Restos Fósiles: “Somos de una generación que no esperó que le regalen las cosas”

Foto: Gusi Ramone
Foto: Gusi Ramone

Previo a su fecha el sábado 13 de diciembre en Groove, Derrocando a Roca entrevistó a Mane y Lechu, voz y guitarra de los Restos Fósiles. En la charla recorrimos el presente de esta banda que a pesar de sus parates en el pasado, ha trascendido distintas generaciones dentro de la escena hardcore. Entre sus opiniones sobre la autogestión y las razones de la fidelidad de su público, sobresalió una promesa para el 13: “Va a hacer calor, va a haber birra, y va a ser una noche festiva y emotiva, llena de magia”.

Por Sebastián Nores


El primero en llegar es Mane, se sienten sus ganas de expresar lo que será la fecha del 13. Mira el escenario de un Groove vacío varias veces antes de empezar a charlar. Tengo una remera que ya no se consigue, es del EP “Amor Secreto” de 1998. “Faaaa que grande” dice Mane. Se disculpa porque por ahora está solo (“me dejaron de garpe”), pero en un rato se sumará Lechu. En fin, a encender el grabador y por unos minutos a sustituir el rol de fan por el de periodista…

_ ¿Con qué expectativas se encuentran para el recital del sábado 13?

Mane: _ Estamos justos, por más que hemos pasado montón de buenos momentos en la banda, este es el mejor. Se expresa por la edad, porque estamos más maduros, sonando mejor, y ensayando una bocha, con ensayos de 3 o 4 horas, y también 3 o 4 veces por semana. Estamos con mucha garra para tocar, nos quedamos cebados del 8 de mayo, de esa reunión en que tocamos 8 temas (en Uniclub junto a E.D.O.). Creemos que la gente también se quedó cebada y ahora dijimos “vamos con todo”, va a ser un show largo, bien ensayado, bien sonado y en este lugar que me encanta: Groove.

_ Recién nombrabas el rol de la gente. Debido a todo lo que generan en el público, ¿Hay alguna posibilidad de que Restos Fósiles siga más allá de esta fecha?

M: _ Todavía no lo sabemos, ofertas hay de todos lados. Por ahora decidimos apostar todo a este show, nos lo debíamos a nosotros y también a los chicos que nos vienen a ver de siempre. Hace un hablamos de hacer unos temitas nuevos en el 2015, pero todavía no hay nada confirmado. El año que viene nos volveremos a juntar como venimos haciendo hasta ahora y hablaremos qué onda. Hay lindas cosas para hacer, pero todavía no sé que va a pasar.

_ ¿Por qué consideran que Restos Fósiles, a pesar de los parates que ha tenido, ha trascendido distintas generaciones?

M: _ Es bastante loco. En estos 11 años que dejamos de tocar, Restos Fósiles se convirtió en una banda de culto. Quizás tenga que ver con sus canciones, que no podés encajarlas en un estilo determinado, ni hardcore, ni punk, ni tan cabezota ni tan podrido. Nos vienen a ver mamás o amigos que tienen hijos de 8, 9 años y nos mandan videos de sus hijos cantando los temas… La trascendencia también tiene que ver con el contenido de las letras, que hablan de un modo de vida, de sueños, de utopía… Quien nos sigue se siente identificado con ambas cosas, ese combo hace que la banda le pueda gustar a chicos de distinta edad.

_ Al charlar con gente que los sigue desde hace años, se nota la carga positiva de la banda que se expresa en las letras, a diferencia de otros grupos de la escena hardcore o punk rock…

M: _ Las letras son historias de vida, de nuestras vidas, a la gente le gustan mucho porque están construídas en base al amor. Una letra como “De Golpe”, si bien habla de la dictadura militar, no se refiere tanto a los milicos, sino a la gente que sufrió, a los desaparecidos, si bien puede ser una denuncia no es un panfleto barato. Las canciones están escritas con el corazón, la gente sabe que vivimos lo que escribimos, por eso un montón de pibes me dicen : “uh, a mí me pasó esto con Tres Décadas”, “uh, a mí me pasó esto con el Último Trago”, escuchan las canciones y se sienten reflejados. Si bien es mi vida, es la misma que la tuya, que la de él, que la de todos.

