Música

Mosca de 2 minutos: “No tenemos mucho mensaje, bah, alguno que otro tiramos”

 

Foto: Nevena Martinovic

Foto: Nevena Martinovic

A veinte años de su primera producción discográfica, Valentín Alsina (1994), 2 Minutos vuelve a la acción con Valentín Alzheimer. Walter “Mosca” Velázquez, cantante y líder de la banda, hace un repaso de los 27 años de la banda y el fenómeno del punk en Argentina. Además, recuerda a Omar Chabán: “Quizás se mandó sus cagadas, sí. Pero yo le tengo mucho cariño”.

Por @hayquearar y @elberye

Mosca espera en un sillón la siguiente entrevista mientras bromea sobre el cansancio que le produce la gira mediática del nuevo disco. Recibe un balde lleno de latas de cerveza y revolea dos a los integrantes de la banda de hip-hop Lo Pibitos que también aguardan a un par de metros; el primer intento es fallido pero el segundo logran atraparlo. Al rato pide que las devuelvan, le convida a los entrevistadores y propone un brindis por el encuentro y el nuevo disco.

 _ Lo que era Valentín Alsina ahora es Valentín Alzheimer, ¿qué cambió?

 _ Eso es por un juego de tiempo y nombres. Imaginate que salió hace veinte años Valentín Alsina y por este cuerpito, y el de todos los chicos pasó un océano. Mucho show, viajar por todo el mundo. Hay cosas que te las acordás y cosas que no, con la vejez te agarra el Alzheimer. Es un juego de palabra pero, ojo, tenemos un poco de Alzheimer. Algunas cosas cambiaron para peor y otras cosas cambiaron hasta ahí. El rock ahora es más tolerable pero la sociedad no es más tolerable. La gente vos ves por la televisión que está muy intolerante. Yo llegué de viaje hace poco y no entendía nada con los linchamientos. Están todos los medios con esa psicosis de “uh, un chorro, vamos a matarlo”.

 _ 2 Minutos forma parte de una segunda generación de bandas de punk en Argentina. Ustedes fueron criticados por los pioneros del género por haber dejado de lado las supuestas consignas libertarias que traía, y por solo dedicarse a contar “lo que pasa en el barrio”. ¿Qué opinás sobre eso?

 _ Siempre tiramos un par de palos, si buscás en los discos tenés canciones que hablan un poco de eso. Pero tampoco somos La Polla Records o alguno de esos, cada uno tiene su cabecita. ¿Vos escuchaste bandas de punk inglesas como Sham 69 y Cockney Rejects? Hablan un poco de todo eso. En “Vos no confiaste” decíamos: “Vos no confiaste y te fuiste del país; a buscar un futuro inmediato y mucho mejor; hace un año y medio ya que estas viviendo en Madrid; lavando copas en un bar tratando de sobrevivir.

 _ Durante estos años cambió mucho todo lo que implicaba ir a un recital, antes había otra movida, otros horarios y otros lugares como Cemento que no está más. ¿Qué te pasa con eso?

 _ Se extraña mucho. Nosotros nos hicimos muy de abajo como banda, lo tenemos en el corazón. Ya no existe lamentablemente.

 _ Y a Omar Chabán, ¿cómo lo recordás?

 _ Le tengo mucho aprecio, nos dio un lugar y le dio lugar a doscientos millones de bandas. Los que no recuerdan, allá ellos, yo sigo recordando. Lo que pasó fue un complejo quilombo judicial con estos “prende fuego”. Quizás se mandó sus cagadas, sí, pero yo le tengo mucho cariño.

Foto: Nevena Martinovic

Foto: Nevena Martinovic

 _ ¿Cómo es la relación entre las bandas de punk? ¿Antes había más unión para armar cosas de manera autogestiva?

 _ Al principio sí, ahora cada uno hace su camino. Ya somos chicos grandes. De vez en cuando nos juntamos en festivales pero después cada uno hace lo suyo. Es como en una familia, cada hermano toma su camino y después si hacen un asado de juntan. Se pueden llevar bien o llevar mal, no sé.

 _ En los recitales de 2 Minutos siempre le dieron mucho espacio al público, que se subido al escenario a cantar, a saltar, a agitar ¿Por qué?

 _ El público es genial. Nosotros somos mucho de compartir con la gente, creo que se nota. Sube un pibe al escenario y capaz un patovica lo va a matar, entonces le digo: “pará”, le doy un micrófono y le digo “cantá boludo, cantá”. Nunca tuvimos ningún tipo de pleito ni nada con la gente, pero ¿sabés cuántas veces me peleé con patovicas? Me han venido a buscar al camarín: “que salga el de patillitas, que salga el de patillitas” me decían.

 _ ¿Qué crees que quiere mostrar un pibe que lleva hoy una remera de 2 Minutos?

 _ Que le gusta la música. No tenemos mucho mensaje, bah, alguno que otro tiramos. Hacemos cosas que se te meten en el corazón. En 2 Minutos se ven diferentes generaciones, eso no pasa en todas las bandas y me hace muy orgulloso en el buen sentido. Te conmueve la carcasa, ves un crisol de generaciones que quizás no lo esperas. 2 Minutos creo que es antiguo, pero a la vez es atemporal.

 _ Quienes han crecido musicalmente en el punk saben que en el género también hay mucha intolerancia, están las críticas de que si sos o no punk, que si te vendiste, que si salís en la tele, ¿Cómo ves ese tema luego de 27 años de carrera?

 _ “Eh, vos grabás y salís en la tele y sos un puto careta…” Me la fuman, me he cagado a palos doscientas veces. Dentro del punk hay muchas subramas, están los políticos, los veganos, vegetarianos, en nuestros recitales están todos bienvenidos, salvo que no tengan respeto. Si no lo tienen, nos hemos bajado muchas veces del escenario a cagar a trompadas a gente indeseable. No estamos con una bandera de anarquía, 2 Minutos no la va con eso. Si no te gusta, ¿para qué mierda venís?

3 pensamientos en “Mosca de 2 minutos: “No tenemos mucho mensaje, bah, alguno que otro tiramos”

  1. Pingback: Una noche de bonitas canciones: 2 minutos en el Luna Park | Derrocando a Roca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s