_DSC4398

Previo a su presentación el 9 de julio en el estadio Malvinas Argentinas junto a Nagual, Derrocando a Roca entrevistó a Eli Suárez, voz y letras de Los Gardelitos, banda de rock que atraviesa sus 20 años de trabajo, música e historias. ¿Cómo vivió el proceso de grabación de “Ciudad Oculta”, el primer disco con composiciones propias? ¿Cúal es el legado de su padre, Korneta Suárez? ¿Qué implica definirse como una banda independiente en este contexto del rock nacional?

Por Natalia Aue

PH: Gux Ramone


_ ¿Por qué decidieron titular “Ciudad Oculta” al nuevo disco de Gardelitos?

_ Es donde arrancamos, en los festivales de Ciudad Oculta, y también el nombre es un disparador para imaginar ideas y una estética, con una ciudad que está oculta y que no se ve a simple vista. A su vez tiene que ver con esta fecha del 9 de julio en Malvinas Argentinas que compartiremos con Nagual, que somos bandas independientes y que de alguna manera estamos como tapadas, ocultas. En el disco se habla de esas cosas, por ejemplo en la canción “Viejo y querido rock and roll”, contamos como los medios de comunicación y las compañías tapan las bandas que vienen de abajo para imponer ellos qué ofrecerle a la gente. En “Ciudad Oculta” reflejamos una realidad que está tapada, y nosotros somos parte de esa realidad…

_ Como banda independiente, ¿Cómo fue el proceso de armado del disco?

_ Lo hicimos en nuestro tiempo, con nuestras locuras, si teníamos una compañía atrás o un productor al lado nos mataba, estábamos haciendo cualquier cosa… Al no tener a nadie que te esté corriendo ni con el tiempo, cuestionándote la forma de trabajo, ni eligiéndote los temas ni el título del disco, se fue dando de una manera espontanea, natural. Nos gustó hacerlo porque tuvimos una libertad total.

_ Experiencia completamente diferente a la que vivieron con Sony y que les costó años sin poder grabar…

_ Eso de “decí todo que sí o te mandamos al cajón” lo vivimos en carne propia. Nosotros no les decíamos todo que si y nos cajonearon, eso te hacen los chabones, son así. Por eso este momento lo estamos disfrutando a pleno, hicimos un disco al que le pusimos el nombre que se nos ocurrió, y hasta lo terminamos de escribir y de componerlo sobre la marcha, estuvimos un año laburando

11351220_883001025105302_2968322154155300091_n

_ Los Gardelitos tienen una larga historia en defender lo independiente, y siguiendo ese camino llegaron al Luna Park (20 de junio de 2014), ¿Cómo se sintieron?

_ Estuvo bueno porque pudimos presentar el disco nuevo y también contrastar por un lado el el glamour y todo lo que representaría el Luna Park, con un disco que se llama “Ciudad Oculta” y que habla de cosas que tienen que ver con lo que se vive al margen. Seguimos siendo fieles a lo que siempre hicimos, a lo que sentimos, y está bueno hablar de otras cosas que no hablan las bandas que están ya metidas adentro del mecanismo del comercio. Siempre se corre el riesgo de entrar en esa maquinaria, pero está bueno ser consciente por más de que vaya creciendo la convocatoria o que cambien los lugares en los que vas tocando.

_ La entrada para el show está $100, es un precio muy popular…

_ Sí, el costo para el público es ese, y además tienen que traer un alimento no perecedero. La gente de Semillero está viendo los distintos destinatarios. El precio hace que venga mucha gente y que se junten muchos alimentos, calculamos que si en Malvinas Argentinas entran ocho mil personas, se van a juntar ocho mil alimentos, está bueno.

Gardelos II

_ ¿Tiene algo de especial tocar el 9 de julio? El 25 de mayo suele ser una fecha importante para Los Gardelitos

_ Es una fecha muy especial por los recitales en Ciudad Oculta los 25, y también es una fecha que nos fue marcando, porque la primera vez que canté después que mi viejo partió, fue también un 25 de Mayo. Y con este trío actual (que completan Diego Rodríguez en bajo y voz y Paulo Bellagamba en batería), también nos toco debutar un 25 de Mayo en Córdoba. Pareciera una ley de la banda tocar los 25, pero muchas veces también tiene que ver con que no tienen fechas para darte y de descarte tienen un feriado que nadie quiere, y somos nosotros los que las queremos.

_ Nombraste a tu viejo, Korneta Suárez, que ya hace un tiempo no está físicamente, pero en los últimos materiales de Gardelitos siguió apareciendo en letras y en música. ¿Hay cosas que todavía no se conocen de él?

_ La gente nos pide hacer cosas nuevas. De mi viejo quedan cosas, hay material se tocó en vivo y dan vueltas como piratas, pero nosotros en “Ciudad Oculta” apelamos a hacer canciones nuevas, y estamos muy respaldados por el público. No le quitamos el ojo a ver como la gente reacciona con la música de Korneta porque está buenísimo, son muy buenos temas, pero también estamos muy atentos a lo que va sucediendo con las nuevas canciones, eso es lo que en este momento nos mantiene ilusionados. Es un desafío, un cambio groso, es raro para una banda que nunca cambie el autor y que la gente te siga bancando. Más allá de que sea mi viejo, y esto lo hablo con colegas y amigos, te das cuenta que el chabón es groso, y cuesta despegar de ahí. Más no le puedo pedir a mi viejo, tan prendido de la teta de Korneta no puedo estar, y por eso estamos buscando cosas nuevas y como dice él “disfrutándolo y viviéndolo como una aventura”. Le ha pasado a todos los grupos, en algún momento tenés que hacer lo tuyo.

_ Para cerrar, ¿Qué sería para vos “derrocar a Roca”, la metáfora que le da nombre a nuestro programa?

_ En “Ciudad Oculta” hay una canción que se llama “Al Pie de la letra”, que hace mención a la Campaña del Desierto. Para el show hicimos una escenografía con una imagen del billete de cien mangos todo calavérico, y es una manera de denunciar esa matanza que está completamente impuesta como parte de la cultura. Poder tener un punto de vista distinto, contra-cultural si se quiere, ir contra esa frase que dice que “la historia la escriben los que ganan”, poder ponerse en el lugar de los perdedores que en realidad también somos nosotros, hace que podamos derrocar a roca en nuestra cabeza, ¿no? Está bueno que la gente vaya tomando conciencia de que fue una matanza y de que hoy lo tenemos a Roca en el billete de cien pesos como si fuera un prócer y en realidad no lo es. Está bueno tener una mirada crítica sobre nuestra historia y sobre nuestra identidad.

_DSC4392

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s