s80ul001

El próximo Domingo 24 de mayo se realizarán las elecciones municipales en España. Laura Camargo, secretaría general de Podemos en las Islas Baleares, charlo vía Skype con Derrocando a Roca para explicar en detalle de que se trata esta nueva fuerza política resultado del #15M, el movimiento autoorganizado en las calles, que se presenta como una herramienta para superar el bipartidismo del pacto entre PP y PSOE.

Por Alejandra Santiago y Carlos Sanabria @hayquearar


 _ Considerando el sistema bipartidista que nos acostumbró España en los últimos años, ¿Qué diferencias presenta Podemos con respecto al PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y al PP (Partido Popular)?

_ Tanto el PP como el PSOE han demostrado que son muy capaces de aplicar políticas de austeridad, en las cuales lo principal es la obediencia a la Troika, al Fondo Monetario Internacional y a la Unión Europea. Este pacto de obedencia austera corrobora la prioridad de los mercados por encima de la gente. Eso es algo que claramente diferencia a Podemos de estos partidos. El PSOE constitucionalizó el pago de la deuda modificando el artículo 135 de la Constitución, anteponiéndola a cuestiones fundamentales de las autonomías, como, por ejemplo, la educación pública y la sanidad gratuita. El Partido Popular, por otro lado, ha hecho tramas corruptas, robo de legado público y sostenido pactos por arriba, para tener siempre contentos a los tres elementos que configuran la Troika, ha tenido connivencia constante con el gobierno alemán, no negando el Tratado de Libre Comercio, el cual supone un cercenamiento de nuestra soberanía para los pueblos del sur de Europa. Ha hecho alianzas con las élites, con los poderes financieros, económicos, con las multinacionales. Evidentemente, todo lo que representan las políticas de austeridad nos distancia profundamente del PP y del PSOE, a nivel de proyecto político, a nivel de proyecto de participación y de organización, y de tener en cuenta la voz de la ciudadanía. En Podemos, la idea ese contar con la gente y con sus opiniones, con los debates constantes, nunca perder de vista que somos ciudadanos y ciudadanas quienes estamos ahora mismo en estas listas en las diferentes autonomías, en los diferentes parlamentos. No perdemos de vista quiénes somos. Queremos ser consultados y queremos debatir con nuestros iguales. Podemos es revolucionario por eso, porque supone la irrupción de las masas en la vida política. Este proyecto busca la construcción de un Estado más social, busca medidas socialistas, pero no por la vía revolucionaria sino por medio de reformas. Sin embargo podemos arrancar con medidas revolucionarias, como la auditoría de la deuda, la nacionalización de las eléctricas o las compañías de gas, de suministros básicos para la ciudadanía que tienen que estar en manos del Estado.

_ Este 24 de mayo se vienen las elecciones municipales, ¿qué sería un éxito y qué un fracaso para Podemos?

_ Es bastante reduccionista hablar en términos de éxito y fracaso. Un éxito puede ser ganar, pero me gustaría mucho más debatir sobre la cuestión del ganar, la cual no tiene que ver únicamente con ganar por arriba, con ganar las elecciones. Eso es tan sólo una forma de ganar. En Podemos hay personas  muy fieles a la idea de que para ganar realmente, tenemos que tener un pie en las instituciones y un pie en las calles. Es decir, de nada nos va a servir que en las instituciones tengamos un excelentísimo resultado si luego miras detrás y no tienes a la gente en la calle apoyándote, si no tienes por debajo un tejido social que es no solamente un apoyo sino también un guardián, siempre exigente, vigilante, una ciudadanía que brinda apoyo a un proyecto de transformación política. Sobre el fracaso, este se daría si el proyecto no durara más allá de las citas electorales, que no eche raíces. El objetivo de una herramienta transformadora como es Podemos, tiene que ser que esas raíces que se han ido echando de una manera muy veloz, que han ido creciendo por debajo, se hagan fuertes para que no llegue cualquier soplo de viento y se las lleve.

fotonoticia_20141105193223_800_ Podemos nace como una alternativa política a partir del movimiento de los indignados. Dado el tiempo que como partido tienen funcionando, ¿ha cambiado su base, sus objetivos o su funcionamiento con respecto a aquellos momentos originarios?

_ Hay un debate abierto sobre si Podemos debe volver a lo que fue en sus orígenes, al momento en que se presenta el manifiesto; o sí, por otro lado, debe continuar por esta vía, la que se mantuvo los últimos años, dirigida a ser una máquina de guerra electoral. Hay una tensión que evidentemente repercute en el beneficio de esta construcción colectiva, ciudadana, participativa y desde abajo que es Podemos. En este debate abierto, en esta tensión interna, se van a encontrar soluciones que sean siempre mejores para la construcción de esta herramienta de transformación total de lo que tenemos hoy en día.

