Charlie 3: “El más punk de la Argentina fue Favaloro”

1450059_10152116809274245_1282555313_n

Los Charlie 3, Esteban ‘Pelado’ Zunzunegui, Martín ‘Peko Dócimo’ y Pablo ‘Birdy’ Florio, nos visitaron en FM La Colectiva. Además de un gran acústico, tuvimos tiempo para repasar sus 17 años de música en el lomo, su relación con la industria musical y cómo ven a la movida punk rocker en la que crecieron. ¿Qué es ser rebelde? ¿Cómo viven las bandas ‘under’ este momento histórico?  

_ ¿En qué andan los Charlie 3? Su último laburo discográfico fue ‘Brilla Oscuro’ del 2010 y pareciera que se han corrido un poco de la escena en el último tiempo…

Esteban: _ Estamos en la composición del nuevo material que nos tiene bastante ocupados… Recientemente dos integrantes fuimos padres (NdR: Esteban y Peko), así que estuvimos un poco atrasados con las obligaciones de la banda, pero en un tiempito estamos de nuevo en el ruedo y componiendo a pleno

_ Si hacemos un viaje en el tiempo, al año 1997, los encontramos a ustedes rodeados de patinetas, birra, con punk y hardcore sonando de fondo ¿Recuerdan mucho esos años? ¿Se idealiza demasiado esa movida cultural?

E: _ Cuando nos miramos en el espejo nos queremos matar porque el 97 fue hace mucho (risas).  Me pone muy contento ver que seguimos juntos, somos el mismo grupo humano de siempre, amigos desde chicos, y al ver tantas bandas que durante estos años se han separado, incluso muchas que se han peleado de por vida, que sigamos juntos más allá de tocar o no, es un privilegio.

Peko: _ Pienso igual, no nos podemos separar, todas nuestras inquietudes y nuestros vínculos musicales se vuelven a unir a pesar de que estuvimos dos años sin tocar. Como decía el Pelado, nos hicimos adultos con Charlie 3. En el 97 éramos pibes de 20 años, y la vida nos preparaba muchas cosas.

E: _ Nos hicimos adultos tarde, en algún momento teníamos que parar…

_ Debe ser necesaria esa distancia en una banda, pero quizás la carrera de músico no lo permite a veces…

E: _ Si un matrimonio necesita tiempo, imaginate 3 hombres… (Risas)

P: _ No estamos con tanto tiempo para ir a tocar como en otros años, como era el ‘97 o la década del 2000, que lo hacíamos muchísimo y grabamos cinco discos. Ahora nos decidimos a sacar el sexto con más tiempo, y que la cosa vaya fluyendo, sin la presión del mercado.

_ ¿Alguna vez recibieron alguna presión del mercado?

P: _ Siempre se trató de una ¨auto presión¨, porque No depende solo de una compañía, a veces sale de que vos querés estar en ese mercado. Igualmente nunca planteamos repetir la formula de tal canción que funcionó, tratamos de evolucionar disco a disco, de cuidar mucho nuestra obra.

E: Hoy en día todas las producciones son independientes, uno licencia la fabricación y distribución con alguna compañía. Cuando éramos Charlie Brown hacíamos mochila, bondi, y a patear la calle, hoy ya no podemos.

_ Haciendo un recorrido por todos los años de Charlie 3 en la música, ¿Cómo está la situación hoy para conseguir lugares para tocar? ¿Persiste el bolichero que pide tantas entradas? ¿Existió alguna vez el real compañerismo entre las bandas?

E: _ Hubo un montón de compañerismo.

P: _ Hoy también. En este tiempo en que dejamos de tocar hubo compañeros y gente cercana, como por ejemplo los chicos de Shaila y de El Otro Yo, que siempre estuvieron atentos y nos invitaron a tocar. La situación respecto a lugares, ahora es mucho más compleja. A las bandas nuevas que no juntan tanta convocatoria, les resulta complicado cubrir los gastos. Es importante la idea que lleva adelante Cristian Aldana, el aporte de la Ley de la Música, que haya lugares para tocar, y que el Estado proporcione y subvencione a lugares para que a las bandas no se les cobre sonido. Igualmente, es responsabilidad también de los grupos moverse y autogestionarse.

