La plaza es mía

63989_10200868135895862_1766758044_n
Fotografía: Analía Cid

El 24 de marzo en la plaza. ¿Qué contar que no hayan ya contado los grandes medios? La juventud que transpira lucha. El independentismo y marchas divididas. Tiempo estimado de lectura: 37 años.

 Por Carlos Sanabria

Esta nota nunca debería haber visto la luz. Contradigo a un viejo docente que decía que a nadie le importa las vicisitudes del un cronista, que él solo está para contar lo que vio. Cómo llegó a un lugar, cuanto tardó, qué le pasó, toda la previa es para que la cena con su esposa tenga sonido, no para ustedes queridos lectores.

Pero bueno, hay que aclarar porqué una nota referida al 24 de marzo en Plaza de Mayo se publica diez días después. Sentí que lo que quería contar no tenía sentido, no tenía lugar. Los medios cercanos al gobierno nacional valoraron la presencia masiva de la juventud en la plaza. Pero de jóvenes comprometidos con su proyecto ¿Había otros? Clarín y cia. se frotaron las manos con la disputa por la plaza. La marcha por Memoria, Verdad y Justicia intentaba entrar y no podía. Banderas rojas malvadas de un lado y celestes y blancas radiantes por otro, dijo la presidenta. Clarín empezó a meter ficha y evitó hablar de un nuevo aniversario del golpe, perfecto. Cero cuestionamientos y autocrítica. A seguir con noticias del papa Francisco.

Llegué a la plaza el 24 intentando desnaturalizar la situación con la que nos íbamos a encontrar. Cada año miles de personas marchan para recordar el último golpe de Estado que sufrió el pueblo argentino, pero ¿Por qué [email protected] que se formaron políticamente pos bajada de cuadro de Videla sienten la necesidad de estar? Digo, porque se suele decir que quienes no han luchado por algo, lo asumirían como dado y lo valorarían menos.

Entonces, para responder ese interrogante empecé a bucear por la plaza: militantes por un proyecto capitalista “en serio”, de organizaciones que concretan alianzas que para soportarlas hay que tener un buen estómago, y de partidos que andan con la Biblia decretando que eso no es socialismo y eso tampoco. Uff. Madres con historia, madres que no se venden, militantes nac & pop con domicilio en Puerto Madero, y el grito de “la plaza es nuestra la puta que lo parió”. Uff. Como postre, el mccartismo cristinista y una patota por aquí y otra por allá. Uff. Ya fue, no escribamos nada.

“¿Y si eligen ver el vaso medio lleno? o con más con más vodka que jugo de naranja, como quieran…” dijo alguien. ¿Cómo es eso? Rescatando a la juventud. A miles de [email protected] que con su movilización homenajean luchas, que hacen uso de la memoria teniendo todas las posibilidades de no hacerlo y hacerle caso a ese tío que les vuelven a decir que “ya es hora de mirar para adelante”. Ahí está Camila, de 17 años que fue para recordar las “vidas humanas, jóvenes como nosotros que lucharon por sus ideales”, y enfatiza que “hay que tener memoria para que no vuelva a pasar”, está Lucía, de 17 años también que considera que estar “es una cuestión de respeto y de memoria”, está Francisco, de 18 que fue para “fortalecer la democracia y para reclamar por los desaparecidos en democracia”, está Agustina, de 19, que considera que participar es “recordar la historia argentina”. Ahí están, ahí estuvimos y vamos a estar.

Che, cronista pedorro, ¿Cómo no vas a tener en cuenta que en las dos marchas se juegan diferentes proyectos de país y de visiones sobre el presente? ¿Y los desaparecidos de hoy? ¿Se puede recordar el sufrimiento de ayer y justificar el de la actualidad? Ya se. Está claro, pero ver el vaso medio lleno implica tener esperanzas de que esto lo vamos a cambiar nosotros, los jóvenes. De que vamos a empezar a llenar esa cáscara vacía que enorgullece tanto que es la democracia. ¿Un poco naif? Puede ser, pero como dice Cortázar en el capítulo 46 de Rayuela: “A veces siento que entre dos que se rompen la cara a trompadas hay mucho más entendimiento que entre los que están ahí mirando desde afuera.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s