“El problema con los agroquímicos no es la contaminación momentánea, sino su perdurabilidad”

10272535_241736996033914_6804851730497672872_o

Derrocando a Roca entrevistó a la periodista Daiana Melón, integrante del Colectivo de Periodismo Ambiental Tinta Verde y redactora de la revista Materia Pendiente, ante la edición de su libro ‘La Patria Sojera, el modelo agrosojero en el Cono Sur’. ¿De qué se trata este “modelo” que atraviesa gran parte de América Latina? ¿Qué consecuencias puede traer a futuro? ¿Cuáles son las principales estrategias que deben llevar adelante quienes están interesados en masificar el problema de la sojización?


 

_ En ‘La Patria Sojera’ afirmás que el fenómeno de la soja no es algo que ocurre solo en la Argentina sino también en otros países. ¿Existe la “Patria Grande Sojera”?

_ Es justamente el sentido del título y el subtítulo principal: Análisis del modelo agro-sojero en el cono sur. No sería tan rico analizar el caso argentino de manera aislado porque se da en el contexto latinoamericano. En todos los países que cultivan soja transgénica (Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil) se da el mismo modelo, con las mismas características y los mismos impactos. En el título se trabaja sobre la soja porque es el cultivo transgénico más cultivado en todo el cono sur, pero tiene la intención de cuestionar el modelo transgénico en general, que viene asociado a las semillas resistentes a determinados pesticidas (altamente tóxicos y contaminantes), a las maquinarias de siembra directa que reemplazaron al trabajador rural, y a la expulsión del campo de estos trabajadores que se vinculaban a la tierra desde otro lugar y hoy se quedaron sin trabajo.

_ ¿Cuáles son las consecuencias a futuro de seguir profundizando este modelo?

_ Ya en el corto plazo se ven. A diario conocemos datos que muestran lo altamente tóxicos que son los pesticidas que se usan, sabemos del aumento de personas con cáncer y otras enfermedades. Los químicos afectan fuertemente a los niños y a las embarazadas. Se empezó a ver que aumentaron los casos de pérdidas de embarazo durante los últimos meses de gestación. A largo plazo, el suelo fértil de esta región está siendo devastado, solo el 12% de los nutrientes que se extraen del suelo son repuestos. A futuro se van a conocer numerosos casos de enfermedades que van a seguir creciendo en las poblaciones aledañas los campos. Los pesticidas que se usan, fueron utilizados en la guerra de Vietnam para fumigar las selvas, y aún hoy en esa zona se siguen viendo sus consecuencias: siguen naciendo chicos con malformaciones. El problema con los agroquímicos no es la contaminación momentánea, sino su perdurabilidad. Personas que viven en las ciudades, lejanas a las zonas rurales, consumen estos pesticidas en las frutas y verduras que se van acumulando en el cuerpo.

charla2

_ Mucho se habla de una Ley de Semillas impulsada por Monsanto, ¿De qué se trata? ¿Cuál es la diferencia con la ley anterior?

_ La reforma que se intenta establecer, no solo se impulsa acá sino también en otros países, utilizan la misma receta. La Ley de Semillas promulgada en el año 1973 y reformada en los ‘90 ya establece una patente sobre las semillas, pero lo bueno es lo que deja por fuera. Da patentes a quienes mejoren una nueva semilla y aquellos que desarrollen esto, se hacen de la patente y obtienen regalías. La nueva ley deja por fuera prácticas milenarias que han sido utilizadas en los campos desde los inicios de la agricultura: guardar las mejores semillas para utilizarlas en la próxima cosecha. Con la nueva ley esto estaría prohibido, como también lo estarían las ferias de semillas que se hacen en los campos. Además, hay una modificación sustancial, las patentes no solo se dan sobre las creaciones, sino también sobre los descubrimientos. Así, una empresa con la capacidad económica de reconocer el ADN de una semilla, también tiene la capacidad de patentarlas. De este modo pueden empezar a patentar a mansalva, podrían cobrar regalías por semillas de plantas medicinales que vienen usándose de antaño por las comunidades. La nueva ley permitiría que las grandes empresas terminen definiendo nuestra alimentación, el problema no atañe solo a los productores agrarios, sino a todos.

_ ¿Hay un margen para que los productores agropecuarios puedan salir de este circuito dominado por las grandes empresas, o es casi imposible?

–De reglamentarse esta ley casi no hay margen. Porque establecería un poder de policía para que determinados organismos puedan ir a chequear con qué se sembró cada campo. El productor debería tener un recibo en el que figuraría dónde compró las semillas y de qué tipo son. A diferencia del año 2012, cuando se intentó sancionar esta ley, ahora se establece una especie de registro en el que los productores pueden anotarse para intercambiar o guardar semillas de forma no comercial entre ellos. Pero es algo que no tendría gran impacto, ya que no todos tienen la capacidad para viajar y acceder e inscribirse en esos registros. La nueva ley los afectaría terriblemente porque sus prácticas quedarían sujetas a la compra de semillas a estas grandes empresas. Encima, muchas veces éstas desarrollan semillas llamadas “terminator”, que se autodestruyen y no pueden ser reutilizadas en las siguientes cosechas, lo que obliga a los productores a seguir comprándole a estas empresas.

_ ¿Qué estrategias se deberían llevar adelante para masificar estos temas que como vos afirmás, “nos involucran a todos”, y no solo a los productores?

_ Esa masificación es sumamente necesaria porque nos atañe a todos. Pero lo es más porque en otros lugares en que se ha  impulsado esta ley (Chile, México y Colombia), fue derogada a partir de la movilización popular. Por eso es necesario llegar a otros sectores para que se enteren de lo que está pasando, no está bueno que los debates queden entre “entendidos” o personas vinculadas a esto. Es difícil porque muchas personas consumen medios de comunicación que jamás van a publicar algo al respecto debido a sus intereses particulares. Desde nuestro pequeño lugar, como el Colectivo Tinta Verde, tratamos de difundir en lugares diversos, en donde invitamos a las personas que se sumen a los debates, y a concientizar que si sale esta ley tendrá un impacto muy grande: afecta a nuestra alimentación y la economía del país.

269303_494224227311461_549645251_n

1 Comment

  1. Interesante entrevista. Los gobiernos de América Latina siempre se olvidan de los campesinos que los que les dan el sustento al país y en su lugar dejan a las grandes empresas hacer todo lo que quieren, por cobrarle impuestos dejan que acaben con nuestras tierras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s