El modelo productivo

Agoniza la soberanía política: Decreto de Necesidad y Urgencia para Monsanto

banco-semillas

Dibujo: Disculpen la Molestia

Sin éxitos para modificar la Ley de semillas a través del congreso, el Gobierno Nacional anuncia que se emitirá un decreto de necesidad y urgencia para que la biotecnología se cobre en la semilla. El primer eslabón de la cadena productiva absolutamente privatizado. ¿Soberanía política? ¿Independencia económica?

Por Tomás Hart de Presencia Agraria

Ilustración: Disculpen la Molestia


Finalizada la reunión que mantuvieron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela; el secretario de Agricultura, Gabriel Delgado y representantes del sector privado, el Gobierno Nacional tomó la decisión de emitir un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar la actual ley de semillas.

El DNU apunta a que todos los pagos por derecho de propiedad deban realizarse en la semilla. Al mismo tiempo se creará un registro de uso propio ” que determinará qué porción de la semilla no fiscalizada es de uso propio y qué porción corresponde al comercio de “bolsa blanca”.[1] Recordemos que bolsa blanca es el término que se utiliza para denominar a la semilla no certificada o fiscalizada. Según Aníbal Fernández se excluirá del pago a los pequeños agricultores. También se creará un fideicomiso para el fomento de la biotecnología en el país a través del cobro de un canon tecnológico.

Soberanía Política

Es claro que este DNU provine de la presión de la transnacional Monsanto. El tema entorno a la ley de semillas, invisibilizado por todos los medios, ya estaba presente en la agenda del Gobierno Nacional hace rato. Vemos que un tema tan profundo y delicado como es el cuidado del primer eslabón de la cadena productiva es resuelto en una reunión cerrada, sin participación de sectores populares-campesinos, ni debate publico.

El poder de las corporaciones sobre los gobiernos vuelve a repetirse. Más allá de discursos o “gestos”, el Gobierno Nacional, una vez más, se somete a las ordenes de una transnacional. Tanto en la oscura noche neoliberal, como en la actualidad, la relación de dependencia se mantiene y se profundiza. Es claro que los intereses de una transnacional como Monsanto chocan con los intereses de los sectores populares agrarios.

Cosmovisión ancestral

La selección, el intercambio, el almacenamiento y la preservación de semillas son actividades ancestrales propias de America Latina. Este decreto, o sea la privatización de las semillas, tira por la borda una forma de concebir el mundo y la naturaleza. Esta cuestión no es menor. Es una muestra más de que el aparato colonialista sigue intacto. Se aplica la lógica de la ganancia y de la propiedad privada a la vida misma. Es un quiebre, no solo en las condiciones materiales, sino en la subjetividad de nuestros pueblos. Es aceptar y legitimar otra usurpación por parte del capital.

Impacto Socio Ambiental

Este DNU no puede ser visto como una decisión aislada. Está enmarcado en el modelo económico extractivista que eligió llevar a cabo el Kirchnerismo. Desde el 2003 hasta el 2014 en la Argentina se aprobaron 23 eventos transgénicos. La megaminería a cielo abierto está en su auge. El fracking y su coctel de químicos ya nos abordaron.

Las consecuencias socio-ambientales que producen todos los productos de Monsanto son varias. En primer lugar, cultivos transgénicos extensivos que desertifican el suelo. Por otro lado, la utilización de agrotóxicos en las plantaciones causa mortales enfermedades a los habitantes de nuestros pueblos. Finalmente, la soja transgénica llega a todos los hogares ya que es utilizada como ingrediente en casi todos los productos que consumimos.

El Decreto

Aníbal Fernández destacó la cooperación entre los sectores público y privado, y remarcó la necesidad de que haya claridad en términos de registro para proteger “a los más débiles y vulnerables y poner un fin a tantos años de discusión”.

Cuando habla de tantos años de discusión, el jefe de gabinete se refiere a la presión que viene ejerciendo Monsanto hace algunos años para conseguir que los agricultores de soja paguen regalías por utilizar su semilla. Ahora bien, a futuro, este decreto pone en riesgo la utilización de otras semillas, no solo las de soja. ¿Como confiar en la transnacional creadora del agente naranja?. Hoy, en Argentina, hay semillas transgénicas de soja, algodón y maíz. A largo plazo Monsanto podría incorporar semillas de cualquier vegetal o fruta. ¿Qué sucederá entonces? Recordemos un caso archiconocido en EEUU. La plantación de un farmer de soja no transgénica es polinizada por un aledaño de soja transgénica. La transformación de la genética fue inevitable. El resultado: Monsanto inicia un juicio contra el farmer por “utilizar” su semilla.

Como decimos, este modelo de producción fue el elegido por el Kirchnerismo, no fue un error de cálculos. Contrario a frenarse, el modelo tiende a profundizarse. El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del MAGyP, Gabriel Delgado, expresó que “las inversiones y el desarrollo de la biotecnología y el germoplasma son fundamentales para nuestro país y el mundo. Es un camino de agregado de valor y generación de empleo que tiene que ser incentivado con reglas claras y el consenso de todos los actores”. En este caso, los campesinos no son tomados como “actores” ya que nunca fueron consultados.

La lucha

Desde hace tiempo, distintas personalidades y organizaciones sociales mantienen una incesante campaña contra la privatización de las semillas. Sus voces intentan ser acalladas. Sin embargo, la lucha continua

[1] http://www.minagri.gob.ar/site/institucional/prensa/index.php?edit_accion=noticia&id_info=150519134951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s