Ararat: “Hay un solo rock y es libre; los límites se los pone el artista, no la industria”

Foto: Yamila Stereo
Foto: Yamila Stereo

Fue la música la que los unió y les permite recorrer juntos un camino hacia la luz. Sergio Ch (Los Natas), Tito Fargo (Redondos, Sumo, La Gran Martel) y Alfredo Felitte (Taura, Banda de la Muerte ), plasman en “Cabalgata hacia la luz”, tercer disco de Ararat, una obra que “vuelve sobre la raíz del género y a su vez lo reinventa”. Derrocando a Roca charló con ellos e indagó en cada detalle de este nuevo trabajo, pero también en la actualidad del rock, las libertades y límites del género, y las razones por las cuales los Ararat consideran que su música es “un granito de arena para logar el cambio en uno mismo”.

Por Carlos Sanabria @hayquearar y Javier Castillo @javichateau


No suele pasar que la espera se haga agradable. Quizás las paredes que sostienen distintos cuadros enmarcados que hacen referencia a la historia de Los Natas sea lo que entretenga. O quizás es Perry, que huele todo y que reclama cariño en los intervalos en que entra y sale de la cocina. ¿Por qué Perry? Sergio Ch no sabe si su hijo le puso ese nombre tan solo como una forma de acortar el término “perrito” o por “Perry el ornitorrinco”, uno de los personajes de la serie de dibujos animados “Phineas y Ferb”. Cuando el agua del té ya terminó de calentar, el sol se fue hace rato, pero aquí están por fin los tres Ararat. Fargo le sirve a entrevistadores y entrevistados, y se enciende el grabador…

14979_522740111203582_1508053279566474595_n

_ ¿De qué se trata esa “luz” que aparece en el nombre del disco?

Sergio Ch (S): _ Es un lugar hacia donde ir. Vos podés ir en búsqueda de varios lugares, tanto hacia la oscuridad o hacia la luz, nosotros vamos en busca de ella. Tiene que ver con un camino místico con uno mismo, con la amistad, con la no dependencia, con las cosas que te hacen bien. La inspiración no nace de revolver las cosas de las tumbas, sino de buscar un lugar de bienestar.

Tito Fargo (T): _ También lo podes ver como un punto de referencia, hacia donde vamos los tres.

_ ¿En Ararat sigue estando vigente la caracterización de “free rock”, que era una forma de denominar la música de Los Natas? Entendiendo que existe un rock libre, ¿Hay uno que no lo es?

T: _ Hay un solo rock y es libre, si vas a encarar un concepto artístico con una etiqueta y dentro de un perímetro en el que no te podes mover, artísticamente tenés poco camino. La limitación está en el artista, no en los medios.

S: _ Generalmente las etiquetas vienen después.  A Los Natas los llamaron de un montón de maneras, y Ararat también es muy difícil de calificar, igual no depende de nosotros porque no pensamos hacer una banda de “tal estilo”.

Alfredo Felitte (A): _ Este disco lo hicimos porque es lo que queríamos hacer. Si el día de mañana vende 7 millones de copias o 20, no nos va a cambiar ni a hacernos plantear otra cosa. Por suerte tuvimos el apoyo del sello Oui Oui Records, que lo hizo antes de haber escuchado.

 _ ¿Cómo definen la actualidad del rock en la Argentina?

T: _ Estamos sufriendo una liberación del género que estuvo los últimos 20 años atado a conceptos que tienen que ver más con el marketing y con la búsqueda de hacer guita y figurar, que con la música. Eso dio resultados nefastos, y mucha gente muy capacitada se cerró en ese camino. Ahora hay una apertura, bandas nuevas y muy buenas, y se está entendiendo que no hay que estar atado. Además, con la mayor información disponible, con Internet, va todo mucho más rápido. Me encontré con cosas nuevas que se vinculan con los comienzos del rock, con los ’60 y los ‘70.

A: _ Hoy es mucho más fácil hacer y sacar a relucir la música que hace 20 años. No lo es porque te vengan a buscar las compañías a grabar, sino porque tenés más herramientas para hacer música.

T: _ Además hay un apoyo familiar que antes no existía. Antes el rock era muy discriminado, pero hoy muchos padres que fueron rockeros en su momento apoyan a sus hijos.

S: _ Hace 20 años era mucho más difícil, tenías que conocer gente que tenga un estudio, juntar la plata… La oreja del público era mucho más cerrada, tenías que hacer un estilo determinado. Ahora importa más la comunión de la gente, de la música y los sonidos. A su vez, otras cosas de antes estaban buenas, se editaban mucho más discos, se editaban vinilos, y ahora hay tanto acceso a la música y tanta variedad, que perdió un poco de peso lo que era sacar un disco, un álbum. Para hacer algo que realmente baje el martillazo contra la mesa, tenés que tener un concepto muy fuerte por detrás.

