Política nacional

Daniel de Santis: “El socialismo no era solamente una ilusión”

Daniel De Santis tiene 63 años. Integró el Comité Central del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) en los’70, y en el 2009 participó de la fundación del partido Unión de Pueblo, que en las últimas elecciones participó dentro del Movimiento Proyecto Sur. Hoy forma parte de la Juventud Guevarista. Nos visitó en el estudio y hablamos acerca de los ’70, la militancia actual, y el momento político de Argentina.

GEDC0899

_ ¿Qué le genera a usted la llegada de un nuevo aniversario del golpe militar de 1976?

_ No me acuerdo que hice ese 24 de Marzo. Sí de otros golpes, pero no ese día, porque para nosotros, los militantes guevaristas revolucionarios, no fue un cambio significativo. El último año de gobierno peronista fue bravo, hubo persecuciones, secuestros, asesinatos,la Tripe Amató mucha gente. Hubo 1.500 muertos durante ese gobierno peronista. Habría que remontarse bastante en la historia para encontrar un gobierno no militar, un gobierno civil, con tantos muertos, tanta persecución. Con el golpe cambió la situación política, pero en el primer momento, no tanto.

_ Usted ha seguido participando en política. Le quería preguntar acerca de una de las banderas principales del kirchnerismo, que es que la juventud volvió a participar a partir de este proyecto “popular” ¿ qué opina?

­_ La juventud argentina hace muchos años que participa en política, hay mayores niveles de participación y otras épocas de más retracción. Por supuesto que después de haber sufrido la desilusión de la “primavera alfonsinista” en los ‘80 y los desengaños del “síganme que no los voy a defraudar” con Menem, la juventud se retrajo en la participación. Después vino “Chacho” Álvarez con el Frente Grande que terminó apoyando a la derecha, y finalmente a De La Rua. Estaúltima oleada de participación de la juventud, tiene su origen en la rebelión del 19 y 20 de diciembre del 2001, del cual el kirchnerismo es hijo. Es un proyecto dentro del capitalismo, que trata de remozarlo, cambiar la política neoliberal en donde la valorización del capital se hacia a través de la especulación financiera, por la valorización del capital a través de un modelo agroexportador minero extractivo. Por eso es que recién después de nueve años están viendo que cosas cambian dela Carta Orgánica del Banco Central, pero de ninguna manera están cambiandola Ley de Entidades Financieras de la dictadura, así que son cambios sobre el reparto de la ganancia que le extraen a los trabajadores explotándolos a través del sistema de explotación capitalistas, pero no son cambios sustanciales. Claro que todo esto está recubierto con un discurso progresista, nacional y popular, pero en los hechos…

_ Y con un discurso acerca de una aparente inclusión de la sociedad…

_ Es muy oportuno que hayas mencionado la palabra inclusión. El peronismo fue peronismo porque la palabra que lo caracterizó fue la de justicia social. Cristina Kirchner no habla más de justicia social, habla de inclusión, y no es lo mismo. La inclusión es “vamos a repartir un poco mejor por lo menos…”, es “te meto dentro de la rueda, te trituro con la explotación, con el trabajo en negro” pero te incluyo. Hay más gente incluida, lo que no quiere decir que haya más justicia social. Es importante diferenciar esto. El kirchnerismo está atravesado por este discurso ambiguo, pero que en realidad encubre la continuidad de un sistema de explotación del hombre por el hombre, de explotación capitalista.

_ Un elemento que me gustaría que compare con los ’70, es el sindicalismo. ¿Ve similitudes con “aquella” burocracia o hay diferencias?

_ La burocracia sindical se ha ido convirtiendo en una especie de empresariado sindical. Cuando asume Perón en 1973, una de las primeras medidas que tomó, fue la reforma del Código Penal, para aumentar las penas con el objetivo de combatir la militancia popular y revolucionaria. ¿Cuál fue la primer medida que tomó Cristina Kirchner cuando asumió por segunda vez? La modificación de la Ley Antiterrorista. ¿Qué otra medida tomó Perón en 1973? La reforma de la Ley de Asociaciones Profesionales o Sindicales, a través de las cuales, le daba más poder al sindicalismo para combatir la movimiento obrero y sindical clasista y revolucionario. En este momento Cristina Kirchner ataca a Hugo Moyano porque, si bien es parte del movimiento peronista, hoy no existe el sindicalismo clasista, no existen las Coordinadoras de Gremios de Luchas como en aquel momento. Pero el obstáculo más importante para los planes de consolidación de este modelo capitalista, es la corriente sindical que lidera Hugo Moyano. Entonces, nosotros si bien no tenemos la misma concepción sindical que Moyano, estamos advirtiendo que igual a 1973, la represión y el intento de control del movimiento obrero.

_ ¿Es de comparar a los jóvenes militantes de la actualidad con los de su época?

