Nunca quise tanto a nadie como vos

 

Ilustración: Disculpen la Molestia
Ilustración: Disculpen la Molestia

Todas las encuestas coinciden en que los candidatos con mayores posibilidades de sentarse en el sillón de Rivadavia son Mauricio Macri, Sergio Massa y Daniel Scioli. Dos de ellos son fervientemente opositores. El otro, cauteloso y estratégico se mantiene dentro del FPV. ¿Detrás de quien se encolumnaran los votantes del FPV? ¿Quién será el sucesor? ¿Scioli profundizara el modelo? ¿La juventud militante que acompaña al kirchnerismo lo seguirá?

Por Tomás Hart de Presencia Agraria


 Lo que viene, lo que viene…

  Todo indica que el próximo candidato no será de izquierda, ni siquiera progresista. La salida del gobierno parece desembocar hacia la derecha. La imposibilidad de superar el personalismo es multicausal. Desde el oficialismo – y también históricamente desde el peronismo- se argumenta que el limite esta dado por la subjetividad y la idiosincrasia de la clase media argentina, la que según el momento económico, péndula hacia un lado o hacia otro. Es decir, el aparato ideológico impulsado por los medios de comunicación y las grandes corporaciones penetra en la clase media, quien terminaría defendiendo los intereses de los poderosos como si fueran los suyos.
La burguesía nacional sigue sin existir. Ese es otro elemento a tener en cuenta para lo que viene. El sueño de Néstor Kirchner de crear una burguesía nacional con sentimiento patriótico nunca ocurrió. Por un lado, gran parte de la estructura productiva está extranjerizada, especialmente la que refiere a explotación de bienes comunes naturales. Por el otro, hay un empresariado local que como a lo largo de toda la historia, se rige solo por la lógica del aumento de la tasa de ganancia, lejos de las ideas de solidaridad y nacionalismo.
Los 12 años de kirchnerismo vieron aplicarse medidas progresistas que no buscaron modificar la estructura productiva. Muchas medidas tuvieron gran importancia a nivel cultural y social, tales como la asignación universal por hijo, el matrimonio igualitario, los juicios a la junta militar y la recuperación de las AFJP. Sin embargo, siguen manteniéndose leyes y estrategias de la oscura etapa neoliberal, que no permiten poner en jaque el poder de las trasnacionales y corporaciones. La ley de entidades financieras y la de Inversiones extranjeras son un cáncer para nuestra economía.

 Yo amo a Cristina, pero…

  La ultima movilización oficialista del 1° de marzo, mostró el apoyo de una importante porción de la población para con Cristina Fernández. Su presencia en la apertura de las Asambleas Legislativas, tuvo como objetivo estratégico demostrarle a la sociedad civil la capacidad de convocatoria del kirchnerismo. Una especie de contragolpe a la marcha del 18F (“Yo soy Nisman”). A diferencia del PRO y el Frente Renovador, el Frente para la Victoria cuenta con una gran cantidad de militantes jóvenes que se encolumnan detrás de las distintas organizaciones y partidos que engloban “Unidos y Organizados”. Al mismo tiempo, cuenta con el tradicional aparato del PJ, fundamental para obtener gobernabilidad en nuestro país.
Las encuestas marcan que los candidatos más fuertes son Mauricio Macri, Sergio Massa y Daniel Scioli. Lo interesante aquí serán las internas del FPV. Cristina no ha tomado partida por ningún candidato, aunque en los últimos meses ha nombrado y acompañado en varias ocasiones al Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. Siguiendo la lógica verticalista que impera en el FPV y el Peronismo, casi ninguna organización de militancia de base ha dado su apoyo explícito a un candidato. Solo el Movimiento Evita parece haber jugado con sus propias cartas y ha comenzado a realizar una campaña abierta para candidatear a Jorge Taiana. Pero ni Randazzo, ni Taiana, ni Sergio Urribari, ni ningún otro posible candidato del FPV mide mejor en las encuestas que Scioli…

