Por el derecho al Aborto legal, seguro y gratuito

1235171_365606856903469_1347818178_n

Por Carlos Sanabria

El viernes 27 de septiembre, bajo la consigna de “Educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar; y aborto legal para no morir”, la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a un abrazo simbólico en el Congreso de la Nación ya que este derecho “requiere tanto su despenalización como una legislación que garantice políticas públicas de acceso universal a la educación sexual; la anticoncepción; el aborto seguro y gratuito en los hospitales públicos y la inclusión de su cobertura en el sistema de salud”

Derrocando a Roca estuvo en el acto y entrevistó a diversos referentes políticos.
Se indagó acerca de la importancia del debate sobre el aborto en la sociedad, las estrategias para que este sea parte de la agenda en la mayoría de la población, y las consecuencias que podría tener para el tratamiento del Derecho al Aborto en el Congreso, vivir en un contexto social y político que tiene a la Iglesia fortalecida por la llegada de Jorge Bergoglio al Vaticano. A continuación se encontrarán con las palabras de Manuela Castañeira (candidata a legisladora por el Nuevo Mas en la Ciudad de Buenos Aires), Itaí Hagman (candidato a diputado nacional por Camino Popular en la Ciudad de Buenos Aires), María Rachid (legisladora por el Frente Para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires) y Miranda González (integrante de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito).

Algunas crifras

El 28 de septiembre se celebra el Día Internacional de Lucha por Despenalización y Legalización del Aborto, según fue decidido en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que se realizó en nuestro país en 1990.

Las cifras en el mundo, indican que cada año 47.000 mujeres mueren por complicaciones derivadas de abortos realizados en procedimientos clandestinos e inseguros, y el 86% del total de los abortos ocurren en países con leyes restrictivas que penalizan su práctica.

En Argentina, se calcula que se realizan más de 400.000 abortos al año, y aquellos realizados en condiciones precarias e inseguras, promueven la principal causa de muerte de mujeres embarazadas. Entre 100 y 300 (sobre todo jóvenes y pobres) mueren cada año. Desde el retorno al sistema democrático, se han presentado más de 50 proyectos en el Congreso para su despenalización. Sin embargo, la deuda sigue pendiente.

Testimonios

int-324595486603_10151336468220418_489982095_nconoceme1

_ ¿Cómo cree que ha avanzado el debate sobre el derecho al aborto en nuestro país en los últimos años?

Manuela Castañeira (MC): El tema por el derecho al aborto está muy instalado, hay una opinión pública muy favorable a esta temática, una gran sensibilidad por los derechos de las mujeres en la Argentina y en el mundo entero. Esto lo hemos podido comprobar en la marcha multitudinaria del 1° de noviembre del año pasado por el tratamiento de estas

leyes, en los Encuentros de Mujeres y en las movilizaciones por Marita Verón. La buena elección en las primarias que hizo el Nuevo MAS con el eje puesto en el derecho al aborto también demuestra la opinión favorable en este tema.

Itaí Hagman (IH): El debate ha crecido muchísimo en los últimos años, a pesar de contar con muchas dificultades porque del lado de adentro del Congreso de la Nación hay un rechazo a tratarlo. Igualmente, cada año se va avanzando, y así como se logró el matrimonio igualitario, se va a lograr el derecho al aborto. Hay que reconocer el trabajo paciente y la militancia de quienes integran el espacio de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, su aporte es fundamental para lograr una enorme deuda de la democracia. En Argentina en el siglo XXI es indignante que cada día sigan muriendo mujeres, pero creo que se va a lograr.

María Rachid (MR): Hemos avanzado en algunos temas, sobre todo lo referido al aborto no punible y la junta de firmas por el derecho al aborto. Pero falta todavía, sobre todo una instancia articuladora que nos haga presionar a todas las organizaciones en conjunto, mas allá de las diferencias que tengamos políticamente, falta esa instancia que nos pueda articular a todos y todas.

Miranda González (MG): Ha crecido el debate social en torno a la necesidad del derecho al aborto seguro legal y gratuito. Desde La Campaña le vamos dando visibilidad al tema, somos una referencia para tratar el tema del aborto y se han sumado muchas organizaciones políticas en el último tiempo. Nos distanciamos de otras propuestas que consideran que el aborto es un tema de decisión y se puede solucionar con pastillas. La información en este país no es algo que compartamos todos por igual, el acceso a estas pastillas cada vez se restringe más, y su utilización sin control médico genera complicaciones, por eso nuestra exigencia es el aborto legal en el hospital, lo que no quita que uno pueda aconsejar el uso de este método por ser menos riesgoso que otros.

