“Desde Revista Cítrica apuntamos a que los medios de comunicación estén en manos de los trabajadores, no de los patrones”

538957_446603658716050_1235163379_n

La Revista Cítrica es una publicación mensual de interés general realizada por la Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica, que fuera fundado y fundido por Jorge Lanata. Dos de sus integrantes, Pablo Bruetman y Jésica Farías, nos visitaron en FM La Colectiva 102.5. El proceso de lucha dado en el año 2010, la identidad construida desde lo alternativo, y la necesidad de una nueva Ley de Promoción de las Revistas Culturales, conforman la esencia de un proyecto que propone disputar la agenda a los grandes medios dominantes.

_ ¿Cómo fue el proceso de lucha, iniciado en el año 2010, que comenzó con el cierre del diario Critica y terminó con la formación de la cooperativa Revista Cítrica?

Pablo Bruetman (P): _ El 2010 fue un año muy particular. La formación de cooperativas es algo que se dio mucho en estos años, sobre todo después del 2001 a partir de empresas que se funden, y trabajadores que las recuperan. Hay mil ejemplos, uno de ellos es el caso del Hotel Bauen, y la comunicación no fue ajena a esto. En el año 2010 tomamos el ejemplo de otros medios de comunicación cooperativos, aunque dentro de la lucha de los trabajadores de Crítica hubo distintas posturas. Lo primero que se resolvió fue intentar que ningún compañero se quedara sin trabajo, lo cual se logró en un ochenta por ciento. Se hicieron tres ejemplares autogestionados, y así fue surgiendo la chispa entre distintos compañeros. Nos juntamos con gente de diarios autogestionados del resto del país, y nos mostraron que en detrimento de lo que estaba impuesto, una cooperativa puede funcionar. Desde Cítrica apuntamos a que los medios de comunicación estén en manos de los trabajadores, no de los patrones, es parte de la esencia de lo que hacemos.

jorge-lanata-124542513

_ A veces definirse como un medio alternativo o comunitario aparece como una etiqueta que cuesta definir, ¿Qué significado le dan desde Revista Cítrica?

Jésica Farías (J): _ Hay que romper con una idea quizás romántica del cooperativismo. Ponemos lo social por delante del capital, pero seguimos siendo empresas y como tales tenemos que ser sustentables, debemos salir a la calle y hacer un producto atractivo. La diferencia es que ponemos lo social por delante de todo.

 P:_ Apuntamos a un público masivo, arrancamos con el objetivo de brindarle a la gente una alternativa, por lo que teníamos que pensar en una calidad y en un contenido que atraiga al público. En Cítrica, tanto en la web como en la revista, metemos todo lo que queremos, las luchas que nos interesan, lo colectivo, lo que no ves en los medios de comunicación dominantes, pero a su vez realizamos una tapa que resulte atrayente.

_ ¿Cómo entienden que Jorge Lanata, su ex patrón, haya construído una figura que lo coloca en un lugar de referente del periodismo para gran parte de la población? 

P: _ Es complicado, nos encontramos con un conflicto, con ira contra Lanata por lo que pasó. Igualmente creo que perdió mucha credibilidad en estos años, a pesar de que hay una construcción mediática que lo pone en otro lugar. En los medios están faltando voces. Por ejemplo, cuando se habla de reinserción laboral, una voz que no puede faltar es la de una persona que estuvo presa e intenta volver al mercado de trabajo, hay temas que no están en consideración de los grandes medios.

_ A pesar de que está vigente la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ustedes proponen una ley de revistas culturales, la “Ley de Promoción de la Producción Independiente y Autogestiva de Comunicación Cultural por Medios Gráficos y de  Internet”. ¿Qué avances concretos se lograrían para las revistas como Cítrica? 

P: _ Todo lo que se logra en materia audiovisual aún está pendiente en las revistas, donde no existe la posibilidad de escuchar otras voces. Nosotros éramos conocedores, antes de salir con la revista, del problema que existía en la distribución. Por ejemplo, si tenés un kiosco de revistas, generalmente necesitás del distribuidor, que es quien las va dejando en los distintos puntos. Esos recorridos que hacen los distribuidores están cooptados por Clarín y La Nación, que también imponen el precio de tapa a los canillitas. Te obligan a vos a tener un precio de tapa que es más alto del que las revistas autogestivas quisieran. El problema más grande, tanto de revistas como diarios, tiene que ver con el costo del papel, que al ser monopólico, lo terminás importando, por ende se hace imposible competir contra Clarín y La Nación, que son Papel Prensa.

J: _ La ley sobre la promoción de revistas culturales busca subsanar esta cuestión, y ver de qué manera podemos distribuir. Somos más de 200 revistas las que apoyamos la ley, y muchas de ellas son de cooperativas, de organizaciones sociales y de PyMES. Se trata también de empezar a posicionarnos, de dejar de ser un resquicio que queda dando vueltas y toca un tema aislado, para pasar a imponer agenda.

Revista Cítrica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s