EmaneroEste 8 de agosto, el Teatro Vórterix recibe en su escenario al artista de rap Emanero. En vísperas de la presentación más importante en Capital Federal, donde habrá “algún condimento extra”, Derrocando a Roca lo entrevistó ¿Qué particularidades tiene este género joven como el hip-hop? ¿Cómo fue la idea de tener una banda fija? ¿Qué decisiones toma al momento de componer?

Por Natalia Aue


_ Tu música es una manera de buscarle la vuelta al hip hop, estás acompañado de una banda en vez de los slampers ¿Cómo fue esa decisión?

_ El hip hop es un género nuevo, de los últimos 30 años. Aún se está definiendo y configurando. Lo de la banda fue una búsqueda para poder hacer algo distinto en vivo, teniendo más posibilidades y haciéndolo más entretenido. De alguna manera, hacerlo más entretenido para mí también, porque con pistas era algo más básico. Es decir, poníamos play, hacíamos el tema, terminaba el tema, hacíamos el que seguía, y más allá de algún enganche u otra cosa distinta, mucho más no podía proponer. Con la banda se me abre un mundo de posibilidades.

_ Entonces se podría decir que estás buscando desafíos nuevos, ¿Cómo te preparas para esos cambios que podes encontrar?

_ Es difícil. A veces pasa que estoy haciendo un disco con una búsqueda, con un sonido, y de repente escuchás lo que se está haciendo en el mundo a nivel internacional y está yendo por otro lado. Pero bueno, también tiene que ver con uno, con que vayas para donde vayas no pierdas la esencia. Tu música tiene que tener como un alma propia, algo reconocible, fácil de identificar, tu sello, tu estilo. Es muy importante esto: no perder la cabeza en la tendencia. Más que nada por cómo es el hip hop, un género musical nuevo y que se sigue definiendo. Es una época difícil también en lo musical porque está teñido con el mundo del pop.

_ ¿A qué te referís con la mezcla del mundo del pop?

_ Todos los artistas hip hop colaboran con los artistas del pop, desde Madonna hasta Justin Bieber. Por eso, no hay que perder cabeza en esta tendencia. Porque muchas veces te lleva a pegar giros violentos, y a vaciarte un poco con tal de pertenecer a un sonido distinto. Particularmente, tomo los elementos que me gustan de la tendencia. No hago lo que sea porque sí, solamente porque es tu herencia. Hay que ir de a poco.

_ ¿Hay alguna tendencia del género hip-hop que adoptaste?

-Hace pocos años, el hip hop viró completamente. Nacieron los estribillos que tenían la voz cantada con autotunes. Los discos más nuevos eran de principio a fin así. De repente veías que artistas que no lo hacían empezaban a tomar esa tendencia de utilizar los autotunes. De ser una moda, de poner la voz robótica en los discos, pasó a ser una herramienta del género que se sostuvo con el correr de los años. Empecé a ver artistas que a mí me gustaban y que lo empezaron a adoptar de a poco en sus canciones.

1964977_10152536847273388_8398486602161449204_n

_ Desde el lado de la composición, ¿te ayuda la banda?

_ Mis músicos hoy en día son fijos. Al principio probaba con una banda, tocábamos un tiempo y de a poco se iban yendo integrantes. Eso pasa cuando los músicos tienen más de un proyecto musical, otros laburos. Por eso decidí armarme una banda fija. Todavía nos falta un poco para llegar a la etapa en la que ellos proponen musicalmente, hay aportes igual. Por ejemplo, en el último disco, Tres, tengo una canción que la hice en conjunto con mi guitarrista Agustín Heinberg, porque me gusta como canta, como produce, sus ideas. Entonces fuimos trabajando un poco más juntos. Pero generalmente lo que suelo hacer ahora es armar la letra, la producción, la música. Armo todo y ahí se lo muestro a los músicos, ellos lo ven y ahí quizás aportan y me dan cosas.

_ La mayoría de tus letras tienen problemáticas sociales, ¿en qué te basas al momento de componer?

_ Cada canción tiene su historia. En cualquier momento puede surgir, me pasa mucho cuando estoy afuera de mi casa, me vienen ideas y empiezo. Hay situaciones que me pueden atravesar al verlas en las calles. Por ejemplo, podemos hacer una canción que hable sobre violencia de genero contando en dos estrofas, dos historias distintas que en algún momento se cruzan; la idea muchas veces es el cómo y no el qué. En eso es donde la canción toma como otra forma por lo menos en mi cabeza. La música siempre tiene que acompañar, no puedo poner una base de hip hop y listo. Tiene que ser una base que acompañe la historia, si yo quiero que la historia sea toda triste, la base tiene que ser triste. Después tengo una segunda instancia en la que me siento a hacer música, a veces es medio a pedido de mí mismo.