MauriDani

Massa

Alternativa a la alternativa

  Cristina tiene tres caminos a elegir. El primero sería seguir con la estrategia actual. No elegir explícitamente a nadie y dejar que sus votantes decidan. El segundo camino seria nombrar públicamente a su sucesor, como supo hacer Hugo Chávez con Nicolás Maduro. El tercero seria negociar con Scioli los cargos a ocupar y encolumnarse desde un principio detrás del candidato con mayores posibilidades, detrás del gobernador de la provincia con mayor presupuesto y más peso político de la Argentina. Las alianzas con distintos actores políticos que ha tejido Scioli y que beneficiarían su candidatura no son para despreciar.
Queda claro que el peronismo no ha podido solucionar su histórico problema de sucesión. Luego de 12 años de gobierno no han logrado formar un candidato alternativo a Cristina. Los ideales y consignas propias del kirchnerismo no han podido ser apropiadas por ningún dirigente. Frente a esto nos encontramos con el resurgimiento de la derecha tradicional encarnada en Macri, Massa y Scioli, tres gestiones conservadoras: Scioli y su ejército policial, Macri y su vocación pro privatista, Massa y sus cámaras de seguridad.

 La juventud que iba a cambiar el mundo

El problema a la hora de hablar de sucesión presidencial, es creer que el poder solo radica en la burocracia y el poder político. El extremo verticalismo y la falta de exigencia de las bases parece haberle dado fin a la lucha en las calles, a la exigencia y el compromiso del pueblo para cambiar la sociedad. Los movimientos sociales parecen haber perdido fuerza dentro del kirchnerismo. ¿Cuántos militantes kirchneristas están en contra del aborto legal, seguro y gratuito? ¿Cuántos apoyan las fumigaciones con glifosato que causan miles de muertes? ¿Cuántos están a favor de la represión de pueblos originarios? ¿Cuántos consideran que la ley de entidades financieras y la de inversiones extranjeras no deben ser derogadas? ¿Cuántos apoyan los contratos con Monsanto o Chevron, una empresa fugitiva de la justicia?
Como alguna vez dijo el Che Guevara “Entonces, los jóvenes dirigentes se han puesto a pensar que es lo que debe hacer la juventud, porque debe ser alegre, según definición. Y eso precisamente es lo que convertía en viejos a los jóvenes ¿Cómo un joven tiene que ponerse a pensar que es lo que debe ser la juventud? Simplemente haga lo que piense, y eso tiene que ser lo que hace la juventud.” ¿Cómo podemos esperar que la salida del gobierno sea por izquierda cuando el movimiento se ha estancado detrás personalismo de Cristina?
El poder económico imposibilitará siempre el avance hacia una sociedad más justa, esperar gestos patrióticos o socialistas de su parte es una ingenuidad. Al mismo tiempo, la promesa de la “profundización del modelo” ha quedado en la nada. Desde el ejecutivo –lo cual es lógico- no se ha podido o no se ha tenido la voluntad de tomar medidas más drásticas como si ha sucedido en Venezuela o Ecuador. Esto no quiere decir que la situación de esos dos países no sea comprometida, ya que en un mundo globalizado las cartas se barajan en términos geopolíticos. Sin embargo, la organización popular de Venezuela ha dado la posibilidad de seguir haciéndole frente a la burguesía antripatriotica venezolana, y nada más ni nada menos que a EEUU. La creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), donde participan Ecuador, Venezuela, Bolivia y Cuba, marca un camino para plantarse frente al sistema capitalista y su lógica depredadora.
Estas elecciones nos mostraran por primera vez en la historia la salida democrática de un gobierno peronista, el que deberá hacerse cargo de los legados que deje hacia el futuro ¿El kirchnerismo logró formar una movimiento popular emancipado del Partido Justicialista? ¿Quiénes componen sus bases, intelectuales y militantes de clase media? ¿Por qué la salida termina siendo por derecha? ¿Por qué no se profundizaron medidas para un mejoramiento pleno en la calida de vida de nuestro pueblo?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s