José Seoane: “La riqueza de las industrias del extractivismo contrasta con la pobreza de las regiones donde están instaladas”

Otra-américa

¿Qué quiere decir que un modelo productivo sea “extractivista”? ¿Cuáles son las claves para explicar el desarrollo económico de la última década? José Seoane, sociólogo e investigador de la UBA, y autor del libro “Extractivismo, Despojo y Crisis Climatica” nos visitó en el estudio de FM La Colectiva. Además, en la entrevista que le realizó Derrocando a Roca indagó en las consecuencias de este “modelo”, y desarmó los principales argumentos de aquellos que justifican la llegada de empresas transnacionales como Monsanto, Barrick Gold y Chevron.

_ ¿Qué quiere decir que un modelo económico y productivo sea extractivista?

_ El concepto hace referencia al crecimiento de actividades vinculadas a la explotación de lo que en general se llama recursos naturales: la soja, la mega minería, los hidrocarburos, las plantaciones de árboles, etc. A partir de las transformaciones llevadas a cabo por la implementación de políticas neoliberales en la Argentina tanto en los ’70 como en los ’90, se cambió el modelo y hubo un proceso de desindustrialización, el cual se tradujo en un avance del proceso que se llama reprimarización, o sea un nuevo papel a las actividades primarias exportadoras de materias primas o exportadoras de commodities, actividades extractivas que motorizaron el crecimiento económico que hubo en la Argentina desde el 2003 al 2008.

_ Intuimos que al darle prioridad a la exportación, este modelo tiene una mayor dependencia respecto a lo que sucede en el resto del mundo, ¿Cómo afectó entonces la última crisis económica a los países de América Latina?

_ Lo que la crisis género en nuestros países fue, entre 2008 y 2012, una profundización del extractivismo: llegan más inversiones extranjeras vinculadas a la mega minería, expansión de la soja, compra de tierras y crece la presencia de capital transnacional que vemos diariamente en los medios.

_ ¿Cuáles son las consecuencias de esta profundización, de una mayor presencia de capital transnacional? El sentido común nos dice que esto sería sinónimo de progreso, en fin, algo bueno…

_ Primero, en cuanto al saqueo que se produce, ya que las actuantes son empresas que están beneficiadas por un conjunto de políticas públicas: desgravación impositiva, de subsidios, de promoción, de facilitación, de compra de permisos, de leyes, de regulaciones. Se llevan nuestros recursos naturales, los exportan y tienen sus híper ganancias a costa de los recursos que tenemos en América Latina. Segundo, hay un nivel de devastación ambiental que es inocultable. Son técnicas de extracción de bienes comunes que no son el viejo modelo primario exportador de principio de siglo de la Argentina del cereal y de las vacas, sino más bien se trata de una explotación devastadora del territorio. Por ultimo, se habla del modelo de desarrollo con inclusión social, referencia que instaló el gobierno en los últimos diez años, pero en realidad este desarrollo se basa en la profundización del extractivismo, que supone desplazamiento de poblaciones, apropiación del territorio para grandes transnacionales,  la persecución de los Qom, de las comunidades indígenas en el sur del país, la destrucción de los pueblos cercanos a las mega mineras en el norte y en la cordillera, la destrucción de los glaciares, la apropiación de riquezas a bajo costo que se la llevan afuera.

_ Poniendo el eje en la cuestión de la megaminería, ¿Es necesaria para el desarrollo de la argentina? Uno de los principales argumentos es que ‘trae’ trabajo que de otra manera no existiría…

_ Por un lado, si fundamentalmente lo que se extrae es oro, plata y cobre, y el 98% del oroto y la plata es para exportación, que es fundamentalmente reserva de valor, es decir para especulación… La megaminería consiste en emprendimientos de alta tecnología y, salvo en la fase inicial de construcción, la cantidad de empleo es muy baja. Y hay que calcular toda la economía que destruye, que son todas las actividades agrícola-ganaderas de la zona. Hay que calcular, además, que son emprendimientos que sobreconsumen energía y agua. Pascua-Lama de Barrick Gold tiene calculado que va a usar 1200 litros de agua por segundo en una zona relativamente árida, agua que van a sacar de los glaciares ya que no hay otro acceso. O la Minera Alumbrera, la más grande y más antigua de Argentina, que es uno de los 5 consumidores privados más importantes de energía eléctrica a nivel nacional y consume una veces y media la energía eléctrica de la provincia en la que está instalada. La riqueza de estas industrias contrasta con la pobreza de la región. Catamarca no es una provincia que se ha desarrollado y haya resuelto el problema de la pobreza. Por el contrario, tiene los peores índices en términos de distribución del ingreso y de pobreza e indigencia a nivel nacional

José Seoane

_ ¿Cuál es la relación entre el extractivismo, y el llamado a “profundizar el modelo” del gobierno nacional?

_ Hay una complicidad del modelo en general. El modelo es un neodesarrollismo muy particular, no es un neodesarrollismo en el sentido de la industrialización, sino que se combina con la profundización del extractivismo, porque el modelo tal como fue construido requiere del ingreso de dólares, entonces vemos en los últimos meses esta paradoja: la Barrick Gold anuncia que va a detener su instalación en Pascua-Lama porque el precio del oro viene cayendo, por lo que entonces ahora no le conviene tanto y reclama mayores beneficios, y Julio De Vido (Ministro de Planificación Federal) sale públicamente a decir que “nosotros vamos a obligar a que inviertan”… Es decir: nosotros vamos a obligar a que hagan extractivismo, porque este modelo tal como fue construido depende de los dólares que ingresan de inversiones extranjeras.

_ Quizás esa ‘obligación’ de que este tipo de empresas inviertan está ligada a la última de las premisas que justifican este tipo de empresas en nuestro territorio: que si ellas no estuvieran no se podría sostener la inversión social.

_ Es una falacia. Analicemos la estructura impositiva de recaudación del Estado, las cifras que da AFIP mes por mes: lo que ingresó en los últimos meses por retención a las exportaciones en todo los rubros es alrededor del 7% del ingreso total del Estado, y lo que ingresa por IVA, ganancias y seguridad social, o sea 3 rubros que son fundamentalmente contribuido por los trabajadores, según el año que uno calcule, es entre el 50 y el 70%. No es cierto que el ingreso de las exportaciones haga de un Estado rico. Hay una resistencia a modificar la estructura tributaria.

 

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s