Miss Bolivia: “El artista tiene un compromiso social, todo hecho artístico implica una posición política”

Fiesta Acapulco Ciudad Konex 6.01.11 foto:Euge Kais Miss Bolivia nos visitó en el estudio de FM La Colectiva y nos presentó su nuevo disco Miau. ¿Qué expresa en su nueva obra? ¿Qué significa en la actualidad ser un artista independiente? ¿Cuál es su visión sobre la relación entre la música y la política? Además, Paz Ferreira expresó su adhesión por el derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito, y por la despenalización de la cannabis.

_ ¿Qué nos contás en Miau, tu nueva obra?

_ Miau, a diferencia de Alhaja, es mucho más autobiográfico. En Alhaja hablaba más en segunda persona, como diciéndote a vos que apagues tu mente y enciendas tu corazón. Y después de tres años, yo no puedo apagar mi mente, por lo cual qué te voy a decir a vos… Este disco tiene historias concretas de lo que es mi vida y sí, por supuesto milito ahí. Pero creo que es momento de conciliar, a veces la lucha se vuelve muy estéril con la intolerancia tan estricta, entonces confío en que con la tolerancia de lo diferente se puede llegar a niveles mucho más altos en la lucha y en la resistencia. Encontré un sonido que me gusta, aquí y ahora, y canto para no morir. Hice este disco porque me pasan muchas cosas que si no las transformaba en una obra me iba a morir, lo hago para eso, es un objetivo un poco egoísta, de autopreservación. Miau es un disco muy cannábico también.

_ ¿A qué te referís con un disco muy cannábico?

_ Uno de mis ejes muy fuertes de militancia tiene que ver con la despenalización del autocultivo y con el autoconsumo de cannabis, marihuana, ya sea en su uso de esparcimiento o medicinal. Pongo mi voz y mi composición al servicio de algo que insiste y que ya está, porque ya está… O sea, siguen capturando todo lo que tiene que ver con lo alternativo, cuando hay muchísimas licencias farmacológicas, el casino, la prostitución, la trata… Yo transmito esta necesidad de volver al origen, a la naturaleza como fuente medicinal y apertura de conciencia, de exaltación de lo que es la conciencia, y creo que puede llegar a provocar un mundo mejor.

_ Desde una mirada por fuera de la música, se piensa que los grupos cuando nacen tienen un objetivo, un fin, como ser masivo, famoso… ¿Cuál es el fin de un artista independiente, es el mismo o es totalmente distinto?

_ Mira, si yo te dijera que hago canciones para cantar con mi familia en el living y con mis amigos de la cuadra te estaría chamuyando. Hago música para compartir con los demás, cuanta más gente escuche lo que hago, mejor. Esa ecuación no equivale a ambición de fama. Junto a un par de personas que trabajan conmigo en Miss Bolivia vivimos de esto, entonces no voy a ‘hipearme’ y decir que no laburo. Miss Bolivia es un trabajo para mí. El objetivo es primero compartir el arte, segundo la auto sustentabilidad del proyecto, y poder sanar y transformar el veneno en medicina a través de lo que hacemos. No sé si es muy ambicioso, pero bueno, la voluntad está.

_ ¿Qué se siente hoy laburar de manera independiente y autogestiva? _ Creo muchísimo en las herramientas que hay al alcance de la mano. Me apena cuando es al revés, cuando el sistema, el monstruo, se sirve de un artista y te chupa la creatividad, te parasita para que él se pueda ensanchar a costa de los que realmente hacen. Pero cuando la batuta la tiene el artista uno se torna un agente activo, participa en todas las instancias de producción, ahí manda uno.

_ ¿Y cuáles son las ventajas y desventajas de un artista independiente? _ Por ejemplo, si tenés excelentes temas que son hits, que los escuchas y son divinos, son re bailables y tienen de todo, para rotar en los medios masivos de comunicación, sale plata. Por más que uno esté dispuesto a pagarla, no se puede, porque ya está agotado todo hasta abril de 2014 por los muñes de las ‘business’. Esos son obstáculos que no tienen que ver ni con el dinero ni con la calidad de tu trabajo, tiene que ver con espacios que están totalmente saturados y no hay nicho, esta hermético, entonces acceder ahí es difícil…

_ Y los lugares para tocar, ¿también son espacios difíciles de acceder, están cooptados por empresas? _ Yo toco en todos lados, en una sala enorme, en una pequeñita, en un bar, en fiestas privadas, eventos públicos, en cosas institucionales. Con esto de ser uno el que dirige, decís “bueno me cabió, no me cabió, es re corta”. Yo, por el formato que manejo que es digital, no tengo problemas para eso. Ahora sí, se de mis colegas que tienen bandas, batería, bajo, backline, flete y demás; esos chabones la pasan mal. Porque Hay un monopolio de las salas mainstream, de primera línea, y otras tienen un parlante horrible, re choto, freído. Podés encontrar lugares intermedios como casas culturales, cooperativas, que son muy lindos y suenan bien, y se rompen el traste para que cada mango que tienen sea invertido en calidad. Se cierran puertas, pero se abren muchas ventanas.

