China: ¿El imperio contraataca?

Map-of-China

El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, visitó varios países de América Latina con promesas de futuras inversiones y acuerdos bilaterales que entusiasman. La potencia oriental está cada vez más inmersa en las economías regionales. ¿Surge un nuevo imperialismo? ¿Pueden coexistir dos imperios? ¿Se vienen nuevos tiempos de hegemonía china? Problemas y desafíos para el bloque latinoamericano.

Por Tomás Hart de Presencia Agraria


  La República Popular China representa el mercado de alimentos más grande del planeta. En un mundo globalizado, los alimentos se producen de formas y en lugares muy diversos por lo que las decisiones que tome China en relación a qué comer y cómo producir traerán repercusiones para todos los países.

  El auge sojero en nuestra región está íntimamente ligado a esta cuestión. A mediados de 1978, China empieza a modernizar su base capitalista y en los 90 comienza a importar soja. Es importante remarcar que China sufrió muchos problemas en relación a la sanidad del alimento y desastres ambientales causados por la producción de carne industrial. En 2008 fue cuando se expandió un brote infeccioso en los cerdos, provocando una suba de precios internos que desfavoreció a toda la población china.

 La importación de soja y la expansión de la producción de carne industrial fueron las condiciones necesarias para que naciera un empresariado transnacional chino vinculado al agronegocio. Varias empresas chinas manejan buena parte de la producción de cereales y de las plantaciones de soja de América Latina. Siguiendo las reglas del “buen imperio” se aseguran el control sobre materias primas que ellos mismos consumen.

 La visita de Xi Jinping entusiasma al gobierno argentino y a la sociedad civil en general. Se habló de una inversión por 7.000 millones de dólares en energía y transporte ferroviario y naval. Además de un acuerdo financiero por 11.000 millones de dolares. Estos acuerdos se presentan como bilaterales. En los papeles ambos países están dispuestos a ayudarse el uno al otro. En esta dirección, hace unas semanas desde el ejecutivo nacional, se envió un proyecto de ley “de inmunidad a las inversiones de otros países vía acuerdos de reciprocidad con bancos centrales”. Si bien existe inversión argentina en el extranjero, es realmente incomparable el capital que puede invertir Argentina en China con el que puede China en Argentina. Se repite la misma lógica de los tratados de libre comercio o los contratos con cláusulas confidenciales: una relación desigual.

 En otro frente, el de los hidrocarburos, es notoria la avanzada del gigante oriental en América Latina. China National Offshore Oil Corporation (CNOOC) se ha convertido en la segunda petrolera en Argentina detrás de la nacionalizada YPF. Otro desembarco de capitales es la aparición de bancos chinos en la región. La inserción en el mundo financiero es imprescindible para una expansión de tipo imperial, ya que implica cierto control sobre las economías mediante especulación.

china_6

 ¿Estamos frente a un nuevo imperialismo? A nivel económico, el imperialismo no solo es representado por EEUU. Las potencias europeas como Alemania e Inglaterra, terminan de conformar, junto a China y Japón, el bloque imperial. Sin embargo, a nivel cultural las cosas no han cambiado mucho. La enorme infiltración de la cultura yanqui en todo el mundo estructura y prefija estándares de belleza, éxito, humor, arte, consumo. En la esfera cultural, EEUU sigue manteniendo la hegemonía.

Tanto el imperio Chino como el yanqui o el europeo están interesados en los bienes comunes naturales de América Latina y África. Esto lleva al borde del abismo tanto a las poblaciones rurales como a las urbanas. Unas despojadas, otras hacinadas y contaminadas por la agroindustria. Ambas utilizadas como mano de obra barata para financiar el desarrollo imperial.

 Frente a esta situación, la alternativa es la planteada por Hugo Chávez hace algunos años: unión y solidaridad latinoamericana. La creación del Banco del Sur, una política energética regional, un mercado de alimentos en conjunto y el aliento a medianos y pequeños productores. Todo respaldado por un fuerte protagonismo popular en las calles para crear el camino hacia la emancipación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s