Ph: Laurita Ch Fotografía

Advertencia: Esta crónica no refleja una cronología exacta de los sucesos ni tampoco una descripción densa. Porque esta fecha no merecía ser descripta a la distancia y de brazos cruzados. Requería ser vivida desde la acción, entre el público, y en un momento ya no hubo (ni se pudo) tomar más notas. La elección de sentir por sobre registrar y teorizar, tiene como resultado un texto desordenado, subjetivo y parcial. Que las crónicas de rock las flasheen otros.

Por Carlos Sanabria @hayquearar

Ph: Laurita Ch Fotografía


Fueron 15, 20 segundos de esperanza. El telón del escenario se cerró y las luces se mantuvieron apagadas. Esperamos pero no, esa era la despedida. Terminaba así un show que dividió en dos la noche del sábado 1° de agosto ¿Y ahora? ¿Cómo se sigue? ¿Nos tomamos el bondi y nos volvemos? ¿Cuánto tiempo será necesario para descargar y comprender las diversas emociones que recorrieron este reci de Eterna Inocencia? Antes de las 23, las puertas del Teatro Vórterix se abrieron y los rostros de quienes despejaban la sala eran de satisfacción. Se llenó la cancha sin que ningún multimedio martille cabezas durante semanas, sin que ningún empresario, que entiende que el negocio ahora está en la música independiente, convenza a nadie. El teatro lo llenó el ‘boca en boca’, los casettes y cds pasados de mano en mano, las recomendaciones a amigxs, hermanxs, hijxs, sugiriendo que esta banda vale la pena. Lo llenaron las emociones, los recuerdos y los valores.

11830221_10205011062019558_274502390_n

¿Ya estaban hechas esas canciones? No pasó un año desde la salida de “Entre llanos y antigales”, el último trabajo de Eterna, pero se nota que sus letras y melodías han macerado muy bien en el público. El arranque fue con “Puente de Piedra”, “Tus heraldos” y “Cassiospea”, un abrazo de Mármol para cuando el ánimo no sea el mejor. En el día de celebración de la Pachamama, “el verdadero año nuevo” según Guille, con la canción “Entre llanos y Antigales” aparecieron en las mentes los paisajes norteños de la Patria Grande. “Nuestras voces están unidas esta noche, nuestras quejas serán escuchadas esta noche” fue el canto de guerra en “La Radio Comunitaria”, tema dedicado a las “radios compañeras”, que reconoce el laburo de quienes apuestan a la comunicación alternativa en tiempos de monopolios comunicacionales. Con las imágenes de Simón Radowitzky, anarquista que ultimó al represor de la Semana Trágica, Coronel Ramón Falcón, y de Severino Di Giovanni, “el idealista de la violencia” cuya vida recupera el historiador Osvaldo Bayer, sonó “Mis Maestros”. ¿Habrá alcanzado la madrugada para conversar sobre todo lo que dejó este show?

Cuando Guille habla para presentar alguna canción hay silencio. Bah, siempre hay algún gede que grita algo, pero se percibe el respeto por este Profesor de Historia que deja que al rock lo flasheen otros. Durante la noche bromeó con Ale, y cruzó varias veces miradas cómplices con Roy, a quien conoce desde los 12 años. El buzo de Guille voló en la quinta canción y de a poco se fue soltando. Lo mismo que el público, que con “Abrazo” armó el primer gran pogo de la noche, y con “La Risa de los Necios” recordó a Maxi Kosteki y Darío Santillán. De improviso, en este invierno caluroso apareció el primer track de “Las Palabras y los Ríos”, y el recuerdo del otoño en el que más hojas cayeron. “Gracias por creer en esta banda”, dijo Guille. “Gracia a vo”, le responderíamos si fuéramos futbolistas.

11846334_10205011061739551_868040770_n

Sonó “Vivan mis caminos”, y la advertencia de que la autogestión es una decisión, no un descarte. La convicción intacta de todos los sueños de Eterna Inocencia persiste por los caminos que han elegido. La banda debe enorgullecerse por erigirse como faro para tantos proyectos alternativos que tienen ganas de patear por caminos similares. La imagen mental de Guille en el Roca yendo a laburar como profe se cruzó en “A la mañana”, y “Resistencia” fue dedicada a aquellxs irreverentes e insolentes que tienen un mundo por cambiar: los trabajadores de la línea 60, de la empresa Cresta Roja, y Félix Díaz, que hace 6 meses sostiene el acampe QoPíWiNi en la 9 de julio.

11816026_10205011061059534_545613832_n

“Somos obstinados en el poder de la palabra” fue la introducción de Mármol para que se escuche “Mi puño es la herramienta”. Luego, llamó a bajar el monumento de Julio Argentino Roca que se erige orgulloso en el microcentro porteño con “Iconoclastas”: “ya sacamos el de Colón, ahora vamos por este”, llamó. La lava que todavía fluye y que resiste a la histeria del rock se manifestó en “La fuerza de esta música”. A ‘facazo’ limpio fue el bloque hardcore de la noche. Un teatro lleno se río porque Eterna “no suena en la radio ni sale en los diarios”, y también de aquellos a quienes el “hardcore se les cae” y no entienden que “Arte es disfrutar”. El “modelo” político y económico argentino se sostiene con la megaminería a cielo abierto, con el fracking, con la ampliación de la frontera sojera, y con la represión a las protestas sociales y a los pibes de los barrios, ¿Entenderemos alguna vez lo que es la lucha por el poder? Ante estas futuras elecciones, ¿Comprenderemos lo que es regar para siempre la tierra con sal?

11854071_10205011061339541_874758649_n

Los abrazos entre grupo de amigxs, las miradas directo a los ojos, y el encuentro entre quienes comparten el amor por esta banda llegó con “Nuestras Fronteras”, casi un himno del grupo. Quienes estaban solxs y no tuvieron confianza para abrazar a nadie se doblaron para cantar la canción. “Hay que abolir las fronteras”, dijo Guille, y si no se lo toma literal, quizás apunte a tener los sentidos más abiertos para encontrar compañerxs en vez de enemigxs, a valorar las coincidencias en vez de potenciar las diferencias.

“Espero que tengan fuerza, espero que anden bien, nosotros seguimos en la lucha”. Oscar, referente mapuche del margen sur del Nahuel Huapí se sumó a la última entrevista que le hicimos a Guille en FM La Colectiva, lo describió como un “amigo del pueblo mapuche” y le agradeció a la banda por “estar pendientes de las demandas históricas legítimas de nuestro pueblo”. Por este gesto, por dar lugar a personas como Oscar, nos ganamos el reconocimiento público de Mármol ante un teatro lleno ¿Fue real o un sueño? ¿Fue verdad que previo a tocar “Weichafe Catrileo” Guille Mármol elogió a ‘Derrocando a Roca’ por ser un programa que “ha sabido captar la esencia de la banda”? La emoción fue indescriptible y la canción que recuerda a Matias Catrileo pareció no terminar nunca.

Quedó tiempo nomás para “Verano en tu ventana”, y el pedido que los calores sinceros lleguen de una vez. Y si, pasaron esos 15, 20 segundos y fue la despedida nomás. Con tristeza y admiración. Y con muchas ganas de que venga la próxima.
11823818_10205011061219538_1874512696_n

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s