Miss Bolivia en FM La Colectiva
Miss Bolivia en FM La Colectiva

_ ¿Pensás que todavía sigue llamando la atención la mujer que se carga al hombro todo lo que implica ser artista, o es un lugar que de a poco se va ocupando y ya no interesa tanto la cuestión de género?

_ La cuestión de género en la música encierra algunos debates que se ponen obsoletos ¿Cómo es ser mujer en la música? Es bárbaro, hay re pocas, y si aplicas la ley capitalista de oferta demanda, la ley de la escasez, trabajamos todas y muy bien. Por otro lado, es muy difícil a veces conservar el lugar que traés de mujer, el espacio social asignado por default, eso es más difícil, porque lo tenés que transgredir un poco para poder ponerte a la altura de ciertos ‘bussineros’ de la industria, programadores de festivales o bolicheros que te van a tratar quizás como “a una mujer”…

_ Hablando del rol de mujer, vos siempre has acompañado y apoyado la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito. ¿Cómo ves este momento? Sobre todo pensando en un contexto sociocultural bastante particular por la llegada de Bergoglio al Vaticano, con lo cual uno podría pensar que se retrasaría esa lucha…

_ Yo soy militante por la despenalización del aborto, estoy a favor del aborto en sus múltiples vertientes. Considero que es algo pendiente, el audio no pega con el video, se está fuera de fase. Me parece que estaría buenísimo poder volver a sincronizar, que haya una libre elección de las mujeres y de las personas sobre su propia condición, su propia identidad, sus propios órganos, condición de cuando procrear, si quiere y si no, derechos individuales. El aborto es uno de los derechos que están haciendo agua en estos momentos. Pero tengo confianza por todo lo que está pasando, en los últimos diez años hubieron muchas transformaciones. Confío en que eso se va a atender.

_ Ha sobrevolado en la charla la palabra política, y tus letras son políticas. Eso ha formado parte de un debate, sobre la cuestión del artista militante, hasta dónde puede llegar, dónde meterse, sobre qué opinar ¿Cómo vinculas el arte con la política?

_ El artista es un sujeto que tiene una gran cuota de responsabilidad social. Considero al artista un comunicador, creo que hay muchas posibilidades de oficiar del artista canal, aquel que transmite lo que muchos no han dicho o no quieren decir. Yo manejo la música y ahí comunico. No comunico solo lo mío, también lo que está latente y necesita ser dicho. Yo no soy una militante partidaria, pero sí por supuesto que milito en las causas que creo y que me motivan. Por otro lado, cuando hay gestiones políticas o culturales (que no son perfectas porque no considero a ninguna perfecta), pero que me interesan o que me representan en más del 50%, por así decir, yo adscribo, no tengo problema con eso. Prefiero ser apartidaría, pero admiré a distintos líderes políticos, más allá de sus agrupaciones, y me motivan y me inspiran, y me dan confianza y fuerza para seguir. Ellos también son comunicadores. El artista tiene un compromiso social, podés no tomarlo, no es obligatorio, pero el compromiso está. El arte implica una toma de posición política, incluso decir que “yo soy apolítico”, la aposición es una posición. Antes pensaba en la neutralidad como un valor. Esta buena, pero es tibia, y a mí me gusta más caliente, o si hay que ser frio, frio, mi freezer está lleno de muñes. Pero tibia no.

_ ¿Al hip hop y al rap que surgen de los barrios, hay que entenderlos como resistencia cultural, como géneros contrahegemónicos?

_ No me pongo en el lugar de rapera o de cumbiera porque soy transversal, lo que me cuesta un montón de críticas, porque al purista le molesta, necesita el tupperware. Yo soy promiscua en ese aspecto, la prefiero en lo estilístico. No obstante, siento que transito la cultura hip hop, el rap, la cumbia, que todos son estilos populares. Creo que sí son vías de expresión posibles, porque vienen directo de la calle, no tienen tratamiento, no hay tanta elaboración mediática, es corazón, lengua, aire, se propaga. Como es directo, de primera línea, le creemos. Y son micro relatos que van de los barrios, de abajo hacia arriba. Capaz que llegan al mainstream y la descosen, pero son micro relatos. Creo en esa estructura para poder armar una red de información, una constelación piola.

_ ¿Y cómo entendés que en los últimos años hayan ganado lugar estos géneros y estilos que vienen de abajo?

_ Arriba le están dando bola, lamentablemente porque ven que vende, no les importa lo que se dice, pero bueno, estas son formas de utilizar al sistema. Te cabió porque vende, pero bueno, de paso tiro una re data. Hay una frase de René de Calle 13 que dice “Adidas no me usa, yo estoy usando Adidas”. En otra habla de su disquera, y dice “mi disquera es la gente”. El chabón tiene contratos multimillonarios discográficos, usa eso, y después viene a tocar acá cuando fue lo de Mariano Ferreyra. En una escala infinitésima, yo también utilizo la plusvalía que a mí me genera tocar en boliches grosos para financiar mi militancia, porque en ella mis músicos cobran todos igual, yo les pago. Entonces yo ‘bussineo’ así: saco la guita del sistema, y la uso. Me parece justo, por eso estoy re tranqui cuando me preguntan y digo sí, es así, y creo que es eficaz y efectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s