Portada

No hay lugar, en el canibalismo mediático que nos toca, para respetar los tiempos de reflexión necesarios que un nuevo muerto precisa. La moribunda foto del joven qom Óscar Sánchez, oriundo del Impenetrable chaqueño, que con 14 años y 11 kilos perdía su vida el 8 de septiembre producto de un cuadro de tuberculosis y desnutrición severa, despertó el vértigo político que, rabioso en tiempos electorales, busca siempre culpables en la vereda ajena. Ya a las pocas horas de conocerse la noticia, el ida y vuelta de chicanas, acusaciones e insultos dejó un camino escabroso para todo aquel que pretenda comprender la crítica situación social, cultural y económica que viven muchas comunidades originarias en nuestro país.

Por Santiago Pellegrini @Sanjpelle


La denuncia sobre un nuevo caso de muerte por desnutrición, presentada por el Centro de Estudios Nelson Mandela (CENM)¹ , volvió a instalar en la sagrada agenda mediática la problemática de la pobreza, los datos faltantes por los distintos organismos públicos y los alcances del crecimiento económico de los últimos años. La causa de la muerte de Óscar Sánchez se convirtió en un espacio de disputa que, a dos semanas de las elecciones en Chaco, buscó puntualizar a los culpables, por un lado, y desligar responsabilidades, por el otro.

La Casa Rosada, desde su página oficial de Facebook, publicó la explicación del director de Materno Infancia del Ministerio de Salud Público, Gabriel Lezano, quien argumentó que la malnutrición sufrida por Óscar Sánchez se debía no a una falta de comida dentro de la familia sino más bien a una “discapacidad severa que, entre otras cosas, genera dificultades en la absorción de alimentos”. Esta discapacidad severa, generada a partir de una hidrocefalia contraída desde su nacimiento, poco espacio de acción dejaba al Estado gobernado por el oficialista Jorge Capitanich. El mismo documento, además, destacaba quela familia de Óscar Sánchez contaba con asistencia alimentaria y sanitaria, la cual cumplía con los tratamientos y seguimientos correspondientes para sus enfermedades.

Al respecto, Héctor Sánchez, padre de Óscar, respondió: “No recibimos nada de ayuda, nunca. Ni una silla de ruedas nos dieron, se la consiguió un familiar. Mire dónde vivimos: esto no es una casa, es un rancho… una carpa. Venía el enfermero, nos hacían llenar papeles, y después nada”. Gilberto Sánchez, tío de Óscar, agregó: “Una vez al mes llega una caja por familia, con harina, una bolsa de fideos de medio kilo, un aceite y un kilo de azúcar. No alcanzan para nada. No viene carne y sólo a veces llega leche”. Rolando Núñez, coordinador del CENM, con respecto a la hidrocefalia sufrida por Óscar Sánchez, completa: “La madre del muchacho falleció hace dos o tres años, por una complicación derivada de un apendicitis común por la mala atención que recibió en el hospital de Villa Río Bermejito. Cuando quedó embarazada ya tenía tuberculosis, y Óscar nació en un vientre desnutrido. La referencia no científica que tenemos es que la madre padeció eclampsia (enfermedad que provoca convulsiones y un estado de coma durante el embarazo) antes de la fecha de parto. Eso provocó sufrimiento fetal, y el niño nació con hidrocefalia. A los siete años, Óscar sufrió una discapacidad motriz. Desde los 4 años tenía distintas enfermedades. Nos falta por corroborar si nació con tuberculosis”²

Más allá de Óscar, el Impenetrable

El Impenetrable, región de bosque chaqueña con más de 40.000km², es una zona donde la desnutrición, la mal nutrición, la anemia, el mal de Chagas, la parasitosis y la tuberculosis conforman, junto a la pobreza estructural que caracteriza a las poblaciones que allí viven, un estado de vulnerabilidad sumamente crítico para el desarrollo de enfermedades.