_ Comparar nunca es muy simpático, pero si hay que hacer una comparación, le digo a compañeros de 20, 30 años, que en aquel momento militar era muy arriesgado. Uno se jugaba la vida, podías estar 5, 10, 12 años preso, como le ocurrió a miles de compañeros. Pero había una certeza de que al final del camino, avanzábamos hacia la transformación real de la sociedad argentina y latinoamericana. El socialismo no era solamente una ilusión, el proceso de lucha del pueblo argentino en aquellos años se había radicalizado y podemos describirlo como un proceso de lucha revolucionaria por el socialismo. En cambio, en la actualidad, es verdad que no te desaparecen, que no te matan, no estás diez años preso, pero militar es mucho más difícil porque se hace desde el anonimato, es una militancia gris. Los que luchamos por el socialismo, no vemos las posibilidades de un triunfo inmediato, sino que será a largo plazo. Los medios de comunicación masivos están en general alineados con el poder capitalista, la corporación liderada por Clarín y la otra corporación liderada por el gobierno, porque el 25% de los medios de comunicación son K, hace que esa militancia que piensa en terminar con la injusticia y hacer justicia social y no inclusión, esté muy sola, y se va haciendo a los ponchazos.La Juventud Guevaristade la que formo parte, tiene la virtud de haber nucleado después de 8 años de existencia alrededor de 250 jóvenes, todos por una cuestión ideológica, ninguno recibe un sueldo ni nada, todos vienen porque comparten una idea.

_ ¿La militancia K se basa en llegar en un corto plazo a un cargo y cobrar un sueldo, y la militancia que usted perteneció, tenía otro objetivo?

_ Totalmente. A la vuelta del exilio recuerdo haber ido a la Municipalidadde Ensenada, y me dicen “ahora viene los de la JP”, y aparecieron unos chicos disfrazados con unos sombreritos de cotillón, parecía que iban a una fiesta, en que se transformo la gloriosa Juventud Peronista… se me caía el espíritu, el alma. La juventud ha caído cada vez más en la ideología burguesa, en los organismos que maneja el estado capitalista, sin ninguna clase de ideología, sin principios, solamente a través de unas vagas consignas de inclusión social. Está infinitamente lejos del idealismo de aquella juventud peronista que decían ser más revolucionarios que nosotros, porque ellos estaban por el socialismo nacional y nosotros por el socialismo internacional. Siempre defendieron la línea del socialismo nacional, lo recuerdo a Carlos Kunkel, y son coherentes, hay que darles la derecha ya que siempre plantearon lo mismo. Nosotros le decíamos que eso era capitalismo y ellos se resistían… Cristina Kirchner se sinceró cuando asumió Néstor Kirchner en el 2003: “el error de nuestra generación fue haber luchado por el socialismo nacional cuando el pueblo quería un capitalismo nacional“.  Nosotros seguimos luchando por el socialismo, somos guevaristas, ¿quién puede poner en tela de juicio los principios éticos morales del Che Guevara?, la solidaridad, el altruismo, el jugarse por una idea.

_ Una vez establecido el golpe militar, a partir de que la represión se vuelve más jodida y empiezan a caer más militantes, el ERP toma una postura de repliegue. Usted se va del país, pasa por Italia, España y termina en Nicaragua con su familia. ¿Qué le pasó por la cabeza cuando estando en Nicaragua el ERP se divide?

_ Fueron los peores años de mi vida, los años más negros. No por el exilio en sí, sino por la división, la soledad, la pelea entre compañeros. Salieron a relucir viejas miserias. Un militante peronista deLa Plata, Gonzalo Chávez, 10 años mayor que yo, vivió el ‘55 y me dijo: “el exilio divide”. Y es verdad. El exilio es muy jodido, y me golpeó mucho, porque para mí el objetivo era el socialismo y el instrumento de esa lucha era el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Y la miseria de muchos compañeros que afloraron en esos momentos de lucha interna y división, fue un golpe demasiado fuerte que a mí me dejó KO. Pero así, con los despojos de mi cuerpo, y mi poca voluntad, me fui a Nicaragua y milité solidariamente con la revolución Sandinista. Y nos preparamos para regresar ala Argentina.

_ ¿Y qué pasó en el ‘83? ¿Con qué se encontró en cuestión política?

_ Estaba la “Primavera Alfonsinista”. Me llamó mucho la atención la alegría que tenía la gente, estaba contenta. Yo venía de Nicaragua, un país en guerra. En Managua, la capital, en todas las cuadras instalaban refugios antiaéreos. Y de un país en guerra, venirme para la Argentina, la “primavera alfonsinista”… decía “qué simpático, que buena gente que somos los argentinos”, porque todos te trataban bien. Había una esperanza que después fue defraudada. No inmediatamente, porque el primer año y medio del gobierno de Alfonsín, estaba el “ruso” Grinspun, (perdón ruso tenías razón), que fue uno de los mejores ministros de economía que hubo en mucho tiempo, por eso lo corrieron. Lo echaron a patadas. De Grinspun me acuerdo porque no soltó un solo peso para pagar la deuda externa y aumentó el salario. No es poca cosa.