_ ¿Cuáles cree que serían las principales estrategias para que el debate sobre el aborto tenga una mayor inserción en el conjunto de la sociedad?

MC: Hay un problema muy grande: los medios. Un sector del periodismo comprende esta temática y nos da espacio para que podamos hablar del tema. Pero por otro lado hay un sector vinculado a los grandes monopolios mediáticos, al Grupo Clarín, que se niega rotundamente a que esto se pueda difundir y así llegar a la casa de la gente, eso ejerce una influencia muy negativa. Además hay que abrir las escuelas a estos debates y sacar toda la educación oscurantista. En Salta por ejemplo, se sacó la materia educación sexual y se puso catequesis como materia obligatoria en las escuelas públicas. No podemos dejar pasar esa situación en ningún lugar del país, tenemos que avanzar para que en los colegios haya una apertura a estos temas, tenemos que discutir el rol de la mujer en la sociedad, el problema de la violencia de género, enseñarle a los pibes que cuando una mujer dice no, es no. Hablar de la diversidad, de que puede existir un amor diverso y que también está bien, y que se pueda problematizar el derecho al aborto. Nuestra responsabilidad es que los pibes puedan ser partícipes de los grandes debates de la sociedad.

IH: Hay que plantearse estrategias lo más audaces posibles para dialogar con el conjunto de la población, sería un error quedarse solamente con un sector social de clase media que concurrió a escuelas laicas y que estaría más permeable a estos debates. Hay que pensar como hacemos para dialogar con un sector de la sociedad donde el peso de la Iglesia es mucho más fuerte, buscar consignas y maneras que no generen un rechazo inmediato. Tenemos que lograr que apoye el conjunto de la población, hay lugares donde la campaña por el aborto no está llegando, y debemos pensar cómo trabajar allí.

MR: Hay que hacer muchas actividades de sensibilización, en la calle, y a través de los medios masivos, los alternativos y los propios que podamos generar. Hay que empezar a generar un costo político para quienes no quieran debatir el tema del aborto, debe haber un compromiso de parte de todos los legisladores de todas las fuerzas para avanzar en este tema. En la Campaña por el Matrimonio Igualitario mostramos historias de vida, estas llegan al corazón de las personas y generan una mayor sensibilidad de la gente. Sirven para deconstruir los prejuicios que uno tiene o la mala información, ya que en la escuela no nos enseñan sobre estos temas. Las historias de vida existen, pero falta generar los canales para que esas historias lleguen a la gente, y así la población se pueda enterar de lo que pasa con el aborto en la Argentina.

MG: Hay que empezar a introducirnos no solo en los sindicatos, sino también en escuelas secundarias, universidades, poder hacer actividades, talleres, debates. Sobre todo el ámbito de la educación escolar, hay muchas inquietudes de las y los docentes, necesidad de materiales y de información. También hay que seguir priorizando acuerdos fuertes, que no tengan que ver con coyunturas electorales, sino con principios.

_ ¿Cómo cree que influye la reciente llegada de Jorge Bergoglio al Vaticano, en el tratamiento legislativo del derecho al aborto?

MC: El kirchnerismo está en contra de este derecho, y en este momento se esconde detrás de la sotana de Bergoglio diciendo que porque hay Papa argentino no podemos avanzar. Eso es una mentira, en los últimos días Jorge Bergoglio pidió por favor que no se hable más del aborto ¿Por qué? ¡Porque pierden feligreses! Eso quiere decir que la gente está a favor de este derecho. La Iglesia está a la defensiva, es hora de que el movimiento de mujeres tome la ofensiva y conquistemos esta ley. Por otro lado, la Iglesia tiene mucho peso en el poder político, tienen fieles directos ocupando bancas del Estado, como Cinthya Hotton y muchos diputados vinculados al Opus Dei. Además, concentran tanto poder en el Estado porque el kirchnerismo se lo ha permitido, durante esta década se ha seguido financiando con 2.500 millones de pesos a la Iglesia Católica. Todo ese dinero lo ponen a funcionar contra las mujeres.

