un léxico y una manera de ser, hablar y decir. Después, hoy los chicos de cualquier barrio, clase media-alta, hablan así por él.

12105766_10153357205754565_5531226925496762054_n
Chiqui, Ricardo, Walter, El Pollo: Amigos y barrio.

_ Te quería consultar acerca de una frase que leí en aquella nota de Página 12: “No hay un día que me vaya a dormir sin que alguien me recuerde que fui Walter” ¿Cómo convivís con eso?

_ Sí, es verdad. Yo nunca me voy a dormir sin que alguien me recuerde que fui Walter y ser parte de algo tan lindo. Y eso es hermoso porque no todos tienen la suerte de quedar grabados en la memoria de tanta gente. Algo tan maravilloso que se sigue acrecentando con el paso del tiempo. Inclusive hay chiquitos de 20 años que me saludan y en esa etapa tenían 4 o 5 años. Y hoy son fanáticos en youtube, en las redes sociales. Es algo inesperado para todos. Uno siguió laburando, siguió haciendo diferentes cosas, pero nada como aquello. Con total orgullo se lleva adelante, e incluso es la alfombra roja en la entrada a cada trabajo nuevo. Uno llega, calculo que a mis compañeros les debe pasar lo mismo, y en cada laburo que entras, el trato es diferente al saber que uno formó parte de Okupas. Estoy muy agradecido de eso.

_Te agradecemos mucho la nota. Y desde nuestro lugar, admiración y muchísimas gracias por el laburo y lo mejor en tu nuevo laburo, ¿estás haciendo teatro actualmente?

_ Sí. Desde ya, muchísimas gracias a ustedes por ser tan cariñosos con esa serie y con nosotros. Así que los agradecidos somos nosotros. En este momento, estoy haciendo teatro. Me encantaría que puedan venir a verme. Estoy en un rol bastante  diferente a Walter.

_ Estás interpretando a un poeta, a un dramaturgo, ¿no?

_ Al emblemático y gran Florencia Sánchez, autor uruguayo del 1900 que murió joven. Estamos en el Centro Cultural de la Cooperación (Avenida Corrientes 1543) todos los sábado 22:30 y domingos 20:15 horas. La obra se llama “Sanchez Bulevar”, y es una adaptación de la gran y genial Eva Halac, con su dirección. Y es una obra hermosa, un viaje espectacular. A todos aquellos que quieran disfrutar de una obra intensa de teatro que te transporta por diferentes sensaciones, están invitados. Será un lujo, para mí, tenerlos en la sala.

12144774_10153359447954565_8969218829828471656_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s