Mal Pasar: “El que milita, lo hace desde que se levanta”

383965_10150438283207613_1820226221_n

La clase obrera, la burguesía, las multinacionales, los músicos que se pelean por ver “quien la tiene más grande”, son algunos de los protagonistas en esta entrevista con Mal Pasar. Casi llegando a las dos décadas de punk rock, Carlos “Gaviota” Sassone y Marcos Cassettari se dieron una vuelta por FM La Colectiva. Entre deseos sarcásticos de éxito, fama y dinero, los Mal Pasar dejaron traspasar su mirada sobre la política y el mundo de la música: “Victor Jara fue el más punk de todos”


 

_ ¿En qué momento están los Mal Pasar luego de 19 años en la música?

Gaviota (G): _ Y… nos paramos medio rengos después de tanto tiempo. Más allá de las letras y las canciones, mantenemos una línea politizada que trata de generar conciencia. Fue muy importante haber tocado en el Festival por los Petroleros de Las Heras, buscamos ese tipo de situaciones para tocar, siempre tratamos de estar en esas fechas involucradas con causas sociales que consideramos justas. Eso te para un poco chueco porque tocamos hace como 70 años y no somos ricos todavía…

_ Como integrantes de los medios alternativos, les decimos por experiencia que hay que decir que uno está orgulloso de eso…

Marcos (M): _ Nosotros jugamos con ese doble sentido, nos gusta el humor negro
G: _ Está bien que idealicen a las bandas que vienen cantando cosas y nunca se venden al sistema, pero bueno, mi viejo no me dice lo mismo… (risas) Nosotros no nos vendemos al sistema no porque no queramos, sino porque nadie nos compra, eso es lo más triste…

_ ¿En el mundo del rock hay muchas bandas que se describen orgullosamente de independientes que en realidad les gustaría dejar de serlo?

C: _ El tema es que si viene una multinacional, te llena la billetera y te dice: “vos seguí cantando lo que quieras cantar”, ¿Qué hacemos? Es como tocar en el Pepsi Music, ahí empiezan las grandes contradicciones. ¿Cómo no utilizar a la multinacional para decir lo que uno piensa? Igual yo no lo haría

_ ¿Pero el que hace música no tiene el objetivo de llegarle a la mayor cantidad de gente posible?

M: _ Eso seguro, nosotros somos amigos y tenemos una admiración muy grande por Evaristo (La Polla Records – Gatillazo), y el tipo en una nota en que le hablaban de las modas, le preguntaron: “¿Qué pasaría si La Polla se pusiera de moda?” Él respondió: “Ojalá, así le llego a mucha más gente”. Después vemos que pasa con eso, pero por lo menos uno le puede llegar a alguien que no estaba metido en los temas que cantás.
C: _ Más importante que lo que pueda decir una banda por si sola, y que es un granito de arena, es el cambio que se puede empujar y lograr con una movida cultural en serio, donde las bandas propongan algo distinto y la juventud trate de comprometerse.

_ ¿Y qué aporte hacen desde Mal Pasar para construir esa movida?

C: _ Siempre pensé que no podía ser que no haya una movida cultural en la que las bandas tratemos de hacer algo entre todos, de generar conciencia… Hoy tenés el Frente de Artistas, que es un espacio en el que las bandas se pueden juntar, charlar, y tratar de apuntar a algo concreto. Esas cosas suman, más allá de que haya un partido político detrás del Frente (Partido Obrero). Ya me cansé de cuestionar todo, hay que tratar de unir lo que se pueda, basta de diferencias. Igualmente en el ambiente de la música hay mucha envidia, la gente se mide a ver quién la tienen más grande, que es quien mete más gente. Para mi eso es una basura, si el que mete más gente es el mejor, quiere decir que Macri es un grande, un exitoso porque gana todas las elecciones, y para mi es un pelotudo. Puede haber bandas que convoquen y sean masivas, y para mi son una verdadera mierda. Me chupa un huevo la gente que metan.