Ya para el 2007, año en que Jorge Capitanich era elegido gobernador después de doce años de administración radical, el por entonces Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, a partir de corroborar las denuncias presentadas por el CENM, inició un juicio contra los gobiernos nacional y provincial por “el posible exterminio continuo, sistemático y silencioso de las familias indígenas que vivían en Espinillo, Villa Río Bermejito, Castelli, Miraflores y parte de Pampa del Indio”. Ante dicha denuncia, la Corte Suprema de la Nación dictó una sentencia cautelar obligando a proveer comida, alimentos, asistencia y comunicación a las comunidades originarias.

Para el 2014, y ante las continuas violaciones sobre la sentencia, pobladores de Villa Rio Bermejito, localidad que funciona como puerta de entrada al Impenetrable y que se encuentra a diez kilómetros de Fortín Lavalle, donde vivía Óscar, solicitaron de urgencia una reunión con el Ministro de Salud de la provincia, Antonio Mirante, dada la “critica, casi terminal” situación sanitaria que vive la localidad. La falta de insumos y de personal permanente en el sistema de salud local, a pesar del avance en infraestructura hospitalaria de los últimos años, mantiene vigentes las deudas sanitarias ya largamente denunciadas.

La lista se amplia

“Uno mira específicamente niveles de otras características para saber si este es un caso aislado o si tiene que ver con la realidad que se está viviendo en la Provincia”, reflexionó en conferencia de prensa el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández. Los certificados de defunción y las causas que los mismos expresan, como el caso de Óscar lo revela, dificulta un registro apropiado que permita conocer los niveles y motivos principales de los distintos casos de mortalidad infantil que surgieron en los últimos años. La falta de datos oficiales fidedignos no permiten abarcar en su totalidad las consecuencias que la pobreza, la exclusión y la negligencia sanitaria, trae para distintas comunidades originarias, particularmente en el norte argentino. Sin embargo, es posible rescatar algunos nombres de una lista de seguro bastante más larga que, aún incompleta, permite entender que la muerte de Óscar no es un caso aislado: Néstor Femenia (siete años, qom, muerto el 7 de enero por un cuadro de déficit alimentario y tuberculoss pulmonar); Natalia Gómez (3 meses, qom, fallece el 13 de enero producto de una falla respiratoria); Joaquín Acevedo (2 meses, qom, nació con una parálisis cerebral causante de su muerte el 21 de mayo); María Beatriz Carrizo (15 años, wichi, muerta el 24 de mayo por un paro cardiaco surgido ante una falla respiratoria); Quintino González (12 años, wichi, paro cardiorrespiratorio, según indica el certificado de defunción fechado el 16 de junio); Marcos Solís (1 año, wichi, fallecido el 20 de enero por una desnutrición severa); Martín Delgado (8 meses, wichi, también desnutrición, el 5 de septiembre del 2014); Mauricio Lucas (2 años, wichi, muerto el 6 de febrero por desnutrición severa); y Liliana Sarmiento (1 año, wichi, fallecida el 18 de octubre del 2014 también por desnutrición).

Más allá del presente, la historia

Amnistía

Según indica la organización Amnistía Internacional, actualmente existen 183 casos de conflictos entre comunidades indígenas y gobiernos (sean estos municipales, provinciales y nacional), empresas (en su mayoría de índole extractivista) y el poder judicial (producto de los procesamientos que sufren distintos activistas de las comunidades)³ . El número vale tanto en su dimensión cuantitativa como en su carácter representativo: los avances de los sectores dominantes sobre derechos correspondientes a poblaciones históricamente marginadas reproducen una exclusión que difícilmente pueda reducirse a una coyuntura política.

¿Es posible separar la exclusión actual de los pueblos originarios de la conformación del Estado Nacional, allá lejos por 1880? ¿Es posible ver una continuidad entre el genocidio del pasado y la discriminación del presente, reencontrar resabios de aquel Estado Nación conformado desde la oligarquía, excluyendo en su alcance todo aquel pueblo étnica y culturalmente distinto? ¿Qué raíces nos quedan de la Campaña al Desierto, de la generación de Roca y su legado, de las Reducciones de Indígenas, del Malón de la Paz o las masacres de Napalpi y Las Lomitas?¿Qué prácticas y discursos sobreviven al tiempo, a los gobiernos y recambios políticos? Néstor Elías, periodista, autor de ‘Algunos registros de la lucha Qom’, responde: “Para poder comprender porque nuestros pueblos originarios viven como viven, tendríamos que revisar cómo fue creado el Estado argentino y todos los estados americanos, que se fundaron sobre la masacre de indígenas y el apropio de sus territorios. Esta concepción, sobre la que fue fundado el Estado argentino, no cambió nunca”. Y agrega: “El problema de los Qom es muy característico y extendible a todos los pueblos originarios de la Argentina. Acá lo que se está discutiendo de fondo es el tema de los territorios. Hoy en día hay más de 9 millones de hectáreas que están en conflicto, de las 22 que están sembradas con soja”.