Foto: Yamila Stereo
Foto: Yamila Stereo

_ EL rock ha atravesado distintas etapas en la Argentina. A ustedes, la cuestión del contexto político-social, ¿Es algo que les influye en su labor musical o van por lados distintos?

S: _ No somos ajenos para nada, pero no influye en nuestra manera de hacer música. No somos una banda política o social; somos, antes que nada, músicos. Lo primordial es poder expresar lo que nos pasa y llevarlo a un mensaje o concepto. Las letras tienen que ver con reflejos de lo humano, que es humano es homogéneo de toda clase, de todo origen, color y raza.

A: _ No creo que impida nada en lo musical. Lo que te sale artística y emocionalmente lo vas a expresar en el contexto y la forma que sea y como sea.

T: _ Igualmente, si un contexto social o político es totalmente decadente y nocivo, algo que sucede en este país que cada tanto pega la vuelta, el músico se trata de reinventar automáticamente, el contexto no te frena sino que te empuja. Te encontrás quizás con situaciones caóticas, pero tenés cosas para decir aunque sea con una guitarrita. Es una salvación para nosotros tener esa posibilidad. Lo que propone Ararat tiene que ver con una experiencia más de adentro hacia afuera, un concepto más espiritual porque es una necesidad que tenemos. Si cada uno busca eso dentro de si mismo, y todos coincidiéramos en esa búsqueda, capaz que esos contextos caóticos no existirían. Por eso damos nuestro granito de arena para generar un estado de cambio.

 _ Entendiendo que en los últimos años se han modificado las formas de escuchar música, hoy más ligadas a lo aleatorio, a escuchar solo 2 o 3 temas de un mismo disco en contraposición a la escucha de la obra completa. ¿Pueden imaginar cuál sería el momento más adecuado de la vida cotidiana para escuchar ‘Cabalgata hacia la luz’?

S: _ El disco levanta bastante, da ánimo y empuje. Si estás en un momento de cambio el disco ayuda. También lo podés escuchar cuando llegás a la noche a tu casa, te tirás en el sillón, te tomás tres whiskys y te colgás toda la noche escuchando los sonidos de Fargo. Las letras son fuertes y esperanzadoras; son las que llevan la bandera de esta cabalgata hacia la luz.

A: _ Coincido con Sergio; no creo que sea un disco que tenga una hora del día, que sea un disco para un momento determinado al estilo “¡uh, escuchemos Fumanchú que es re rutero!”.

T: _ Es difícil ponerlo desde el principio y saltarte a otro tema; hay un recorrido, tiene ese concepto de obra que se perdió en estos días. Que tenga esa característica es bastante positivo.

 image (2)

_ ¿Qué visión tienen respecto a las descargas de los discos? ¿Les molestaría que se pueda descargar libremente ‘Cabalgata…’?

T: _ Lo veo bastante positivo. Imaginate que una compañía te graba un disco y la mete en un cajón porque “no se parece a la banda del momento”. Lo mejor es tratar de que la gente conozca la música, que te vaya a ver en vivo; a nosotros nos gusta mucho tocar en vivo.

A: _ Para la industria podría ser negativo. Pero la industria es la industria. Ojalá que la gente apueste también a lo físico: que si les gusta tal disco vaya y lo compre. Me crié con los vinilos y para mí era todo un concepto, una especie de ceremonia el hecho de ponerse a escuchar esos discos.

T: _ Las compañías ya no tienen mucho sentido. En el caso de las mega-compañías, están en la lona; crearon a un monstruo que se los comió a ellos mismos. Como artistas nosotros nos corrimos a un costado.

S: _ El día que explote Internet va a haber gente llorando y diciendo que ya no puede bajarse los temas, ja.

 _ A veces las objeciones de parte de los músicos a la piratería, pasan por el lado de: “me rompí el lomo grabando detalles y eso, en un formato comprimido como el mp3, no lo pueden distinguir…”. ¿Les pasa?

S: _ Cuando escuchás el mp3 del disco que te rompiste el culo para grabar y suena bien es porque la embocaste. Ese formato tiene un resumen de lo que es la música que tampoco es malo, es otra forma de escuchar, como si lo hicieras en un parlantito más chiquito.

 _ Tomando como referencia el comunicado de separación de Los Natas en 2012, ¿A qué cosas creen que deben estar atentos en este nuevo camino para que no se repitan historias, para poder cuidar las cosas que en su momento no se cuidaron?

S: _ Cuidar el orden físico y mental, la familia, los hijos, no estar siempre rozando límites tan peligrosos, que fueron justamente los motivos por los cuales la banda se disolvió. Y buscar como inspiración lugares, por lo menos para mi, más de luz, que tal vez en el principio de Natas estaban, pero después la banda se fue intoxicando mucho. De todas formas, estoy recontra agradecido con lo que me pasó, porque fue una carrera buenísima, pero si no hubiera sido como fue, ahora no estaría con ellos (Alfredo, Tito).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s