_ ¿Qué relación hay entre este debate interno que nos describís con la renuncia de Juan Carlos Monedero, miembro de la dirección del partido?

_ Juan Carlos es una persona profundamente libre, un intelectual que piensa por sí mismo y evidentemente cualquier proyecto emancipador, como es Podemos, necesita intelectuales que estén de su lado, pero que no se vean a la vez sometidos a las exigencias que suponen un proyecto de este tipo. Juan Carlos, en otros momentos de su trayectoria dentro de Podemos, había expresado opiniones totalmente contrarias a las que ahora mismo está defendiendo, lo que significa que hay una evolución en su persona, en su posicionamiento dentro del partido y de éste dentro del tablero político. Sobre el debate que hablamos antes, Monedero ha hecho una evolución hacia una dirección muy distinta a la que defendía, sin ir más lejos, en el mes de junio del año pasado. Es muy importante contar con intelectuales que se sitúen fuera de la organicidad pero dentro de la defensa de un proyecto político, dentro de los límites que ese proyecto marca. Juan Carlos ha hecho un acto de libertad.

000000_ ¿Es posible que en otros lugares de Europa aparezcan movimientos políticos como Syriza en Grecia o Podemos en España?

_ Los pueblos del sur de Europa han sido muy azotados por la crisis y también muy castigados por las políticas austeras. Están por aparecer herramientas de transformación muy similares a PODEMOS. La ciudadanía está viendo con muchísima esperanza lo que está haciendo Grecia contra las políticas de austeridad que se imprimen desde el norte de Europa, desde estos poderes fácticos tan absolutos. Es un ejemplo y una guía para todos los pueblos del sur de Europa que se encuentran machacados.

_ ¿Con qué perspectivas observa Podemos la actual coyuntura política latinoamericana?

_ Con esperanza y con cierta preocupación. Los primeros procesos emancipatorios y de reivindicación de la soberanía nacional y del decir “stop” a las inferencias de los poderes financieros que emanan de los EE.UU., vinieron sin dudar de América Latina, de los procesos políticos de distinta naturaleza que van marcando un camino. No los pondría a todos bajo el mismo arco, sería reduccionista, y es muy difícil decir que hay una similitud en lo que ocurre en Venezuela, Ecuador o Argentina, no lo considero en absoluto comparable. Por otro lado, lo miro con cierta preocupación porque algunos de estos procesos se ven un poco agotados y amenazados por nuevas injerencias y amenazas a la soberanía que con muchísimo esfuerzo y valentía han ganado y han luchado. También me preocupa y fastidia el maniqueísmo y la manipulación terrible de la prensa europea para con los procesos emancipadores en América Latina. Es desagradable y repugnante lo que hace el grupo Prisa cuando habla de los procesos que se viven en Ecuador, Bolivia, Venezuela, como los demonizan. Aquí en Europa están llegando informaciones totalmente sesgadas, parciales y conniventes con los intereses de quienes se ha puesto, por fin, freno en muchos de estos países y procesos que todavía están en marcha.

ejicnIvf_400x400

_ Hay muchas empresas españolas con inversiones y negocios en otros países, como el caso de Telefónica en Argentina. ¿Cuál es la postura de Podemos respecto al conflicto entre una empresa española con los intereses populares de otro país?

_ En clave autonómica tenemos muy poco que decir al respecto. En el caso de Repsol y Telefónica correspondería a políticas que estarían supeditadas a las decisiones del gobierno estatal del país afectado y no de un gobierno del parlamento español. Claramente estas políticas depredadoras, explotadoras, que amenazan la soberanía de los pueblos en donde se implantan y se desarrollan, son totalmente perseguibles se llamen como se llamen, Repsol o Telefónica. Esas empresas son, la mayoría, de capital americano. Aún así si dentro del pisoteo de derechos de los pueblos estuviera una empresa española estaría igual en contra. No puedo aplicar un rasero únicamente supeditado a la nacionalidad de la empresa en cuestión. Además estar al lado de los de abajo supone que hay un hermanamiento entre todas estas personas, independientemente del país del que sean. Me considero internacionalista, lo he sido siempre, y para mí la solidaridad entre los pueblos es algo fundamental. Es una solidaridad que excluye a estas elites, a estas empresas que lo que hacen es lucrarse, machacar y explotar a la gente, trabajadores de todos los pueblos del mundo.

 

1 Comment

  1. Pingback: Derrocando a Roca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s