IH: La posibilidad de seguir presionando en el Congreso está. El vínculo de la Iglesia con muchos sectores políticos y candidatos es real, y van a intentar frenarlo y hacer lobby. No creo en las convicciones personales de los diputados, seguramente existen, pero detrás de eso hay poderes fácticos que operan para que ciertos debates no avancen, y hacia afuera eso se plantea como convicciones personales. En la mayoría de las estructuras políticas tradicionales hay vínculos con la Iglesia, en la ciudad de Buenos Aires tenés el PRO y también el UNEN. Pero creo que más allá del lobby en el Congreso, si somos capaces de construir una fuerza social que instale el tema del aborto en la agenda, que construya movilización popular, creo que esto se puede meter en el Congreso. La movilización popular es la presión más fuerte que puede recibir el Congreso.

MR: Siempre hubo relación entre este gobierno y la Iglesia, de hecho una de las reuniones de comisión que tuvimos para llevar adelante el Matrimonio Igualitario, no se pudo llevar a cabo porque Cristina estaba reunida con el Papa anterior. Igualmente eso no impidió que pudiésemos avanzar en el Matrimonio Igualitario. Si hay algo que tiene este gobierno es que más allá de sus convicciones, siempre pone los intereses de los ciudadanos y ciudadanas por encima de los sectores poderosos. No le tengo miedo a la injerencia de la Iglesia Católica.

MG: Si la llegada de Bergoglio al papado tienen algún efecto en este tipo de discusiones, no tiene que ver con la Iglesia misma, sino con los partidos políticos que están en el Congreso y deciden hacer alianzas con ella. No me parece que los credos particulares sean el problema, sino que en nuestro país nunca hubo una real separación entre la Iglesia y el Estado. Las recientes declaraciones del Papa sobre las mujeres que abortan no modifican en nada la situación sobre el debate en torno al aborto.

_ ¿Y cómo cree que la llegada de Bergoglio al papado influye en el conjunto de la sociedad?

MC: Tenemos instituciones que están por debajo del nivel de conciencia y de sensibilidad social respecto de este tema. Hay encuestas que opinan que más del 60% de la población argentina está a favor del aborto en caso de violaciones y riesgo de vida de la mujer, eso no ocurría años atrás. Y un 40% que está a favor del aborto en general. La sociedad está muchos pasos por delante de lo que están las instituciones.

IH: Siempre estuvimos a favor de la separación de la Iglesia del Estado. La idea de que el Estado sostenga el culto religioso es una rémora de otra época. No es un dato positivo la relación actual con la Iglesia y dificulta el avance por la legalización del aborto. Pero la Iglesia siempre se va a oponer a este tipo de proyectos, y en términos de la conciencia de la sociedad argentina, no hemos retrocedido. Más allá de lo que ocurra entre el Gobierno y el Papa, hay condiciones para avanzar en las ideas de igualdad de género, de los derechos de las mujeres, y por la ampliación de derechos democráticos en general.

MR: Los medios masivos de comunicación venden una imagen revolucionaria del Papa, cuando usar determinados zapatos o renunciar a ciertas riquezas no son actitudes revolucionarias. Seduce la idea de que una personas tan poderosa en el mundo pueda estar transformando la realidad de manera positiva, ¿Quién no quiere creer eso? Es mentira, si uno ve las expresiones, las declaraciones del Papa, uno se da cuenta que es pura demagogia, que lo que va a hacer es confundir, pero esa confusión va a durar un tiempo, después la gente se guía por la realidad.

MG: Hay una realidad: la mayoría de la gente en Argentina es católica, y acá hay 460.000 abortos por año, lo que quiere decir que muchas católicas abortan, sea esto o no penalizado por su religión. No tiendo a que este “revival” católico vaya a tener una influencia ni a favor ni en contra muy fuerte. El discurso que está “pegando” es el que más se adapta a las necesidades de la gente, que es sobre la pobreza, el perdón… No las veo negras, si las veo negras es por la organización nuestra, y no por lo que pase entre las personas y la Iglesia. Yo en las personas tengo confianza.

2 Comments

  1. Las entrevistas a dos personajes de la politica de cambios muy profundos en materia legislativa ya es un gran avance para que el aborto sea ya una fuente para las mujeres de mas escasos recursos y poder generar mayores presupuestos por una educación menos sexistas y menos discriminativa contra las mujeres.
    Asoc. Civil de Mujeres. ” FORO DE MUJERES POR LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES”
    IRENE CARI.
    SALTA

  2. Todo muy lindo, pero nadie habla de [email protected] drechos de [email protected] [email protected] !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s