Encuentro Nacional de Mujeres: ”Algo cambia en cada mujer que participa”

Imagen

A fines de noviembre se llevó a cabo el 28° Encuentro Nacional de Mujeres, que reunió en la provincia de San Juan a más de 20 mil participantes ¿Cuál es la importancia de este encuentro que cada año se amplía y suma más mujeres? ¿Qué debates fueron centrales? ¿Cuáles serán claves a futuro? A continuación, la reflexión de una de sus participantes, integrante de Derrocando a Roca.

Por Alejandra Santiago

La elección de San Juan no fue azarosa, se relacionó directamente con su situación económica, política y social. En el 2013 uno de los temas centrales fue el extractivismo, y se lo debatió en una provincia exponente del saqueo y explotación transnacional de nuestros recursos naturales, donde se aloja cómodamente, por ejemplo, la empresa Barrick Gold, multinacional minera dedicada a la extracción de oro a cielo abierto más grande del mundo, con sede en la ciudad canadiense de Toronto.

Se definió que en el año 2014 el tema central serán las redes de trata, por lo cual Salta recibirá el 29° Encuentro. Al ser una provincia fronteriza, las redes delictivas de explotación sexual tienen allí uno de sus núcleos más importantes de tráfico de personas. A su vez, tomará relevancia la crítica situación de los pueblos originarios, el aborto clandestino y  la violencia que hace 28 años venimos denunciando.

En 1986 comenzaron los encuentros en la ciudad de Buenos Aires, donde unas mil mujeres discutieron en los talleres las consecuencias de la dictadura militar, la abolición del servicio militar obligatorio, el cupo femenino en la representación parlamentaria, la ley de divorcio, la participación sindical, la creación de secretarias de genero, la necesidad de jardines maternales, las mujeres desaparecidas, la violencia doméstica, los DDHH, el aborto y la sexualidad, entre tantos otros temas.

 Viendo en retrospectiva, los encuentros fueron creciendo, al igual que sus reivindicaciones. Estos se definen como heterogéneos. Cualquier mujer puede participar, sin discriminación alguna. Por eso, entre tantas perspectivas diferentes, es lógico pensar en que se den discusiones y enfrentamientos. El que coloca de un lado a la Iglesia, y a otro a las posturas feministas, es uno de los más notorios por la importancia que tiene el debate sobre la sexualidad y el aborto.

Vale aclarar que las posturas feministas no buscan confrontar con la Fe y las creencias, sino que se plantan frente al discurso católico de NO al aborto, frente a la falsa lucha por la vida que pretenden defender. De este modo, las diversas corrientes que luchan por un aborto seguro, legal y gratuito, reclaman por la vida de las mujeres que desean interrumpir su embarazo de manera voluntaria, y de esta manera terminar con las 100 muertes que, según cifras oficiales, se producen cada año en nuestro país. Por eso la eterna bandera: ‘No más muertes por aborto clandestino”.

En el 2014 el desafío es aumentar el número de participantes, que cada vez seamos más compañeras en el debate y en los talleres. Que nuestra voz siga creciendo para gritar bien fuerte: No más violencia contra las mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s