_ Sobre todo viendo lo que había ocurrido en el pasado…

_ Fue el más peronista de los gobiernos radicales. Pero después, y se que muchos se van a enojar, volví a Chivilcoy, de ahí aLa Platay fui al teatro San Martín, donde había actividades de solidaridad. Allí estábamos, lleno de gente, cuando aparecen unos “mechudos”, (cuando yo era joven los llamábamos hippies). Y nosotros éramos de la guerrilla, así que sorprendido digo: “¿con estos hippies tenemos que hacer la revolución?”, o sea, uy! Los pibes se me rieron en la cara. Claro, había cambiado todo. Primero los desparecidos eran chicos buenos, que llevaban el desayuno, el café con leche a los barrios. En algún momento hay que entrar en los temas duros, porque ayer estaba escuchando “Argentina tiene historia”, un programa de Radio Nacional, donde parecía que un día los militares se levantaron con el pie torcido, les agarró la locura y empezaron a matar gente.

_ ¿Se descontextualiza toda la época?

_ Claro. Falsean la historia contando hechos reales. Fue una dictadura genocida, terrorista, la mayoría de los desaparecidos fueron trabajadores y estudiantes. ¿Pero fue genocida y terrorista porque se volvieron locos los militares? No. Porque hace 200 años, desde que aparecieron un barbudo alemán y su amigo, Marx y Engels, la historia no se cuenta porque el príncipe se enamoró de la princesa, o porque el rey se levantó de mal humor y entonces le declaró la guerra a otro reino. Desde hace casi 200 años, la historia se cuenta a través de los procesos económicos sociales, que son los determinantes en última instancia de la ley. ¿Y acá por qué hubo una dictadura? Porque la clase capitalista, principal interesada en el golpe del ‘76, temía perder sus privilegios, sus capitales, porque había una perspectiva de revolución socialista en Argentina. Esto lo niega todo el mundo, lo niega el gobierno. Antes luchaban por el socialismo nacional, luego se olvidaron.

_ Además, por eso se explica que el 24 de Marzo, los delegados de las fábricas fueron el primer objetivo de los militares.

_ Las características de golpe se explican porque el movimiento revolucionario avanzaba. Ayer hablaba con una compañera socióloga y me dice: “ah, pero la mayoría de la clase obrera argentina no era socialista”. Ustedes fíjense la intelectualidad, le exigen a la clase obrera argentina del ‘75 lo que no le exigen a la clase obrera rusa cuando hizo la revolución de febrero de 1917. ¿Cuántos obreros socialistas había en la revolución rusa de 1917? Contados con los dedos de la mano. ¿En la revolución mexicana? ¿y en la revolución cubana en el ’59?. Cuando Fidel Castro entra a La Habana, el 8 de enero del 59, le preguntaron:”¿Fidel ésta revolución es roja?”. Y él respondió: “No, ésta revolución es verde olivo”. Porque si decía que era roja, se tiraban todos los cubanos al mar, y empezaban los obreros. Podemos decir lo mismo de la revolución nicaragüense, y de la mayoría de las revoluciones que se han dado en el mundo: la clase obrera no era, ni por asomo, mayoritariamente socialista. Sí lo fue en Alemania en 1920 y en Chile, donde eran mayoritariamente socialistas y comunistas, pero no triunfaron. Las revoluciones triunfaron con clases obreras que no eran mayoritariamente socialistas. Pero acá, los obreros de las grandes fábricas estaban en tránsito al socialismo.

_ Como última reflexión: ¿Pensás en la “generación del ‘70” como algo homogéneo? ¿Qué perdió la Argentina sin esa generación?

_ Una generación nunca es unánime, por ahí uno dice generación para ubicarlos en el tiempo. Pero hubo 20 años, desde el ‘55 al ‘75, de acumulación de experiencia, conciencia y organización extraordinaria, y eso es lo que se ha perdido. Lo más difícil es recuperar los niveles de conciencia. ¿Qué nos debatimos en la sociedad? Hoy hay un vaciamiento, en primer lugar, de nuestros compañeros y compañeras que perdimos físicamente, un vaciamiento organizativo, ya que no están, no existen, las organizaciones revolucionarias, y hay un vaciamiento ideológico. Por eso nosotros hemos fundadola JuventudGuevarista, porque desde ahí, desde la juventud, nos planteamos recuperar, reorganizar el movimiento socialista y revolucionario para continuar la lucha por la transformación de la sociedad argentina y latinoamericana. Con el Che como bandera, pero también como ideólogo.

GEDC0908

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s