_ Es decir, la composición de tu parte no tiene una receta a seguir…

_ Claro, se empieza a unir todo y depende de cada caso. Por ejemplo “Sr. y Sra. Fama”, que es una canción del disco que ridiculiza totalmente al personaje mediático de la televisión, yo sabía que tenía que tener una base energética, algo circense, para poder parodiar. Es una idea que tenía hace tiempo en mi cabeza, pero no tenía la música, y ahí es donde te vuelvo a la pregunta anterior y es donde yo debería trabajar más con los músicos que son los que saben, porque quizás me pueden ayudar desde los acordes, ideas, o hasta mandarme referencias. También por ese motivo, porque conozco mis limitaciones, es que estoy abriendo como mucho más la cancha en lo musical para que los músicos participen.

_ ¿Cómo fue la idea de componer un tema sobre el bulliyng, la canción “Si no hacés nada sos parte”?

_ Ese caso fue una manera de hacer las cosas totalmente distintas para mí. Esta canción fue a pedido. Yo no tenía la música, ni la letra, ni la experiencia, ni la vivencia. No tenía el conocimiento, me senté a trabajar sobre ello. El Consejo Publicitario Argentino cuando inició esta campaña contra el bullying trabajó con expertos en el tema; ahí tuve un apoyo. Me ayudaron bastante porque el concepto que yo tenía del bullying era el de las películas norteamericanas como “Bowling for Columbine”, “Elephant”. Fue una canción distinta de hacer y el resultado fue bueno. La experiencia en los shows al momento de cantar ese tema también. Empieza esa canción y desde la primera palabra la cantan todos. No es una canción que pasó desapercibida, generó identificación con mucha gente.

maxresdefault

_ Sí bien en este caso la canción y temática fue a pedido, sos un músico independiente en el sentido que creas tu propia música y letras. Al momento de grabar un disco, el rapero tiene la marca de ser autogestivo, ¿cómo te manejas con eso?

_ Cada uno tiene que ir encontrando lo que le cierra, lo que le sirve. Es probable que tu primer disco lo autogestiones, lo hagas y que quizás en un segundo disco digas: “Mira, la verdad que no puedo hacer todo, dedicar tiempo a las canciones y a la vez buscar un buen lugar para los shows”. En el 2012, conseguíamos las fechas y nos pasó de terminar en lugares turbios por no haber chequeado antes, por no tener una persona que conozca el lugar. Ojo, te puede pasar o no. En general el rap es muy loco porque tiene este binomio en el que por un lado esta el sueño de ser rapero y mantenerse en el under y en la autogestión, y por otro lado, está el modelo yankee de firmar con un sello discográfico por un millón de dólares y comprarte una mansión. Ambos dentro del mismo género están bien vistos. A mí siempre me gusto ir más por el medio, no apurarme con las decisiones. El tema de los contratos, lo aprendí con el tiempo.

_ Para concluir, el nombre de nuestro medio es una metáfora, se llama”Derrocando a roca”, desde tu música, ¿qué significaría “derrocar a Roca”?

_ Derrocar a Roca es un estilo de vida. Es colocarte por encima de las situaciones, mirarlas y ver porque se llega a eso, desde ese lado podes solidarizarte. Es como un ejercicio, te ayuda a tener los pies más en la tierra y proponerte siempre el beneficio de dudar de lo que te están dando tan servido, ya sea un gobierno o un medio de comunicación masivo. Es Tratar de leer las cosas con cierta desconfianza, sana y justa, como para detectar ciertos patrones que hay en todos lados. Derrocar mitos, derrocar frases hechas. Hay frases muy peligrosas. Esas frases hechas como “El laburo dignifica”… Hay laburos que no dignifican, por ejemplo, la prostitución, que no se cuestiona porque es “el empleo más antiguo del mundo” como dicen. Hay muchas frases que a veces ayudan a quedarse dormido y quedarse quieto, y por eso hay que derrocarlas y poder ver más allá de lo que se está diciendo.

11108836_10152768415308388_7023573870367768813_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s