_ La pregunta remitía también a que a veces en géneros como el punk o el hardcore, se “espera” que sean todos compañeros, pares, más dispuestos a organizarse…

P: _ Hay un mercado muy chico y mucha oferta de bandas muy buenas en Buenos Aires. Estoy sorprendido del sonido que están pelando algunas, y está buenísimo, pero todavía no hay tanto mercado para el género.

E: _ Tampoco hay tantos lugares hoy como hubo en los ’90, en los ‘00. Antes de Cromañón había un montón de lugares para bandas chicas y medianas que hoy no están. Es muy difícil llenar un teatro, entonces tenés que esperar la oportunidad que se arme un festivalito o que te invite una banda mas grande. Me enteré que en muchos lugares volvió la costumbre de cobrarle las entradas anticipadas a las bandas, espero que no se siga propagando esa tendencia de mierda. Estamos en años de cambio y hay que seguir firmes por lo que luchamos siempre, que es que las bandas under tengan su espacio. Es un esfuerzo de todos, si hay que juntarse habrá que juntarse, lo importante es que no se den por vencidos, porque las cosas están difíciles como siempre lo ha sido para las bandas chicas, al igual que para todos los argentinos. Estamos acostumbrados, pero no vamos a rendirnos así nomás.

10155316_724489400927079_5541751044172449528_n

_ ¿Qué consideración hacen del punk? Entre muchas cosas positivas, en esa movida se suele encontrar cierta intolerancia, la necesidad de marcar “lo que es o no punk”, si tal banda se “vendió” o no… Ustedes han crecido en el género ¿Qué opinión tienen?

E: _ Nosotros sufrimos mucho eso cundo empezamos a salir en la tele, sufrimos mucho el juzgamiento del público.

Pablo: _ Justo cuando tuvimos que cambiar el nombre de la banda, de Charlie Brown a Charlie 3, sacamos el disco Lucero producido por Zeta Bossio. Entonces parte del público flasheó que era por  una cuestión marketinera…

E: _ La realidad es que el nombre Charlie Brown ya estaba registrado y lo tuvimos que cambiar. Con el tiempo uno se da cuenta de que el punk no es la música que tocas, ni como te vestís, sino que es la actitud. El punk más grande de la Argentina es René Favaloro, tuvo la actitud más punk de todas y no tocaba nada. Cuando recibís una critica de esas, no me pongo tan mal porque entendí que también le falta a esa persona entender un montón de cosas. Yo no juzgo más ni me hago mucho problema. A pesar de que llevamos cresta, seguimos siendo punks porque hoy una cresta tiene cualquiera, me pasa que voy a un Pago Fácil o al shopping y veo las remeras de los Ramones y los Pistols en las vitrinas, al final todo lo que hice para revelarme en su momento hoy es moda.  El skate y los cinturones de tachas están en el shopping, los peinados punks se hacen en las mejores peluquerías… Hace poco entré a un local y pregunté por una remera de Joey Ramone que estaba en la vidriera, y la chica que atendía me dijo “¿La remera de quién?”. Hay que adaptarse, lo importante es no cambiar en la esencia, lo de afuera se lo lleva el viento.


2 Comments

  1. René Favaloro? el que dijo que inventó el By-pass y en realidad solo lo modificó junto a un grupo de trabajo inmenso?, el que brindó apoyo a la dictadura militar y el plan represivo que él conocía? el que denigraba al hospital público? el misógino? el homofóbico? el que hablaba de dar tratamiento médico gratuito a los pobres siempre y cuando sean argentinos pero siempre con subsidios suculentos del estado? el que dijo que había que cerrar la educación pública? el que en lugar de denunciar a los que se afanaron la guita de la fundación decidió suicidarse? Ese René Favaloro no es punk, es más bien un terrible fascista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s