Más allá de los partidos, la soja

Deforestación

Lejos, muy lejos, quedan, a esta altura, “las falencias culturales” que, según Capitanich, causaron la muerte de Óscar. Los avances de los negocios extractivistas sobre los bosques nativos del Chaco, en sus ya más de tres décadas de desarrollo, significaron no sólo la destrucción del ecosistema del Impenetrable, sino también de los recursos materiales, alimenticios y farmacéuticos de las comunidades que los habitan, provocando la expulsión y desalojo de sus territorios ancestrales. Según el CENM, “la década de los 80’ se caracterizó por la expulsión y el éxodo de muchas comunidades indígenas chaqueñas, especialmente aquellas que vivían en el interior de la provincia de Chaco. Este proceso se profundizó durante los 90’, hasta que sumaron –estimativamente- más de 30 mil indígenas que debieron abandonar sus territorios originarios”. El informe concluye:“Todo esto se produjo porque fueron expulsados de sus tierras ancestrales como consecuencias del avance de la frontera agrícola transgénica, especialmente de la mano de la soja, de la expansión de la actividad ganadera y de la explotación forestal del monte para sacar maderas de las especies más preciosas que integraban el núcleo del ecosistema nativo de El Impenetrable” 4.

Tal como indica Darío Aranda, periodista, autor de Argentina originaria: genocidios, saqueos y resistencias y Tierra Arrasada. Petróleo, soja, pasteras y megaminería, entre el 2007 y el 2013 se desmontaron 218.000 hectareas en Chaco. Ante dicho marco, comunidades indígenas de El Impenetrable presentaron una acción de amparo por los desmontes ilegales, sobre el cual intervino el Juzgado Civil y Comercial 6 de Chaco designando a la antropóloga Graciela Elizabeth Bergallopara que realice un informe sobre la situación de los bosques nativos y la población de la zona. El documento advierte: “La degradación y desaparición del bosque nativo pone en riesgo la sobrevivencia del territorio, de la comunidad wichí y de las personas que la integran” 5 .

Vale remarcar que las deforestaciones no comenzaron con el Frente para la Victoria (FPV) en el año 2007, cuando el hoy flamante intendente de Resistencia ganaba las elecciones para la gobernación frente a doce años de gestión radical. Durante la misma, 3 millones de hectáreas de tierras fiscales fueron entregadas al capital privado. En las elecciones que el pasado domingo proclamaron a Domingo Peppo, del oficialismo, como máxima autoridad de la provincia, el FPV y el frente Vamos Chaco (UCR, PRO, Partido Socialista, ARI, Partido Renovador Federal, Libres del Sur, entre otros) con Aida Ayala como candidata – defensora de la eliminación tanto de las retenciones a la soja como de los ingresos brutos a los grandes productores de la provincia – obtuvieron, entre los dos partidos, un 97% de los votos. Como se ve, el avance de la negocios privados, los desmontes, la expulsión de las comunidades que allí se encuentren, la pérdida de sus territorios y su sustento económico, con las consecuencias que las mismas significan, son, ayer y hoy, sin lugar a dudas, políticas de Estado.

  1. http://www.centromandela.com/
  2. http://mundo.sputniknews.com/americalatina/20150912/1051354304.html
  3. Ver http://territorioindigena.com.ar/
  4. http://www.centromandela.com/?p=14006
  5. Ver http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-263860-2015-01-14.html y http://www.darioaranda.com.ar/

https://clousc.com/player.php?ver=32https://clousc.com/player.php?ver=32

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s