Por la unidad de los villeros

10563460_579500755491710_1507090198_n

“Es el Obelisco, lugar simbólico, centro de la ciudad de Bs.As, el lugar que elegimos para dar apertura al Congreso Villero y, una vez más, visibilizarnos. Porque las y los funcionarios a cargo quieren excluirnos, escondernos, mandarnos lejos para construir una ciudad que sea para unos pocos, una ciudad pensada para ricos. Nosotras y nosotros somos parte de esta ciudad, tenemos el derecho de vivir dignamente y nos paramos de mano para defender nuestro lugar, nuestros barrios, nuestros vecinos y vecinas, nuestros hijos e hijas. Nos reunimos con un claro objetivo, la unidad del movimiento villero”

Crónica de Agustin Bontempo (@agusbontempo), en el Congreso Villero.


Así arrancaba el Congreso Villero, con estas palabras que la tarde del viernes 25 de julio, reflejaban el deseo de unidad de todo el movimiento villero. Que anhelaban un trabajo conjunto entre el Movimiento Villas al Frente, la Corriente Villera Independiente, La Garganta Poderosa y su fuerza de comunicación, y los distintos referentes barriales, divorciados por los límites geográficos de la ciudad.

La intención de este Congreso Villero (que es verdad, no fue el primero de estos tiempos, pero sí el primero realmente participativo y heterogéneo) era, desde su concepción, limar asperezas, dejar en segundo lugar egos de nombres, experiencias y banderas, y poner el foco un un objetivo común: la dignidad de los y las villeras. Porque las formas pueden variar, pero todas las villas tienen las mismas problemáticas, todas relacionadas con la ausencia del Estado, con las injusticias que nos propina este sistema, y con los estigmas sociales y culturales.

10567524_579500615491724_1957639588_n

Las responsabilidades son sin lugar a duda, de los malos gobiernos. En la Ciudad de Buenos Aires aparece Mauricio Macri y todo su equipo de gerentes. Pero también es de quienes acuerdan y pactan leyes, y de quienes tienen la responsabilidad de hacer cumplir dichas leyes, pero actúan con absoluta discreción dependiendo de cuanto poder se tenga o de que tan pobre se pueda ser.

Por todo esto (y más), se dio puntapié al Congreso Villero. Primero con una conferencia de lanzamiento en el centro porteño y un poco de arte barrial, luego con todos los debates que el movimiento villero en su conjunto se debía dar. El sábado 26 de julio desde las 9 de la mañana, cientos de vecinos y organizaciones políticas pusieron manos a la obra. Los ejes que disparaban debates, experiencias y especialmente propuestas prácticas, fueron: Educación y Cultura; Inquilinato; Salud, medio ambiente y consumos problemáticos; Juventud; Género; Experiencias Nacionales; Derechos Humanos; Economía Social; Medios de Comunicación; y especialmente Urbanización.

Los diferentes debates se abrieron desde las 10 de la mañana. Hubo Intercambios intensos que no mezquinaron críticas, aportes, preocupaciones, ideas y sobre todo, sinceridad. Porque si había que trabajar en pos de la unidad, este item era central.

10565717_579500672158385_501010506_n

Luego de un parate para almorzar y reponer energías, representantes de las distintas comisiones expusieron los debates y conclusiones de cada espacio. La formación de Asambleas con integrantes de todos los barrios para discutir la comunicación y profundizar la batalla contra los grandes medios y sus estigmas, avanzar con estrategias que incluyan la diversidad de género, autogestionar un sistema de salud preventivo y no curativo, le exigencia al Estado por el cumplimiento de los Derechos Humanos de los villeros, y unificar fuerzas de todas las villas y organizaciones sociales para avanzar en la urbanización de los barrios, fueron algunos de los resultados que se dieron a conocer

Como cierre a este Congreso histórico, tres vecinos de diferentes barrios leyeron un documento conjunto, que afirmaba que “esta historia empieza a cambiar. Los villeros nos juntamos, decididos a salir a dar la pelea. Una lucha que daremos todos juntos. Todos los despreciados, los olvidados, nuestro pueblo desconocido hasta hoy. Nos pensaban rebaño sumiso, y hoy se asustan de este gigante que se pone de pie y empieza a caminar, decidido a enfrentarse a quien gobierne y no respete los derechos que nos corresponden. Por eso celebramos que se cree un espacio que represente a todos los que estamos en la misma, todos los que ponemos el cuerpo para que esta realidad se modifique, y que invite a todos los compañeros y compañeras que sabemos que la solución no llega de arriba, que somos hijos de un reclamo histórico, que es necesario reconstruir el movimiento villero con esta nueva COORDINACIÓN VILLERA surgida de los barrios para encausar este grito que está sacudiendo la Ciudad, este grito que se llama ¡URBANIZACIÓN! Por este presente de lucha donde, por fin, son protagonistas nuestras villas, y por un futuro mejor para todos nuestros pibes, ¡Hasta la victoria, siempre!”

Y así es, parafraseando a Marx, podemos decir que sí, que tiemblen las clases gobernantes, porque el Movimiento Villero está unido y este gigante que ha vuelto a despertar, no se detendrá.

 10563531_579500802158372_998707177_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s