Foto: Gusi Ramone
Foto: Gusi Ramone

_ ¿En la fecha que hicieron en mayo en Uniclub ya pudieron dar cuenta de ese público tan diverso?

Lechu: _ Vimos eso, un montón de pibes chicos, una mezcla copada de gente nueva, de gente grande, y todos pogueando como si tuvieran 15 años. Después al otro día habrá habido algún que otro viejo con algún dolor de ciático…

_ ¿Cómo ven la escena hardcore local? ¿Qué diferencias encuentran con la época en que tocaban?

L: _La veo bien, la escena toda la vida tuvo altibajos, hay momentos con mucho público, otros con menos, con muchas bandas, con pocas bandas, con bandas que suena mejor y más profesionales, momentos más amateur… pero el hardcore siempre va a ser un estilo sectario, nunca fue una cosa del mainstream, no es el punk, no es el heavy metal, que son géneros que hasta tu abuelo puede reconocer. El hardcore no es algo de uso común. Viví buenos momentos de la escena, como por ejemplo los “Teatros” de Nueva Ética ¿Quién se iba a imaginar que una banda hardcore iba a llenar un Teatro? Y estamos hablando de hardcore duro… Por suerte hay un montón de bandas tocando, está Las Palabras Queman, sigue Minoría Activa, volvió Otra Salida que están tocando un montón, está Circulo activo, hay escena…

_ La pregunta remitía a que uno desde afuera, como espectador, muchas veces espera que el hardcore sea un estilo donde lo autogestivo sea la regla, en el que se puedan organizar movidas sin intervención de la industria, en dónde no haya puterío entre bandas… ¿En este sentido, se idealiza el estilo?

M:_ La realidad cambia, como toda en la vida. Hay mejores lugares, mejores sonido, mejor iluminación, pero creo que la esencia sigue siendo la misma.
L: _La autogestión se dio porque las cosas hay que hacerlas. Yo soy de una generación que no creyó, como si lo hacían algunos músicos, de que vos empezás a tocar en tu casa, y luego pasás a un bar, y en un bar te van a descubrir… Nunca creí esa historia, hay que hacer las cosas. Nuestra generación nunca esperó que alguien te ofrezca ir a tocar a un lugar, sino que íbamos a buscarlos. Ese el principio de la autogestión, el querer que las cosas se consigan y no esperar. Quizás en Estados Unidos o en Europa exista eso de que por ahí estás tocando en algún lugar y que te descubra alguien, pero acá no
M: _ Mirá cuántos años tuvimos que estar nosotros para tocar en un lugar lindo como Groove por ejemplo…
L: _ Claro, nosotros no es que idealizamos la autogestión, es lo que nos pasó, es lo que nos tocó. Igual nos gusta que sea así, no sé si nos sentiríamos cómodos estando en una mega compañía de discos, no lo sé, tampoco lo viví como para decir eso sirve o no sirve… A nosotros nos tocó salir y hacer las cosas, ¿Quién las va a hacer por nosotros?, Nadie.

_ ¿Influyó en algo el contexto social y político en su momento a la hora de componer canciones? ¿En el modo de llevar adelante la banda?

L: _ Siempre te influye porque los contextos políticos sociales terminan tocando en algún momento tu vida. Si hay quilombo en la calle, en algún momento lo vas a ver o te va a rozar, nosotros vimos de todo: desde la época de los militares hasta los Kirchner.
M: _ Al principio, en Restos Fósiles te llevaban en cana por nada, caías a un recital y se llevaban a todos, ahora eso no pasa. Nuestra revolución va por las canciones, nuestras letras nuestras no son politizadas, si bien hablan de amor, de sueños, de utopías, pero no somos una banda que haya militado en la política, creemos en nosotros mismos.
L: _ A la larga es todo lo mismo, con una bandera o con la otra, son todos iguales, tiran para el lado de ellos y el resto que se jodan, nunca nos interesó ponernos con alguna bandera.

20141203_163324

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s