Música

Ska-P en Ferro: Orgulloso de estar

1743543_811530138911874_2267627632280342479_n

Se los va a extrañar a los Ska-P. Con el aviso previo de que una vez finalizada la gira que los trajo a Córdoba y Buenos Aires la banda española se tomará un descanso sin fecha de regreso, el encuentro en Ferro estuvo a la altura. Como si la falta de certeza de volver a verlos, hizo que los motivos y sentimientos que llevaron a cada uno de los presentes a apropiarse de la banda salieran a la luz. El resultado fue una fiesta, o mejor dicho, un carnaval.

Por Carlos Sanabria @hayquearar


Durante la Edad Media y el Renacimiento el carnaval era la fiesta popular más importante. En esos días de festejos, las clases oprimidas, los pobres, los que se rompían el lomo para que la nobleza y el clero pudieran vivir sin trabajar, tenían la oportunidad de subvertir el orden del mundo, y por un día ellos eran los protagonistas y podían dar rienda suelta a sus excesos y burlarse de aquellos a los que no se les podía cuestionar su mando. El recital de Ska-P en Ferro ofreció algo parecido: ¿Cuántas celebraciones más permitan en una misma noche putear al Vaticano, criticar el “Modelo de Cristina” y celebrar que la clase trabajadora “somos la revolución”? ¿Cómo no valorar este espacio en el que nadie mira raro a quien grite que en Gaza hay un genocidio, que Sergio Berni es un facho (“y a la mierda reaccionario”) y que la solución consiste en “legalizar”?

322716_217660308298863_491334761_o

“Para mi no vuelven más, fijate los temazos que tocaron, se despidieron” se escuchó en la desconcentración del público luego de las dos horas de show en Ferro. Y es que Ska-P no es solo una banda que se la escucha y que se la consume. Ska-P es una banda de la que uno se apropia. Sus canciones se sienten, fluyen en los espectadores que lo manifiestan saltando, haciendo mosh, intentando armar los círculos de pogo más grande posibles, o simplemente agachando la cabeza y realizando un bailecito ska. A diferencia de esos festivales marketineros en que se compran los tickets antes de saber qué grupos se presentarán en el escenario (aunque usted no lo crea), en los shows de Ska-P no hay una proliferación de celulares y cámaras de fotos que intentan registrar cada momento. En vez de revivir el show más tarde, se elige vivirlo.

ska-p-37

Foto: Patente Pendiente

Las voces de lxs que luchan cotidianamente por cambiar la realidad argentina fueron amplificadas en el escenario de Ferro. Los trabajadores despedidos de Lear, aquellos que sufrieron la represión en manos de la gendarmería dirigida por Sergio Berni, pudieron dar su testimonio. Así también lo hicieron quienes llevan adelante la imprenta recuperada MadyGraf (ex Donnelley). El “Fuera Monsanto” se escuchó muy fuerte luego de que Pulpul describiera su visita al campamento en las afueras de la planta de la multinacional, en Malvinas Argentinas (Córdoba) donde los Ska-P conocieron a Sofía Gatica. Y fue conmovedor el llamamiento a la “Primera Marcha de Mujeres Originarias” en el que Moira Millán, referente mapuche pidió que “sin excusas, sin flaquezas, recuperemos nuestros sueños, hagamos valer nuestro derecho, resguardemos la vida, cambiemos la historia”, e interpeló a los presentes estar el 21 de abril de 2015, día en que los Pueblos Originarios tomarán la palabra en el Congreso de la Nación: “no es lo mismo su presencia que su ausencia, ¿Quién sino vos? ¿Cuándo sino ahora?”

10418454_809391979125690_3715051534724665451_n

Troskos, anarcos, peronistas de izquierda (si es que existen) o quienes simplemente decidieron dejar de lado la rutina de la vida cotidiana para descargar su energía, participaron de la comunión (atea por supuesto) que fue el show de Ska-P. Más allá de lo que suceda con la banda a futuro, allí están sus letras y sus canciones, lo construído durante 20 años. ¿Quénes eran antes de conocerlos? ¿Son diferentes ahora? Sino vuelven nunca más, aquellxs orgullosxs de haber sido atravesados por los 20 años de música de Ska-P, y que estuvieron en Ferro para rendirle tributo, no tendrán nada de qué arrepentirse… ¡Insistimos! Se los va a extrañar a los Ska-P…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s