10343657_10152209394947613_7992885461350378578_n
Festival por la Absolución de los Petroleros de Las Heras

_ Mal Pasar arranca a tocar durante el menemismo, ¿Creen que en esa coyuntura, en dónde estaba claro quién era el enemigo, era más fácil para las bandas tener un discurso crítico y rebelde que en la actualidad? ¿O encuentran similitudes entre aquellos y estos años?

C: _ Siempre es difícil. En una nota que nos hicieron en Página/12 cuando sacamos el disco La Conquista del Pan, el titulo decía “nosotros le cantábamos a los milicos mientras los punkis le cantaban a la cerveza”. ¡No sabes la felicidad que sentí! En los ’90 nos hicieron mierda, cantábamos en contra de las privatizaciones, de los milicos, siempre fuimos anarquistas y propusimos cosas que en el punk no se veía. Sabíamos que no era el camino para que a los pibes les guste Mal Pasar, estaban en otra onda. Nosotros subíamos a cantar en los festi en Cemento y los pibes no entendían que carajo les estábamos diciendo. Hoy quizás los jóvenes tengan un poco más de conciencia…
M: _ Igual, cultural y políticamente no cambio mucho. Hay mucha similitud.

_ Quienes entienden que el kirchnerismo es algo muy distinto al menemismo critican a las bandas que todavía mantienen una postura combativa. Como que en estos años no se puede seguir tirando piedras…

C: _ Siempre hay que tirar piedras a este sistema capitalista. Cuando era pendejo estaba con las Madres de Plaza de Mayo, la línea de Hebe de Bonafini, porque la Línea Fundadora era la “careta”, y el lema era el “no pago de la deuda externa”. Ahora se ponen contentos porque le pagan al Club de París. Está bien, uno se pone grande, que se yo…

_ ¿Y qué pasa en el punk? A partir de su experiencia en el estilo, de haber conocido a muchísimas personas, tanto del lado de los músicos como del lado del público, ¿Creen que el punk sigue siendo un género rebelde, contracultural, antisistema?

M: _ Ser rebelde no es ser punk. No va por ahí, podés hacer folklore, lo que se te canta el culo. De hecho, dentro del punk no veo muchas bandas rebeldes.
C: _ A mi me gusta mucho Víctor Jara, que es mas punk que los 2 Minutos, los Flema, que todos nosotros juntos. Era el más punk de todos y no usaba distorsión, pero se plantaba con la viola. En los momentos difíciles, cuando Pinocho (Augusto Pinochet) hace el golpe, él sale con su viola a tocar a la Universidad, donde es secuestrado. Eso es ser punk, mucho más que Johnny Rotten.

_ Cuando uno es adolescente y va construyendo su identidad, el punk es receptivo de toda esa energía rebelde y de un deseo de “cambiar el mundo”, ¿Qué pasa a lo largo de los años? ¿El punk perdió su esencia o nunca la tuvo?

C: _ No todos los jóvenes que quisieron cambiar las cosas eran punks, en Latinoamérica nunca ví ningún movimiento punk que quisiera cambiar algo. Los grandes cambios los llevaron adelante los estudiantes junto al movimiento obrero. Ni Santucho ni Tosco sabían que era el punk.

_ Su último disco, La Conquista del Pan, es un recorrido por la vida de un militante. ¿Creen que existen los músicos militantes?

C: _ El militante es el militante de la vida, de todos los días, el que milita, lo hace desde que se levanta. Tiene una determinada conducta y trata de dar el ejemplo, quizás con algún gesto que capaz ni cuenta nos damos. No hace falta decir “yo milito en tal, en cual”, nada de eso.

_ ¿Cómo se viene el 2015, se viene un nuevo disco?

C: _ Este año vamos a terminar la preproducción, y la idea es componer canciones de amor. Así nos vendemos al sistema y no venimos más a estas radios autogestivas y podemos llegar de una vez por todas a Vorterix.com…

Mal Pasar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s